Realiza una Búsqueda

bebe Love by bebe

ste perfume del 2013 se suma a la línea de fragancias de la marca de vestuario femenino "bebe" escrito en minúsculas, siguiendo a las propuestas bebe del 2009. Sheer del 2010 y Gold del 2011 con las que tiene en común un mismo tipo de botella, colocándose en paralelo con otros lanzamientos como Wishes & Dreams, con Love optando por una línea aromática frutal de personalidad juguetona y sensual brillante. El envase conserva la forma de botella de sus 3 predecesores con un frasco con forma de corazón de costados curvados en material metalizado que contiene una ventana central de vidrio transparente rematado por un tapón cilíndrico y un colgante también con forma de corazón, con el borde de la botella teniendo un color rosado intenso. En el sitio de bebe destacan las características del perfume en un nuevo envase de edición limitada aparecido al año siguiente, pero sin indicar en detalle su composición aromática.

En partida la fragancia establece una línea frutal cremosa centrada en frutas rojas acuáticas al lichís, frutillas o fresas, duraznos y mandarinas con un tinte azucarado mesurado, agregando a los 5 minutos florales de gardenias, tuberosas y peonías que se apega al tono de crema planteado al inicio y que a los 10 minutos tiene derivadas hacia mandarinas densas a la cereza, compactando el aroma a los 15 minutos en una crema dominante de duraznos con damascos que posee complementos de magnolias y peonías que se hacen notar a los 20 minutos. En fase media a los 30 minutos el perfume vuelve a líneas frutales ácidas y al agua en mandarinas con duraznos al lichís, sintiéndose pequeños aportes de mango con magnolias con un desarrollo acotado más tropical de guayaba con maracuyá que es contenido al cabo de 1 hora por una línea de crema que no llega a tuberosas y ronda una gardenia con peonías sobre mandarinas. A las 2 horas el aroma se siente más dulce manteniendo una influencia dominante de mandarinas que son seguidas en segundo plano con tonos rosados a la peonía, destacando una crema de durazno que reduce la acidez de las frambuesas y deja una impresión amplia de frutales rojos que caen en la categoría de grosellas, abriendo parte de la estructura frutal a las 3 horas a una crema de vainilla con retorno de ácidos de magnolia que evolucionan de la peonía combinada con los residuales de fruta roja compacta y produciendo ecos de maracuyá, volviendo a incluir a las 4 horas una mayor proporción de tonos cremosos de durazno maduro con azucarados más altos de fruta roja que envían al fondo a la magnolia ácida que se funde con la maracuyá, dejando una impresión de crema parecida a la de Karl Lagerfeld for Her. Al pasar de las 6 horas el perfume reduce parte de las notas frutales rojas favoreciendo un centro que mantiene una apariencia cremosa en duraznos con gardenias y brillos tropicales en mango y maracuyá sobre una base de mandarinas que concentra la acidez del perfume, compactándose el aroma a las 9 horas en líneas precisas y separadas de crema de duraznos, mandarinas y peonías, destacando una característica azucarada más notoria a las 12 horas. En fase final a las 24 horas la fragancia continúa sobre una línea de crema dulce mucho más cercana a frutas rojas y a una peonía montada sobre azucarados de frambuesas, estableciendo una base cálida de duraznos con apariencia tropical a la maracuyá.

La fragancia trae recuerdos del estilo frutal alegre algo denso de la línea de verano de Escada, sosteniéndose en una línea frutal roja con complementos florales que se diferencia de los aromas de sus predecesores de la misma marca que explotan otras familias aromáticas, con el perfume siguiendo un enfoque alegre que a nivel de diario muestra una preferencia en exteriores hacia primavera y verano teniendo una característica atemporal que se centra en la nota de crema y que se adapta a climas fríos bajo techo, sin sentirse como un complemento funcional al momento de realizar actividades deportivas. En oficina el aroma evita caer en un segmento demasiado juvenil manteniéndose en un rango correcto y apegado a lineamientos laborales dentro de lo informal y semiformal, teniendo una efecto memoria bueno si se observa su intensidad y proyección ambiental pero confundiéndose a nivel de notas con otras propuestas basadas en azucarados rojos. En el caso nocturno el perfume se relaja y apunta a situaciones de fiestas informales sin importar la edad de quien lo usa y como una expresión alegre y espontanea de salidas con amigos, manteniendo una imagen elegante no necesariamente sofisticada o compleja en eventos semiformales sosteniéndose en la crema a la magnolia, dejando una impresión de perfume más cotidiano al moverse al segmento formal. En lo romántico la fragancia tiene matices gratos e insinuantes en conversaciones con desconocidos o salidas en pareja, pero necesitando de aplicaciones mesuradas para no marear o molestar a corta distancia. Rango de edad entre 20 y 60 años.