Realiza una Búsqueda

Adrenaline Iced Musk & Ginger by Axe

Esta fragancia del año 2016 es una de las 3 propuestas de la marca de desodorantes y productos masculinos Axe que apuntan a un concepto de perfume, destacando dentro de su nombre a 2 de los ingredientes principales del aroma y evitando el usar gas propelente como en un desodorante spray con el fin de incentivar el uso de aplicaciones mesuradas y desarrollar el concepto de estar perfumado es sinónimo de sentirse bien, con Adrenaline basándose en una nota de musk frío con jengibre. El envase sigue una forma de botella común con sus pares Urban y Signature, consistente en un cilindro de color negro con tapón de la misma forma, destacando por una etiqueta frontal de color rojo. En los sitios de Axe señalan de manera básica las siguientes notas: musk, jengibre, pimienta roja e higos.

En partida la fragancia presenta una característica fresca levemente cítrica con un picor ligero indefinido sobre una base de talco de iris, enfocándose a los 5 minutos en una nota central de calone jabonoso que incluye a los 10 minutos una mayor cantidad de matices verdes al pepino con un fondo de talco, surgiendo a los 15 minutos secciones herbales secas al pasto que rematan a los 20 minutos en una madera al jengibre. En fase media a los 30 minutos el perfume sigue centrado en una línea central de calone con pepino sin tonos dulces de melón, abriéndose a loto y líneas ligeras de lavanda, resaltando a 1 hora líneas verdes de apariencia floral en lirios del valle con aires de coco e higo medianamente terroso. Al superar las 2 horas el perfume se vuelve menos acuático y más seco cambiando el calone por violetas sobre una base de terroso dulce y ligero de hojas de higuera que tiene oscilaciones menores a coco y vainilla, destacando a las 3 horas de manera más notoria la veta de higuera dulce que supera al calone verde pero combinándola con mayores picores de jengibre y madera que compactan el aroma, coincidiendo con una baja de intensidad de la fragancia, teniendo el perfume a las 4 horas un alza del punto de higo que absorbe a la madera y se combina con una cáscara de limón que tiene aires florales verdes a lirios del valle y flor de azahar. A las 6 horas el perfume vuelve a tonos de calone verde que se apartan del tono de pepino y se acercan a variantes florales al nerolí manteniendo la nota de higo en paralelo pero bajando en intensidad, ocurriendo a las 9 horas un punto dulce de bergamota y mandarina que se sostiene sobre una base de limón atalcado que retiene propiedades florales, volviendo a las 12 horas las notas de higo que se sienten más suaves, sin coco y con trazas verdes cítricas tenues. En fase final a las 24 horas la fragancia recupera la nota inicial de calone mezclada con tibios limpios de musk pero con una inclinación floral cítrica hacia nerolí, manteniendo en el fondo una base menor de higo dulce y más herbal que se confunde con vainilla.

Dentro del trío de fragancias de Axe que siguen un formato de perfume, esta versión es la que mantiene la mayor cercanía con un concepto de desodorante al apegarse a líneas frescas dominadas por calone y cítricos, llamando la atención en su punto medio con el alza de la nota de higo, mostrándose a nivel de diario como un aroma de primavera y verano que se adapta de buena manera a la realización de actividades deportivas intensas tipo gimnasio. En oficina el perfume se mantiene dentro de una línea cotidiana no sofisticada y sin mostrarse intrusiva en caso de fallar la dosis aplicada, cubriendo el segmento informal y gradualmente tendiendo hacia el lado semiformal con el paso del tiempo, teniendo un efecto memoria dentro de lo mediano y que tiene momentos más altos en el punto de higuera. En el caso nocturno la fragancia se mantiene dinámica para un público de edad amplia, favoreciendo en especial al segmento adolescente con una propuesta que se siente limpia y con tintes pulcros no extravagantes ni agresivos, pasando de manera calmada a situaciones semiformales sin grandes exigencias protocolares e incluso dando la idea de ser un aroma artesanal ligero, faltándole complejidad para llegar al caso formal. En lo romántico el aroma se muestra sincero y cumpliendo con no sentirse molesto a corta distancia, con el punto de higo sintiéndose algo seco y sin alcanzar a desarrollar un ambiente sensual o de conquista, entendiéndose como un aroma refrescante de disfrute personal. Rango de edad entre 15 y 60 años.

Urban Tobacco & Amber by Axe

Esta fragancia del año 2016 forma parte de la serie de productos masculinos de la marca Axe, creada por Unilever en 1983 e inspirándose como un equivalente para hombres de la línea femenina Impulse, contando con líneas de aromas centradas en desodorantes y complementadas por geles de baño, champús y cremas para el cabello orientadas a un público joven y urbano que gusta cuidar de su imagen personal, surgiendo 3 líneas de aromas llamadas Urban, Adrenaline y Signature que incluyen una fragancia sin gas propelente como los desodorantes donde resaltan dentro del nombre a 2 de sus ingredientes principales, fomentando a su público a conseguir que el aroma sea parte de su estilo personal e invitando a sentirse bien, con Urban basándose en una mezcla de tabaco con ámbar. El envase considera un cilindro de plástico negro opaco con tapón que tiene la misma forma, diferenciándose de sus pares por una etiqueta de color blanco. En los sitios internacionales de Axe aparecen las siguientes notas olfativas para esta fragancia: tabaco, ámbar, limón, lima y vainilla.

En partida la fragancia sigue una línea oscura con una nota central de la familia del ámbar, incluyendo a los 5 minutos tonos de tabaco acaramelado que evolucionan a 10 minutos a un incienso dulce donde el ámbar toma matices de fruta madura sin llegar a granos de tonka, conservando a los 15 minutos un centro dominante de ámbar con miel apagada que se desplaza a los 20 minutos a una madera dulce a la miel con mirra. En fase media a los 30 minutos el perfume baja en intensidad resaltando una veta de madera seca al sándalo con picores neutros al jengibre, ocurriendo cruces breves de bergamota fresca a 1 hora del inicio reteniendo una tonalidad de resina con madera al musgo. A las 2 horas la fragancia baja en intensidad conservando un cuerpo atalcado cercano a resina e incluyendo una veta fría de agua de mandarinas ligera con un punto de caramelo, agregando a las 3 horas un mayor aporte de tonos ácidos dulces que se mantienen alineados con la resina pero reduciendo su dominio favoreciendo una mayor presencia de mirra seca y caramelo, incluyendo a las 4 horas aportes de pimienta, tonka e interferencia de cacao proveniente de un pachulí. Sobre las 6 horas la fragancia sigue sobre una línea central de caramelo que comienza a degradarse y apuntar hacia tonos de fruta neutra madura con un dejo de crema láctea con aportes de ámbar, bajando el aroma a las 9 horas hacia vainilla con un menor aporte de caramelo y una madera fresca con verdes apagados de menta y lavanda, compactándose el aroma a las 12 horas en un tibio de la familia del grano de tonka. En fase final a las 24 horas la fragancia sigue sobre una línea de caramelo con aportes de incienso que asume un formato más seco, sostenido sobre variaciones de cuero y vainilla.

La fragancia propone una estructura limpia que balancea tonos cítricos con una madera fragante que contiene a la nota de tabaco que da el nombre al perfume, sintiéndose un poco más complejo que las propuestas de desodorante existentes en el mercado pero también teniendo menos profundidad que un perfume comercial, teniendo a nivel de diario un comportamiento atemporal con una pequeña preferencia al invierno, con los tonos al caramelo sintiéndose frescos y no molestos en la realización de actividades deportivas mesuradas. En oficina el aroma posee una buena potencia inicial pero pudiendo necesitar de reaplicaciones para hacerse notar a partir del mediodía y en climas fríos, con la mezcla de madera y tabaco acaramelado cubriendo las necesidades de una situación informal cotidiana y llegando al nivel semiformal, teniendo un efecto memoria mediano con potencial alto pero que se ve afectado por la baja intensidad del aroma. A nivel nocturno los tonos dulces llaman la atención en eventos informales, tal vez con la sección de madera y resinas dando una idea de humo de incienso que puede limitar el dinamismo de un público juvenil adolescente, logrando un mejor potencial a mayor edad y en situaciones calmadas semiformales de espacios limpios, faltándole complejidad y potencia para moverse en el segmento formal. En lo romántico las secciones tibias se sienten gratas en compañía de una pareja conocida, sacando provecho de la baja intensidad que se aprecia a corta distancia sin necesitar de reaplicaciones y evitando que las vetas especiadas se escapen de control. Rango de edad entre 25 y 60 años.

Dark Rebel by John Varvatos

Esta fragancia del 2015 forma parte de la colección de perfumes de la marca del diseñador estadounidense John Varvatos, que creó su propia línea de vestuario en el año 2000 y presentó su primer perfume en el 2004 en asociación con Shiseido para continuar con Elizabeth Arden a partir del 2010, con Dark Rebel siendo un producto independiente de sus predecesores John Varvatos for Men, Vintage, Artisan y Star USA que se inspira en la energía de la ciudad de Detroit de donde es originario el diseñador y que explota la faceta rebelde presente en todo hombre. El envase sigue una forma de botella estándar dentro de la marca, con un frasco plano y ancho con hombreras en diagonal y que suele estar decorado por una textura en su zona central que en este caso es un tramado de cordones de cuero negro sobre vidrio negro. En el sitio de John Varvatos señalan que las notas usadas en la fragancia son: ron, cuero, pimienta negra, tabaco y maderas.

En partida la fragancia se mueve en una línea aromática de aquilaria con especiados al cuero que agrega a los 5 minutos notas dulces de mirra con granos de tonka, con la mezcla suavizándose a los 10 minutos al tender hacia un talco de ámbar que tiene referencias a violetas, destacando a los 15 minutos un centro focalizado en cuero con resinas secundarias más amplias que llegan a los 20 minutos a aromas de tonka y cuero con un aire fresco de licor. En fase media a los 30 minutos la fragancia se mantiene en una línea de licor con cuero más seco, teniendo una referencia a perfumería clásica en un tono de tabaco con florales neutros al clavel o jazmín, derivando a 1 hora a plástico ahumado de incienso con pimienta negra. A las 2 horas la fragancia adquiere un matiz ahumado de resinas con un tinte de cuero húmedo que contiene referencias vagas de polvoso de iris, dando a las 3 horas impresiones cercanas a hule que se compensan con fruta madura de granos de tonka y licor con tonos dulces de tabaco que rondan un cacao, refrescándose a las 4 horas la idea de hule al elevarse las vetas frutales de tonka. Sobre las 6 horas el perfume sigue sobre una línea más fresca de licor, cambiando las referencias de resina por una vainilla que recuerda parcialmente el aroma de Casual Friday de Escada, combinando a las 9 horas esta nota de vainilla con madera y cuero que conserva una impresión menor de hule, presentando brevemente en la capa superior a las 12 horas un brillo de granos de tonka con ámbar gris que se disipan para dejar ver una base de cuero con olíbano y puntos ahumados más plásticos en resina. En fase final a las 24 horas el perfume muestra una primera impresión de licor dulce en torno a ron y whisky, dando paso a tonos de resina con una madera seca que contiene a las notas de cuero y tabaco, complementado por tibios de granos de tonka con una idea vaga de lavanda en el fondo.

La fragancia posee una característica central oscura que gira en lo que parecen ser artículos de consumo de un rebelde como cuero, tabaco y licor, teniendo algunas características con la perfumería masculina clásica previa a la década del noventa en el uso de resinas ahumadas sobre maderas especiadas, siguiendo una línea que a nivel de diario encaja mejor en climas fríos de otoño e invierno y sin seguir una orientación deportiva. En oficina el perfume adquiere una personalidad independiente y ocasionalmente empática que se acerca a un autoritarismo, siguiendo una línea invernal parecida a la de Spicebomb de Viktor & Rolf, A*Men de Mugler y L'Instant de Guerlain pour Homme que se mueve mejor en un segmento semiformal o informal de mayor edad, teniendo un efecto memoria bueno por lo llamativo y estable del incienso central con tonka. A nivel nocturno el perfume alcanza su mayor potencial con aromas que recuerdan un pub y casacas de cuero, apuntando a salidas con amigos sobre el nivel adolescente y teniendo un aire sofisticado y con personalidad en situaciones semiformales, pudiendo ser una opción de aroma formal. En lo romántico el perfume posee matices oscuros que pueden crear rechazo a primera instancia, con las secciones de licor alcanzando niveles adictivos a corta distancia que se aprecian mejor en un ambiente de confianza con una pareja conocida o después de bastante tiempo en una conversación desde cero, teniendo una componente sensual sucia implícita. Rango de edad entre 25 y 60 años.

Boum Eau de Parfum by Jeanne Arthes

Esta fragancia, creada en una fecha estimada previa al 2008, es parte de la línea de perfumes de la marca francesa Jeanne Arthes que elabora productos bajo una visión de calidad alcanzable a precios razonables, con Boum siendo la primera de una serie femenina de líneas dulces alegres y con un aire jovial. El envase considera una botella cilíndrica donde su base y parte superior están curvadas y tienen grabado en el vidrio una textura con la palabra "Boum", rematando en un spray que tiene un anillo que bloquea la activación de la válvula, todo en color rojo y rosado. En el sitio de Groupe Arthes no aparece este perfume dentro del catálogo de fragancias, sin que se cuente con un detalle de su estructura aromática.

En partida el perfume destaca notas principales de rosas y duraznos con un fondo acuático que tiene características de loto, sumando a los 5 minutos un punto frutal rojo con matices secos que son aportados por una pimienta rosada, aumentando la presencia de una línea turbia a los 10 minutos que se basa en loto con adicionales de calone e incluyendo a los 15 minutos apariciones de frambuesas, siguiendo a los 20 minutos con tintes verdes adicionales de tallos de flores que se mueven en paralelo con las frambuesas que adquieren un formato de jugo. En fase media a los 30 minutos aumenta la presencia de notas verdes que empujan a las frambuesas hacia una línea polvosa centrada en rosas y peonías, con la veta de durazno también fundiéndose con las flores, apareciendo a 1 hora puntos ásperos de polen que elevan el aporte de frambuesas dejando una base verde floral todavía indefinida. A las 2 horas el perfume combina rosas y violetas con nuevas notas azucaradas que van en alza y que provienen de frambuesas y duraznos maduros al etileno con un adicional de peras, bajando a las 3 horas el aporte de flores en favor de frambuesas más secas y menos jugosas con cruces verdes más definidos en fresias donde las violetas decaen a un fondo metálico, surgiendo a las 4 horas nuevos aportes frutales que acompañan a las frambuesas y que van por mandarinas confitadas y un ácido cercano a piñas que producen una similitud con productos de la marca Ágatha Ruiz de la Prada. Al pasar de las 6 horas el grupo frutal muestra un acabado maduro más licoroso que se cruza con granos de tonka, conservando una línea centrada en duraznos y damascos donde la frambuesa vuelve a peonias y rosas aislando el azucarado como una línea aromática independiente que se vuelve a dominante a las 9 horas, centrada en manzanas y fresas o frutillas en reemplazo del ácido de la frambuesa e incluyendo tonos al limón en fresias verdes, con el grupo frutal tomando a las 12 horas una apariencia menos densa o sintética que abre nuevamente las frambuesas a duraznos con aportes de peonías y mandarinas sobre una base verde al melón similar a un calone. En fase final a las 24 horas el perfume reduce el aporte azucarado manteniéndose en un aroma de frutas rojas con mayor presencia de duraznos, sumando una base dulce de vainilla que aparece mezclada con peonías a la magnolia.

El perfume sigue un estilo de ciudad alegre y joven centrado en azucarados frutales, consiguiendo también adaptarse a edades mayores a las de un público adolescente, apuntando a nivel de diario en primera instancia a usos de primavera y verano sin seguir un perfil deportivo. En oficina la veta frutal en ocasiones se siente sintética durante su fase media, restando elegancia y reduciendo la posibilidad de mostrarse como un producto artesanal, siguiendo una línea más bien cotidiana y empática entre colegas en el segmento informal, logrando un efecto memoria dentro de lo mediano y que ocasionalmente supera este nivel al ser una combinación de notas conocidas mezcladas sin la intención de imitar a otro perfume. En el caso nocturno la fragancia mejora su potencial de uso con un primer público adolescente que favorece situaciones extrovertidas como fiestas o salidas con amigos, manteniendo un enfoque informal a toda edad pero volviendo a niveles jóvenes en el caso semiformal como una forma de compensar la falta de notas elegantes, sin alcanzar a llegar al nivel formal. En lo romántico los azucarados licorosos llaman la atención en conversaciones adolescentes, tendiendo a perder una capacidad sensual o de curiosidad a mayor edad y en situaciones más serias, a nivel general entendiéndose como un perfume de disfrute personal. Rango de edad entre 15 y 60 años.

Mon Paris by Yves Saint Laurent

Este perfume de mediados del 2016 surge como una nueva línea de productos dentro de la serie de fragancias de la marca francesa Yves Saint Laurent, con el aroma reinventando el concepto de chiprés basado en general en una evolución de cítricos y florales con resinas sobre un musgo al pachulí o vetiver, destacando como concepto a París como símbolo del amor y una ciudad que acoge a los amantes. El envase consiste en una botella de forma cúbica y base gruesa cuyos bordes se redondean y suavizan por el uso de caras facetadas, destacando un tapón transparente y un lazo negro en la zona del gollete que tiene una pequeña placa dorada con las iniciales YSL, con el vidior transparente dejando ver un líquido de color rosado a violeta. En el sitio de YSL Beauty de Estados Unidos y Reino Unido destacan las siguientes notas: fresas o frutillas, frambuesas, bergamota, calone, peras, flor de azahar, jazmín, peonías blancas, flor de datura, pachulí, musk, ambroxán, cedro y cristales de musgo.

En la partida el perfume resalta una nota inicial de rosas sobre un durazno maduro que tiene toques de cítricos y un picor ligero basado en pimienta rosada, afinando a los 5 minutos el aroma en mandarinas con una traza de frambuesas que se confunde con las rosas destacando vetas secundarias de pachulí que se aprecian a los 10 minutos pero confundiéndose con té negro e incluyendo secundarios de frambuesas moras, ocurriendo a los 15 minutos un alza del aporte de pachulí que va acompañado de un punto breve de cuero y conservando una base de frambuesas, sumando a los 20 minutos secciones de tallos a la pimienta rosada. En fase media a los 30 minutos el perfume incrementa la notoriedad de las secciones ácidas cítricas que aparecen montadas sobre un pachulí terroso próximo a iris, enfocándose a 1 hora a una rosa amaderada con inclusiones de té negro que sobrepasan al pachulí, manteniendo en la base una mora metálica a la violeta. A las 2 horas el perfume conserva un centro de pachulí que baja en presencia favoreciendo una acidez centrada en rosas y que incluye picores especiados tenues dentro de la familia de la pimienta rosada y la nuez moscada, por momentos combinándose las rosas con pachulí y produciendo vetas esporádicas de frambuesas, con el tinte metálico de las violetas cambiando a las 3 horas a una canela con madera que enmascara el pachulí reforzando una idea de chiprés de rosas oscuras con aportes de frambuesas con moras, incrementando a las 4 horas los matices frutales que se sienten más azucarados y centrados en frambuesas con moras a los que se suman tonos de durazno y un ácido de la familia de la piña que dejan atrás el efecto chiprés. A las 6 horas la fragancia sigue un perfil de pachulí frutal que tiene rasgos parecidos a La vie est belle de Lancôme pero elevando la proporción de frutas ácidas a la piña sin llegar a los niveles de Angel de Thierry Mugler, surgiendo un centro neutro dulce que posee rasgos no precisos de pera con una interferencia de rosas, favoreciendo a las 9 horas la presencia de una rosa que se siente más cremosa y que conserva en el fondo aportes de pachulí con tonos metálicos pero agregando secciones verdes ásperas próximas a tallos de jazmín y pimienta rosada con un dulzor de polen de la familia del ylang-ylang, teniendo las 12 horas un momento más dulce con una combinación dominante frutal de frambuesas, damascos, piña y mandarina sobre un hilo secundario de pachulí verde con influencia de moras. En fase final a las 24 horas la fragancia reduce a un mínimo la presencia de pachulí favoreciendo una capa superior de frambuesas secas que se sienten oscuras por un vestigio de moras, presentando una base más profunda que contiene dejos de miel heredados de un ylang-ylang, canela, resinas imprecisas y verdes cercanos a una flor de azahar con savia.

La fragancia posee un enfoque oscuro con rasgos chiprés que se sostiene en puntos elegantes de rosas y una veta de frambuesa que puede interpretarse como un guiño clásico o joven, teniendo variaciones frutales y terrosas que a nivel de diario siguen un comportamiento atemporal que se adapta a climas fríos o medianamente calurosos pero sin tener características funcionales deportivas. En oficina la fragancia sostiene una base de corte elegante con complementos dulces frescos que evitan el nivel cotidiano, manteniendo la mayor parte del tiempo un enfoque semiformal que ocasionalmente se relaja a informal en invierno, con un efecto memoria oscilante que se centra en mediano por un aumento en el mercado de ofertas basadas en pachulí frutal. En el caso nocturno la fragancia se aparta de situaciones juveniles donde el aroma se siente demasiado serio y con un aspecto maduro, apuntando a un público semiformal que asiste a eventos y cenas protocolares pero que también se relaja asistiendo a casas de amigos dentro de un marco pulcro, con las frutas desviando la atención de la fragancia en una situación formal. En lo romántico las proporciones de las notas usadas son altas creando una sensación de tintes densos que puede cansar o marear a corta distancia, entendiéndose como un aroma de disfrute personal. Rango de edad entre 25 y 60 años.