Realiza una Búsqueda

Leyenda Christian Meier by Ésika


Esta fragancia del año 2016, producida por la marca latinoamericana Ésika perteneciente al conglomerado Belcorp, es la tercera fabricada bajo el nombre del actor peruano Christian Meier siguiendo a Pulso del 2009 y a Bravío del 2011, con Leyenda jugando con la capacidad de un hombre seductor y seguro de sí mismo de crear huella en la gente que conoce dejando una marca inconfundible e imborrable. El envase conserva la forma de botella de perfil triangular y aspecto torcido usada en Pulso y Bravío, diferenciándose en el uso de un tapón con brillo metálico y un vidrio con colorido en gradiente que va de azul en la base a transparente. En el sitio de Ésika, dentro de la descripción del producto, mencionan el uso de las siguientes notas: cítricos, cardamomo, lavanda, pachulí y cashmerán o madera de cachemira.

En partida el perfume presenta una nota inicial de lavanda natural que incluye picores ligeros indefinidos en la base y que se afinan a los 5 minutos en un cardamomo alimonado con un tinte floral jabonoso de baja precisión, pasando a los 10 minutos a un enebro con aportes de grosellas rojas suaves que se mueven a los 15 minutos a un cítrico ligero de la familia de la bergamota sobre una lavanda de apariencia más amarga, llegando a los 20 minutos a un tono principal de pomelo que incluye un frutal maduro en desarrollo similar al producido por un grano de tonka. En fase media a los 30 minutos el perfume se centra en una veta tibia y densa que combina tonka con ámbar gris sobre una línea fría de enebro y una base ligera de lavanda limpia al agua, ocurriendo alzas de madera tibia que evolucionan del grano de tonka y tienden hacia ámbar, conservando a 1 hora un punto amargo que desplazan el ámbar gris y el grano de tonka a pomelos. A las 2 horas la fragancia se vuelve más tibia, pasando por un punto cremoso de café similar al usado en la versión original de Blue Seduction de Antonio Banderas y luego pasando a pomelos con tonka y oscilaciones de pachulí confitado, sosteniendo a las 3 horas una línea base de pomelo más suave donde la lavanda baja a un aporte atalcado y facilita el retorno de un ámbar gris con el que tiene un punto aromático en común, todo montado sobre frutales maduros que están entre tonka y bayas de enebro, proponiendo a las 4 horas una mezcla más limpia conformada por ámbar gris y lavanda sin presencia de tibios de tonka. Al pasar de las 6 horas la fragancia baja parte de su intensidad dejando atrás los aportes de pomelo y centrándose en un tibio que considera lavanda y canela sobre un floral cítrico a la flor de azahar con turbios de ámbar gris, elevando a 9 horas la lavanda como nota principal sobre una base más simple de ámbar y canela con un hilo de pomelo más verde que cae a las 12 horas a un aroma más compacto de naranjas y tonka donde la lavanda adquiere una apariencia acuática frutal tipo calone. En fase final a 24 horas del inicio la fragancia disminuye su intensidad centrándose en tonos tibios que dejan atrás el inicio fresco, definiéndose como un atemporal que considera aportes de granos de tonka, ámbar gris a la lavanda y un punto cremoso de café.

Esta fragancia apunta a un enfoque aromático inicialmente diferente al planteado por Pulso y Bravío, evitando el uso de maderas ambaradas y repitiendo sólo una nota común de lavanda que se mezcla con amargos de tonka y pomelo que se vuelven más cálidos hacia el final, teniendo a nivel de diario un foco principal en primavera y verano con algunas secciones tibias que evolucionan a un atemporal de interiores en otoño e invierno, sin tener el desarrollo de un cuerpo funcional que refresque en actividades deportivas. En oficina el aroma se siente más relajado que el de sus predecesores, enfocándose como un perfume más informal y cotidiano con secciones inicialmente amargas y luego tibias al grano de tonka que pueden volverse intrusivas o apartarse de los lineamientos laborales si se aplica en exceso, teniendo un efecto memoria mediano que se confunde con otras propuestas existentes en el mercado, En el caso nocturno el perfume adquiere un mayor potencial de uso aceptando sobreaplicaciones y con la veta amarga con tonka y ámbar gris adaptándose a un público más joven dentro de lo informal siguiendo un estilo parecido al de 1 Million de Paco Rabanne pero con una base de lavanda que mesura este efecto y aporta una limpieza pulcra, manteniendo un desplante relajado en ambientes semiformales sencillos como cenas y reuniones pero sin llegar a un extremo formal. En lo romántico la fragancia produce un primer impacto más bien personal al favorecer tonos amargos de pomelo y vetas de fruta madura, suavizándose con el tiempo y volviéndose más acogedor al pasar de las 2 horas dejando una buena impresión en conversaciones con gente que se conoce por primera vez y en salidas con pareja conocida. Rango de edad entre 25 y 60 años.

Crazy Florever by Ágatha Ruiz de la Prada

Esta fragancia del 2017 de la marca de la diseñadora española Ágatha Ruiz de la Prada se agrega a la línea establecida en torno a Florever del año 2015, el cual surgió como una derivada de Flor del 2000 pero que en el 2016 fue seguida por Sexy Florever, con Crazy siendo una propuesta más alocada que tienen en mente a una mujer extrovertida que quieren sentirse únicas. El envase repite el diseño de botella de Florever con una botella de base curva con una parte superior metálica donde destaca un perfil de flor de 5 pétalos de puntas redondeadas, todo bajo una tonalidad violeta. En el sitio de Ágatha Ruiz de la Prada Perfumes destacan el uso de las siguientes notas: naranjas, kiwi amarillo, magnolias, jengibre, arándanos, manzana verde, flor de azahar, nenúfares, mimosas, fresias, musk, maderas y ámbar.

En partida la fragancia posee un cuerpo tibio de frutas montada sobre un fondo verde de apariencia acuática que se desarrolla a los 5 minutos en un calone que se cruza con loto frío, apareciendo a los 10 minutos dentro de la misma línea de agua un frescor de madera ligera tipo tallos de flores, distinguiéndose a los 15 minutos un sector floral más fragante y alimonado que contiene lirios del valle con jazmín, enfocándose las flores a los 20 minutos en una flor de azahar con un acuático al nerolí con loto y nenúfares. En fase media a los 30 minutos el perfume desarrolla una tibieza de musk que se cruza con ámbar limpio y polvosos de jazmín al iris, con la base tendiendo a 1 hora hacia una resina fragante al benjuí con dulces de bergamota. A las 2 horas se distingue una nota característica de jazmín sintético con violetas y moras usado en otros productos de la marca, pero que tiene una presencia ambiental y que a corta distancia es acompañado en paralelo por tibios de ámbar y madera con tintes silvestres toscos al loto que incluso rozan una lavanda, con el iris creando la idea de tonos de algas en un formato fresco que se confunde con grosellas oscuras, compactándose la fragancia a las 3 horas en un jazmín frío con moras y tintes verdes alimonados tipo lirios del valle que van en aumento desde la base y sosteniéndose sobre un ámbar cremoso, aligerándose el aroma a las 4 horas en un cremoso neutro al musk con vetas menores de iris dulce. A 6 horas del inicio la fragancia presenta alzas en el grupo de resinas dulces definiendo de mejor manera el tono cremoso en tuberosas y gardenias con una base al jabón de jazmines con un residual de duraznos, sosteniéndose en segundo plano un hilo frío de jazmines con moras y violetas donde se desprende un amaderado con cáscaras de mandarina, apagándose por momentos a las 9 horas el conjunto de gardenias, tuberosas y duraznos manteniendo un acabado cremoso próximo a un grano de tonka que es acompañado por retornos verdes de calone, llegando a las 12 horas con la impresión de una flor clásica amielada que contiene almendras como en una mimosa, seguida de un polen dulce que incluye un ámbar con jazmín y puntos de grosellas oscuras con un frescor verde que va entre calone y lirios del valle. En fase final a 24 horas del inicio la fragancia resalta tonos alimonados medianamente plásticos que provienen de una flor de azahar sobre una base verde de calone, sintiéndose un punto de resina al grano de tonka que no llega a vainilla.

Esta variante de Florever se apega a una línea floral cremosa que posee menos frutas que la versión original y que su predecesor Sexy Florever, usando un punto común dentro de la marca en jazmines con moras a la crema y agregando una propuesta en tonos de resina con cruces verdes alimonados que a nivel de diario muestran un perfil atemporal fresco en primavera y con aportes tibios de interiores el otoño e invierno, sin seguir una línea deportiva. En oficina el aroma se apega a líneas laborales cotidianas, destacando una imagen limpia y femenina con aires joviales que encaja en usos informales y semiformales con un efecto memoria que oscila dentro de lo mediano al tener un cuerpo frutal y floral que recuerda la composición de otras fragancias, incluso de la misma marca, destacando en ocasiones puntuales en el punzante de jazmín cremoso al iris. En el caso nocturno el perfume logra una mayor libertad de uso aumentando la dosis aplicada, dando una imagen atemporal alegre en fiestas informales y salidas con amigos, manteniendo el buen ánimo en verano en reuniones semiformales sin gran protocolo pero sintiéndose simple en el extremo formal. En lo romántico el aroma recuerda una combinación floral de primavera con vetas oscuras que reducen su potencial acogedor o de conquista, entendiéndose como una fragancia de disfrute personal. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Herod by Parfums de Marly

Esta fragancia del año 2012, de la marca francesa Parfums de Marly que inspira su colección en las historias del castillo Marly usado por el rey Luis XV para la crianza de sus caballos y donde cada perfume lleva el nombre de una raza o caballo en particular, con Herod haciendo referencia al purasangre inglés King Herod criado por el príncipe William Augustus duque de Cumberland a finales del siglo XVIII y usando una nota central de vainilla ahumada para representar su poder y magnificencia en las pistas de carrera. El envase mantiene la forma de botella estándar de la marca, consistente en un frasco de frente rectangular con esquinas redondeadas y un escudo grabado al frente, todo cubierto por un baño de color gris oscuro metálico. En el sitio de Parfums Marly destacan el uso de las siguientes notas: vainilla, cedro, vetiver, pachulí, cipriol o nagarmota, musk, osmantus, tabaco, franquincienso, ládano, canela y pepperwood (una molécula creada por Givaudan que combina aromas de madera con pimienta).

En partida la fragancia posee una apariencia untuosa con tintes de chocolate, a los cuales se le suma a los 5 minutos un aporte de florales combinados a la flor de azahar y agregando a los 10 minutos indicios de iris, destacando a los 15 minutos una alta estela ambiental con presencia de canela junto con una sección de fruta madura que tiene cercanía con una naranja roja, ocurriendo a los 20 minutos un retorno del chocolate junto con trazas de pachulí, surgiendo tonos tibios a la vainilla. En fase media a los 30 minutos la fragancia muestra una estela ambiental centrada en incienso y mirra donde persiste la tonalidad de chocolate destacando a corta distancia puntos dulce de miel y ládano a la canela, incluyendo a 1 hora variaciones de la naranja roja que pasan por una bergamota intensa, pachulí, granos de tonka y canela con nuevos especiados de clavo de olor y nuez moscada. A las 2 horas el perfume se siente más dulce pasando por caramelo y frutas rojas a la frambuesa con rasgos tostados oscuros parecidos a los usados en los perfumes de la marca Lush y que tienen un origen en inciensos y resinas ahumadas con plástico y cuero, adquiriendo el aroma a las 3 horas una nota punzante al licor que va más allá de un grano de tonka y apunta a ron y coñac con cuero, ládano y vainilla sobre un punto base seco matizado por un caramelo con origen en inciensos, reforzando a las 4 horas el tono de naranja roja que tiene matices de frambuesas y se ubica sobre una canela con caramelo que incluye una línea seca de vetiver. Al pasar de las 6 horas la fragancia vuelve a destacar el aporte inicial de iris combinado con vestigios de frambuesas que se inclinan a moras, afinándose el caramelo en un aporte de incienso que ronda el ládano, mirra y olíbano, elevándose a las 9 horas el iris con un frescor de violetas y un centro al licor de ládano con retornos de vainilla que se sienten más limpios y precisos que un grano de tonka, continuando a las 12 horas con la idea de un licor de violetas con una base derivada de incienso en mirra con miel que proyecta una nota de tabaco a nivel ambiental. En fase final a 24 horas del inicio la fragancia posee una mayor cantidad de matices florales y especiados sobre una base central de incienso al caramelo, destacando una presencia de iris sobre un cardamomo que recuerda porciones de Déclaration de Cartier a corta distancia, persistiendo un tono de licor menos preciso con vainilla seca y vestigios de naranja roja con un mentol de cedro y fríos de ámbar gris con dejos de lavanda que recuperan el enfoque masculino.

La fragancia ofrece un aroma potente que se inspira en la fuerza de un caballo y que se sostiene en resinas dulces al tabaco con cruces frutales y especiados sobre vainilla, en principio teniendo rasgos masculinos pero adaptándose a un público femenino a nivel de diario en un escenario de clima frío de otoño e invierno donde las notas cálidas se proyectan mejor, sin seguir un perfil deportivo. En oficina la fragancia posee matices artesanales que mantienen un perfil unisex centrado en un rango semiformal no complejo, teniendo un efecto memoria bueno en lo particular de las notas que no son usadas con frecuencia en la perfumería más comercial. En el caso nocturno las resinas se apartan de un público informal o juvenil, enfocándose en situaciones que comienzan en el semiformal relajado de invierno y que se adaptan a situaciones apegadas a un protocolo, teniendo una estructura no compleja que puede no sacar su mayor potencial en el caso formal. En lo romántico las notas se sienten dulces y acarameladas pero con matices más secos que restan fuerza a una proyección sensual o de conquista, entendiéndose como un perfume para disfrutar de manera personal. Rango de edad entre 25 y 60 años.

Tease by Paris Hilton

Esta fragancia del año 2010, de la marca de la empresaria Paris Hilton, aparece al año siguiente de Siren pero tomando un enfoque menos personal o fantasioso que otros lanzamientos como Heiress o Fairy Dust que se inspira en la época dorada de Hollywood y en la imagen elegante y sensual de la actriz Marilyn Monroe. con el nombre Tease dando en inglés la idea de un coqueteo pero también teniendo un segundo significado como un peinado excesivo o inflado, como el usado en la época de los años 50 y 60 en Hollywood. El envase considera una botella de perfil cuadrado que se reduce a una base redonda, con el tapón también teniendo una forma cuadrada que se reduce hacia la zona del cuello, con la botella y el tapón presentando gradientes que van de un color violeta oscuro a transparente. En el sitio de Paris Hilton no aparecen referencias a este perfume, sin que se cuente con un detalle oficial sobre su composición.

En partida la fragancia destaca un centro floral clásico pero ligero con vetas verdes próximas a jazmín sobre gardenias que dejan una idea diluida de una sección de Carolina Herrera de 1988 y que a los 5 minutos afina un desarrollo de tuberosas de apariencia cremosa, sumando a los 10 minutos un adicional de duraznos que incrementa el tono de crema que es complementado a los 15 minutos por secciones más secas de polen que apuntan a mimosas y a flores tibias entre madreselva, osmantus y frangipani, agregando a los 20 minutos una línea más áspera de madera que no llega a vainilla y que mantiene la tendencia cremosa del perfume. En fase media a los 30 minutos la fragancia incluye vetas de apariencia roja que se mantienen en segundo plano y que consideran frambuesas con magnolias que no se desarrollan de manera completa pero reducen la potencia de las tuberosas retornándolas a gardenias y ampliando la profundidad de la base florales que pasa por alimonados verdes de fresias y lirios del valle, elevándose a 1 hora la nota de duraznos pero de manera amalgamada con vetas de lirios del valle y gardenias. A las 2 horas el perfume mantiene la sensación de tuberosas pero ampliándose hacia variantes al durazno en osmantus y frangipani con un fondo jabonoso que combina gardenias con jazmín, incluyendo también una veta verde al lirio del valle que posee rasgos cítricos suaves a la bergamota, aumentando la presencia verde y cítrica a las 3 horas con tonos de limón de lirios del valle con jazmines que asumen gran parte de la cremosidad de las tuberosas volviendo a resaltar ideas de osmantus y frangipani con un desvío verde hacia acuáticos de calone, aumentando su proyección ambiental a las 4 horas en una combinación de lirios del valle y flor de azahar de acabado cremoso con tonos secundarios de jazmín y tuberosas con un dejo frutal que reduce el acabado de jabón. A las 6 horas el perfume continúa con la reducción de los grupos de tuberosas y gardenias en favor de una línea de jazmín que provoca un retorno del tono jabonoso, abandonando la línea de durazno y osmantus sosteniendo un frangipani fresco donde la veta cítrica se aproxima a hojas de piña, teniendo el perfume una baja de intensidad ambiental a las 9 horas que eleva a corta distancia los aromas cálidos de tuberosa acompañados de un desvío de los duraznos y los lirios del valle hacia peras, conservando en la base a las 12 horas un centro verde alimonado donde destacan lirios del valle y jazmines con un aporte de peras jugosas que se separan de una capa superior cálida basada en ámbar, mango ligero, madera y musk que contiene matices de bronceador sin aportes de vainilla. En fase final a las 24 horas la fragancia adquiere una tonalidad verde e inocente de jardín que se aparta del inicio clásico centrado en tuberosas considerando una nota central de lirios del valle con jazmín que mantienen un tono cremoso al durazno y que tiende a polen, con matices secundarios cítricos en flor de azahar y bergamota con una base cálida de musk.

La fragancia durante su primera hora presenta una idea de tuberosas clásicas que refuerzan la idea de homenaje a una época clásica dominada por florales cremosos, aligerándose el aroma a partir de este punto para alinearse con un enfoque más moderno y que encaja en un público más amplio y joven, a nivel de diario sintiéndose más grato de usar en primavera y verano pero sin presentar características funcionales deportivas por el centro floral cremoso. En oficina la fragancia llama la atención por un equilibrio entre tonos elegantes y una intensidad mesurada con un fondo cítrico más fresco y dinámico, cubriendo el segmento informal y semiformal encajando a la vez con un lineamiento laboral pulcro, con un efecto memoria que está sobre lo mediano en lo estable y lineal del centro de tuberosas con verdes alimonados. En el caso nocturno el perfume posee una chispa de enfoque pulcro que puede sentirse muy elaborado para un público adolescente pero que se siente agradable en fiestas a edad joven, sosteniéndose en ocasiones semiformales un poco más elaboradas como cenas y reuniones por protocolo, con la veta alimonada verde sintiéndose simple y menos compleja que la competencia existente en un evento formal. En lo romántico la fragancia deja ideas de feminidad que son apreciadas en salidas con pareja conocida al establecer un ambiente grato, funcionando también como una propuesta acogedora y con un dejo sensual implícito en conversaciones con desconocidos. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Bravío Christian Meier by Ésika

Esta fragancia del 2011, de la marca Ésika del grupo latinoamericano Belcorp, aparece a 2 años del lanzamiento de Pulso como una creación bajo el alero de la imagen del actor Christian Meier, con Bravío asumiendo un carácter más salvaje que se inspira en el espíritu indomable de un caballo. El envase repite la botella diseñada para Pulso, consistente en un frasco alargado de perfil triangular donde el borde frontal se tuerce hacia un lado, junto con un tapón con la misma forma que tiene una muesca para facilitar su apretura, cambiando el color del vidrio original de gris a ámbar. En el sitio de Ésika señalan de manera básica las siguientes notas aromáticas: cuero, ámbar y madera.

En partida el perfume sigue una línea central de madera dulce que contiene referencias de incienso al ládano y mirra, sumando a los 5 minutos oscilaciones hacia frutales rojos de apariencia oscura que recuerdan a una rosa clásica pero que se apagan a los 10 minutos quedando por debajo de una capa de cuero alimonado con lavanda de apariencia más silvestre y con tintes de pradera, desarrollando a los 15 minutos un grupo especiado fresco en pimienta y nuez moscada sobre madera que logra una cercanía con el aroma del desaparecido Coriolan de Guerlain, reforzando esta idea a los 20 minutos con notas de alimonados verdes sobre sándalo y cuero. En fase media a los 30 minutos el perfume se mantiene sobre una línea aromática estable de madera dulce que agrega un aporte de miel sobre musgo y nuez moscada, surgiendo tonos de té negro con matices silvestres que se basan en la miel y apuntan a polen, mimosas, vetiver y ajenjo a 1 hora de aplicado. A las 2 horas la fragancia mantiene un enfoque amaderado silvestre con aromas de granos tipo semillas de cilantro alimonado y vetas de ajenjo sobre un cuero que se acerca a musgo fresco, con la lavanda consiguiendo aproximaciones a perfumes clásicos mediterráneos terrosos en la línea de Tuscani per Uomo de Aramis, Gucci pour Homme Original y Coriolan, avanzando hacia una pimienta más fresca que cambia el ajenjo a secos de vetiver, repitiendo a las 3 horas las oscilaciones de miel sobre cuero que adquieren un acabado al tabaco sobre fríos de agua de lavanda, incluyendo a las 4 horas secos de cedro y cardamomo en reemplazo del cuero. Al pasar de las 6 horas el perfume aumenta la presencia de especiados considerando pimienta, nuez moscada, semillas de cilantro y canela que superan a la madera conservando una característica seca de musgo junto con un verde que se ubica entre vetiver y cardamomo sobre un frío de lavanda más fragante por una presencia de ámbar, con la madera siendo reemplazada por completo a las 9 horas por especiados a la canela con un fondo de tabaco y retornos de dulces de ládano con un aporte de naranja, enfocándose a las 12 horas a una composición más seca de musgo y vetiver. En fase final a las 24 horas la fragancia baja notablemente su intensidad tendiendo a una tibieza que incluso ronda un musk, centrándose en especiados amaderados en torno a canela con porciones secas que se ubican entre vetiver y musgo.

La fragancia repite algunas notas planteadas en su predecesor Pulso, como el uso de cuero y madera con lavanda, pero siguiendo en esta ocasión un enfoque se se siente más sincero o espontáneo cubriendo ideas de corte silvestre y apelando a referencias breves de perfumería clásica sin mantenerse en ellas por mucho tiempo, mostrándose en el escenario de diario como un perfume principalmente invernal con momentos verdes secos que lo relajan como un atemporal serio de interiores en primavera y verano, sin ir hacia el lado deportivo. En oficina el perfume se sostiene sobre una línea amaderada con vetas verdes de musgo al cuero que recuerdan tonos de vetiver clásico, mostrándose menos dinámico y más calmado que Pulso y a la vez más serio, teniendo un aroma que no se siente complejo y se adapta a un vestuario informal y semiformal, teniendo un efecto memoria en general mediano pero que tiene su punto alto al comienzo en la veta silvestre tipo Coriolan. A nivel nocturno la fragancia se aleja de usos juveniles informales y de espacios contaminados tipo pubs en favor de reuniones con conocidos en lugares más íntimos, cenas y visitas en casa dentro de un marco semiformal, faltándole potencia para destacar en un escenario formal. En lo romántico el perfume posee notas de perfumería clásica que tienen un público fiel y dejan una imagen masculina tradicional, con la sección silvestre más verde al vetiver pudiendo crear distancia en gente que se conoce por primera vez sin conseguir un ambiente sensual o acogedor. Rango de edad entre 25 y 60 años.