Realiza una Búsqueda

Lady Million Eau My Gold! by Paco Rabanne

Este perfume aparecido a mediados del 2014 corresponde a una edición derivada de Lady Million del año 2010, el cual a su vez es la versión femenina de 1 Million del 2008, con "Eau my Gold!" jugando por tener un sonido muy parecido a la expresión de asombro inglesa "Oh my God!" ("¡Oh Dios mío!"), puntualmente con esta variante diferenciándose a nivel de envase con otras ediciones de Lady Million y dando la idea de ir por un camino independiente, proponiéndose con un enfoque más festivo donde se reúnen el lujo exuberante y la fantasía de la puesta en escena de un show. El envase toma las características principales de la botella de Lady Million, como el tapón dorado donde va escrito el nombre de la fragancia y el cuerpo cubierto de facetas, alargando la zona del frasco de vidrio y permitiendo que se pueda sostener mejor en su base que se mantiene estrecha. En el sitio de Paco Rabanne establecen que las notas principales del perfume son: mango, pomelo, violetas, flor de azahar, cedro y musk.

En partida la fragancia presenta una veta central cremosa, con rasgos de la familia del durazno que se aproximan a mangos verdes no maduros pero que poseen una influencia floral que a nivel de perfumería muestra una mayor cercanía a notas de gardenia y tuberosa, afinando a los 5 minutos la participación de una flor de azahar que aporta un alimonado polvoso y verde en la base, bajando gradualmente la presencia cremosa hasta los 15 minutos en que se siente una baja drástica del grupo de tuberosas y duraznos, sosteniendo la flor de azahar con una componente alimonada que se combina con vetas limpias de la familia del jazmín a los 20 minutos. Sobre los 30 minutos la baja de la tonalidad de crema permite ascensos de notas de jazmín que contienen una traza similar a violetas apagadas, con la línea de flor de azahar cambiando por efecto de los vestigios de crema hacia una mandarina concentrada con aires de naranja roja, llegando a 1 hora con un efecto más verde basado en violetas alimonadas y que a nivel ambiental deja una impresión masculina breve. Sobre las 2 horas el perfume abandona gran parte de la carga cremosa centrándose en tonos alimonados de flores blancas que giran en polvoso de lirios del valle como una variante sin porciones plásticas de la flor de azahar, incluyendo un picor de fondo que no alcanza a llegar a especiados y que ronda un tallo de flores con una cáscara seca de cítrico dentro de un marco verde que por momentos pasa a un alimonado floral, presentando impresiones diversas a las 3 horas que incluyen por el lado de las violetas la idea de una versión al agua de Halloween de Jesús del Pozo, y que combinadas con la flor de azahar y las vetas cítricas verdes apuntan a mezclas similares a jazmín, moviéndose a la par con un repunte de la veta cremosa que va por gardenias sin volver al grupo frutal, ascendiendo a las 4 horas el especiado de tallos que refuerza el fondo verde dejando la idea de jazmines unidos de cerca con lirios del valle en un formato más serio que repuntan la presencia de alimonados neutros ligeramente punzantes por la influencia del especiado. Sobre las 6 horas la fragancia vuelve a presentar el tono masculino, sosteniéndose en especiados con florales más bajos y un aire de limón, con el cremoso teniendo un comportamiento neutro menos frutal que ronda el ámbar y el musk, volviendo a las 9 horas a una tonalidad femenina por un alza floral que se mantiene baja más una presencia frutal ácida de la familia de la naranja y la bergamota, aumentando un azucarado independiente sin origen en ninguna de las notas anteriores como una evolución de la crema, llegando a las 12 horas con una amalgama más compacta y confusa donde las flores proyectan líneas polvosas alimonadas comunes con fresias, lirios del valle y jazmines solapadas por musk, con un aporte de naranjas rojas y tintes cercanos a ramas y tallos vegetales. En fase final a las 24 horas el aroma se suaviza notablemente, presentando un dulce ligeramente ácido cercano a la familia de las rosas junto con verdes limpios florales y un picor de tallo de rosas mínimo, conservando al fondo un vestigio de crema que tiene mayor cercanía con un musk

La fragancia destaca por una primera capa cremosa y densa que frena algunas actividades de tipo cotidiano y que se proyecta al segmento juvenil extrovertido, cambiando este estilo sobre las 2 horas al mantenerse en una tonalidad floral más fresca pero también con tintes serios, con ambas líneas moviéndose a nivel de diario dentro de una preferencia de uso primaveral y veraniega, evitando el uso en situaciones demasiado calurosas o que hagan transpirar en exceso como en el gimnasio o en actividades dinámicas, en especial durante el dominio de la capa de crema. En oficina la fragancia tiene un momento de intrusividad que se calma al bajar la capa tipo tuberosa, mostrando una presencia más plana que se apega a una proyección limpia que bordea el estilo clásico de jabón artesanal sobre una base verde, con un efecto memoria mediano a nivel de estructura donde se confunden las apariciones de crema y florales alimonados cruzados con especiado de tallos, y que se potencia por encima del promedio por la intrusividad de la crema con el alimonado final, moviéndose en un rango de informal pulcro a semiformal relajado. En el escenario nocturno la fragancia cae la mayor parte del tiempo en un desplante serio aunque fresco sin llegar a la complejidad de un clásico formal, dejando una impresión rígida en fiestas juveniles que lo mantienen en un segmento semiformal de vestuario pulcro medianamente social. En lo romántico el perfume presenta varios saltos de familias aromáticas, con el hilo central alimonado sin apuntar a una intención de conquista y acercándose a la intención de ser una fragancia de disfrute personal.

CH Grand Tour by Carolina Herrera

Este perfume del año 2014 aparece en compañía de una versión masculina y ambas apegándose a un formato de edición limitada similar al manejado por otras fragancias de Carolina Herrera como la serie veraniega de 212 y 212 Men, en particular con Grand Tour basándose en las impresiones de un viaje de lujo en tren por zonas de América que aportan con aromas particulares, destacando Brasil, México y Argentina en el uso de cítricos, flor de azahar y notas de dulce de leche (una reducción en olla de leche azucarada cocida por varias horas, o hecha con tarros de leche condensada sin abrir) respectivamente. El envase repite la forma de botella cilíndrica envuelta en cuero de CH, cambiando el uso de los grabados de las letras "CH" por puntos que imitan un cuero de avestruz en rosado claro, cambiando los colgantes que incluyen una locomotora, un maletín redondo y las letras CH en dorado. En el sitio de Carolina Herrera declaran las siguientes notas principales: naranja, limón, pomelo, flor de azahar, iris y dulce de leche.

En partida la fragancia se aproxima a un enfoque cítrico aromático tipo pomelo que es matizado por cáscaras ásperas similares al efecto de mandarinas verdes y frutos rojos al jugo de la familia de las grosellas rojas, incluyendo por encima de los 5 minutos unas trazas que absorben de mejor forma las primeras impresiones verdes y las canalizan hacia un jazmín de aspecto concentrado que entrega aportes similares a los de algunos productos de Ágatha Ruiz de la Prada, dejando ideas de mandarinas concentradas tipo Gotas de Color sobre los 10 minutos y afinándose en un jazmín más áspero tipo Imagina al llegar a los 20 minutos. En fase media a los 30 minutos el aroma se sostiene en un jazmín central de acabado concentrado o sintético que se confunde con cáscaras secas de cítricos de la familia de la naranja y dejando la impresión de un aroma conocido, teniendo a 1 hora un balance entre cítricos a la mandarina insertos en un cuerpo de agua que equiparan el tono de jazmín tipo Imagina. A las 2 horas el aroma se suaviza bajando la profundidad de las cascaras cítricas estabilizándose en un jazmín limpio con un punto amargo medianamente plástico, volviéndose más polvoso y verde este floral a las 3 horas con una aproximación simple a una flor de azahar poco profunda que contiene aportes de violetas apagadas, destacando un aporte de cáscara de pomelo amarillo que resalta desde el fondo, agregando a las 4 horas un nuevo acabado más tibio que se apega a la familia del musk y los lirios del valle conservando una impresión de jazmín con violetas apagado y de corte clásico, pero que contiene porciones sucias de madera y cuero como en un musgo. A las 6 horas el perfume vuelve a reenfocarse hacia un floral blanco con acabado jabonoso que ofrece mayor tibieza y reenfoca los cítricos secos a una línea más fresca y natural, dejando la idea de un lirios del valle que se suma a una tuberosa cremosa pero débil en reemplazo de la tonalidad de jazmín con violetas que cae al fondo, teniendo a las 9 horas un paso por resinas suaves con un dejo discreto de almendras que se enfocan a acaramelados muy suaves, consiguiendo a las 12 horas una referencia más realista de la nota de dulce de leche que tiene influencia de florales y que a la vez se siente como una combinación a nivel de perfumería tradicional de un punto de crema láctea de gardenias y tuberosas con un aire de durazno, con resinas de ámbar ligeramente tostadas, sin resaltar un acabado gourmand. En fase final después de 24 horas la intensidad del aroma decae, centrándose en frutales rojos jugosos tipo granada o mandarina concentrada teniendo al fondo un acabado frío de flores blancas que retoma el sintético de jazmín, perdiendo el punto de dulce de leche por una madera simple con un dejo salado.

La fragancia tiene un comportamiento oscilante, por momentos mostrando cítricos secos con jazmines sintéticos que dejan la idea del uso de notas comunes con Ágatha Ruiz de la Prada, también fabricada por Puig, volviéndose un poco más serio y levemente complejo sobre la segunda mitad pero perdurando la impresión de un aroma simple y relajado que funciona a nivel de diario con una preferencia primaveral, incluso aguantando una actividad deportiva ligera en sus primeras horas de aplicado. En oficina la fragancia saca provecho de la ligereza del aroma para mostrarse no intrusivo y medianamente empático, teniendo un efecto memoria relativamente bueno al apelar a una estructura simple que se mantiene lineal en su punto central pero requiriendo de cercanía para ser percibido, moviéndose en el segmento principalmente informal. En el caso nocturno el aroma comienza a mostrar presencia a partir de su segunda mitad con aportes secos que lo sacan de la impresión de un aroma fresco de día, pudiendo requerir de sobreaplicaciones antes de salir de casa para ira fiestas o salir con amigos, sin proyectarse en situaciones complejas de corte formal. En lo romántico el perfume se siente estático en notas frescas, sin profundizar una intención de conquista y cayendo en una categoría de aroma de disfrute personal. Rango de edad entre 20 y 60 años.

CH Men Grand Tour by Carolina Herrera

Este perfume de mediados del 2014 corresponde a una edición limitada de la serie CH y CH Men, sumándose estos 2 perfumes a una tendencia que ha seguido la marca de la diseñadora Carolina Herrera de preparar versiones especiales que aparecen en el mercado de manera anual y que hasta ahora habían considerado sólo a la versión femenina, con Grand Tour presentando el concepto de un elegante y clásico viaje en tren recorriendo países de América que aportan con el aroma de notas precisas y que en el caso masculino agrega un aroma a cuero de valijas antiguas. El envase conserva la forma de botella de frente cuadrado propuesta para el primer CH Men, cambiando la cubierta de cuero grabada con las letras "CH" por una textura tipo piel de cocodrilo de un tono marrón mucho más oscuro, incluyendo una banda en un costado en colores azul gris que remata en un sello metálico similar al de CH Men pero que presenta 4 letras "CHHC" como en CH Men Sport. En el sitio de Carolina Herrera destacan que las notas principales de la fragancia son : yerba mate, incienso, canela, nuez moscada, caoba y cuero tipo gamuza.

En partida la fragancia tiene un inicio cercano a lo húmedo, con ideas de cuero mojado que contiene referencias al fondo oscuro de Fahrenheit de Dior pero inclinado hacia musgo de bosque y pachulí por referencias verdes acotadas, manteniendo esta línea entre cuero al abedul, pachulí y apertura a cedro al cabo de 5 minutos complementándose con un pequeño punto especiado de picor mesurado de la familia de la nuez moscada, con la porción verde presentando momentos ásperos que se estabilizan a partir de los 10 minutos, teniendo una variación a los 20 minutos con la impresión de un dejo de resina al fondo. En fase media a los 30 minutos el aroma conserva una presentación oscura al cuero, sumando en la traza húmeda la idea de una manzana verde parecida a la de DKNY Be Delicious pero sin un brillo dulce frutal y estando solapada por el acabado de musgo, resaltando tonos que se acercan a iris dentro de la misma temática de tierra y que aportan un dulce discreto y muy acotado de bergamota a 1 hora de aplicado. A las 2 horas el perfume varía su enfoque reduciendo la potencia y presencia del fondo oscuro de cuero y bosque, primero incorporando una violeta más acuática que es absorbida por el efecto de manzana húmeda que se abre a calone y a un rebote de fruta madura de un grano de tonka, eliminando a la vez las restricciones de uso exclusivo del invierno, creando nuevas variaciones a las 3 horas que inclinan el calone hacia tonalidades de enebro fresco con lavanda apegado a bases conocidas de perfumes masculinos que va acompañado de un fondo ambarado dulce que sumado a la veta de fruta madura y los puntos de cuero iniciales deja la idea de un grano de tonka con tabaco, tomando a las 4 horas un acabado que se acerca a resinas fragantes ligeramente licorosas con aportes de nuez moscada y una base al agua de lavanda o violetas con una traza de chocolate. Al pasar las 6 horas el aroma adquiere un formato que se siente más estándar, dominado por licorosos a la resina con puntos de anís y fondo cercano a lavanda con ámbar gris combinando aromas como los de Ultraviolet Men donde el cuero oscila de manera ocasional en la base, ascendiendo a las 9 horas bajo un acabado al talco que tiene un complemento breve al ámbar gris y un aumento de dulzor licoroso suave que se sostiene en mezclas de resina tipo ambroxán con especiados de anís y canela que entregan un brillo al cuero eliminando la faceta húmeda que dominaba las etapas anteriores, llegando a las 12 horas con un dulzor de ámbar un poco más lineal que es complementado por un vetiver y por un musk con flores blancas similar al presente en Brut clásico de la década del 60, con una proyección ambiental destacada que se mantiene en cuero con ámbar y especiado con lavanda. En fase final a las 24 horas el aroma se centra a nivel dominante en grupos especiados frescos que van entre canela, nuez moscada y una referencia a la pimienta no negra que se siente bien controlada, bajando la intensidad del resto de las notas pero conservando una resina licorosa donde se distingue al fondo un musk con puntos florales y de vainilla que da una idea entre talco infantil y Wild Country de Avon.

La fragancia presenta un inicio lento, mostrando en el primer par de horas un acabado oscuro principalmente invernal y por momentos reflejando la impresión de un día lluvioso, pasando luego a tonos mas frescos de la familia de las resinas con un picor ligero en nariz no molesto que aviva el aroma, apegándose a un estilo clásico que a nivel de diario se mueve de manera atemporal evitando los días demasiado calurosos y con el acabado de cuero dando una impresión algo rígida para usos deportivos. En oficina el aroma se apega a líneas correctas, poco extravagantes y por momentos siguiendo una línea seria, con un efecto memoria oscilante que se mantiene en lo mediano pero que tiene alzas momentáneas al inicio en el acabado tipo Fahrenheit de Dior que no alcanza a llegar al tono característico de hule, y en el final que se centra en especiados vivos y suficientemente volátiles centrados en nuez moscada. A nivel nocturno el aroma se mueve con más soltura aceptando sobreaplicaciones de manera natural, como un aroma complementario al humo de pubs o reuniones con amigos pero sin apuntar a una veta juvenil de fiestas, calzando en eventos semiformales tipo cenas íntimas, de trabajo o visitas con un propósito social, dejando una impresión sin suficiente complejidad para superar a la competencia en situaciones formales de gala. En lo romántico el balance de notas se siente correcto, sin inclinar al aroma hacia extremos antiguos, paternales o hirientes, con una evolución favorable a medida que pasan las horas y con la combinación de resinas con cuero dando mejor receptividad con pareja conocida en invierno. Rango de edad entre 25 y 50 años.

Trussardi Donna 2011 by Trussardi

Este perfume del 2011 es parte de un lanzamiento pareado que va acompañado de una versión masculina y ambos haciendo homenaje tanto a los 100 años de existencia de la casa de artículos de cuero de lujo italiana Trussardi como a los 2 primeros perfumes de la marca, Trussardi de mujer de 1982 y Trussardi Uomo de 1983, siendo a la vez los 2 primeros productos fabricados bajo la nueva licencia de perfumes a manos de ITF Corporate, con esta nueva serie conservando la imagen de opuesto de blanco y negro entre hombre y mujer. El envase considera una forma de botella igual a la de su par masculino, con un frente de aspecto rectangular con esquinas redondeadas y un borde dorado que pasa por todas sus caras laterales, junto con un tapón con forma de cúpula también en dorado. En el sitio de Trussardi y de ITF Cosmetics destacan las siguientes notas aromáticas: yuzú, cidro, frutos acuáticos, flor de azahar, te de jazmín, flor de Nymphaea (una familia que considera al loto y los nenúfares), pachulí blanco, cedro, sándalo y vainilla.

En partida la fragancia se siente grata y aromática, con un aroma que sale del promedio comercial y que combina impresiones clásicas de los años 90 en torno a un ylang-ylang dulce y ligeramente amielado que se enfoca a los 5 minutos en una flor de azahar fragante que conserva la base tipo miel con polen, incorporando especiados amaderados de bajo impacto que alteran la flor de azahar y separan parte de una tonalidad alimonada del azahar en fresias que conservan el acabado clásico tipo ylang-ylang, sumando a los 10 minutos un aire solapado de duraznos que se difunde en el grupo floral, comenzando a perfilar sobre los 20 minutos un nuevo acabado que tiene aires de pachulí de aromaterapia y que deja impresiones de la esencia usada en tabletas ahuyentadoras de mosquitos. En fase media a los 30 minutos el aroma se siente más áspero, con el tono de durazno levantando impresiones de pétalos que se alejan del aire de ylang-ylang, tomando más fuerza el pachulí que contiene una traza herbal rústica en torno a té verde, volviéndose más fragante el aroma al cabo de 1 hora destacando tonalidades florales más licorosas basadas en polen que se inclina a jazmín y fresias sobre una base del tipo gardenia, más un aire de resina que contiene características plásticas de la flor de azahar. A las 2 horas el aroma conserva los mismos rasgos básicos reduciendo la porción herbal y elevando un tono frutal que refuerza el aporte de fresias pero que también abre la posibilidad de una peonía o rosa delicada manteniendo la flor de azahar como nota central, bajando la presencia del acabado de pachulí de aromaterapia, teniendo la capa frutal un desarrollo más notorio a las 3 horas donde se aleja de la impresión de rosas en favor de un acabado de ciruelas y con la flor de azahar aumentando en complejidad al unirse con las fresias, mostrando una nueva variante a las 4 horas cuando el punto frutal aumenta en dulzor hacia el lado de una vainilla, rescatando el tono previo de duraznos e impactando a la flor de azahar que cae a la base. A partir de las 6 horas el perfume combina tonos de vainilla con gardenia sobre una base de aspecto ambarado con tintes de madera donde se siente una veta verde que está entre tallos de rosa, jazmín y flor de azahar, sintiéndose ecos vestigiales de fruta roja jugosa que se vuelven a mezclar con aportes alimonados de fresias que se vuelven más ácidos por el lado del yuzú y el pomelo amarillo a las 9 horas, con estos grupos ácidos volviendo a rosas que unidas al tono todavía presente de durazno apuntan a magnolias sobre musk, sumando a las 12 horas una vainilla a un centro basado en gardenias al durazno con fresias como evolución de la flor de azahar, agregando unos frutos rojos que recuerdan tonalidades presentes en Karl Lagerfeld for Her. En fase final a las 24 horas la fragancia sigue un estilo floral delicado con participación destacada de una flor de azahar ubicada en el centro y rodeada de tonos afines al musk de aspecto más polvoso que consideran fresias con gardenias dulces al durazno junto con una componente ácida roja cercana a magnolias.

El perfume presenta un aroma de estilo mucho más moderno que la primera versión de Trussardi de 1982 pero conservando un tono floral clásico con ecos de los años 90 que aporta duraznos junto con una veta mediterránea fresca alimonada que comienza en flor de azahar, enfocándose a nivel de diario como una fragancia de diario semiformal que se relaja en su punto medio admitiendo situaciones deportivas dinámicas. En oficina el aroma ofrece una faceta profesional más joven y flexible que evita caer en el segmento adolescente en al menos la primera mitad de su evolución, con el efecto memoria sintiéndose afectado por la línea de durazno y la de azahar que suele repetirse en otros productos. En el caso nocturno el aroma adquiere más presencia hacia el final cuando las porciones dulces tienen un momento de alza y apuntando a fiestas juveniles, con la primera etapa siguiendo un estilo limpio y correcto apegado al verano y de exteriores que permite llegar a cenas o reuniones semiformales pero quedando corto en eventos formales. En lo romántico la fragancia tiene momentos inocentes y receptivos que destacan en casos de salidas con pareja conocida, teniendo características un poco más sensuales a menor edad. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Trussardi Uomo 2011 by Trussardi

Esta fragancia del año 2011, conocida en algunos sitios como "Trussardi Uomo Dal 1911" por una leyenda en un escudo que tiene grabado, aparece en conjunto con una versión femenina para celebrar los 100 años de existencia de la marca italiana de artículos de cuero Trussardi, siendo el primer perfume fabricado bajo la nueva licencia de ITF Corporate quien originalmente fabricó los primeros perfumes de la marca en la década del 80, como consecuencia quedando descontinuados los perfumes fabricados hasta el 2010 que estaban bajo la licencia de Perfume Holding SA/Selective Beauty, en particular con Trussardi Uomo teniendo el mismo nombre del primer perfume de hombre de la marca que fue creado en 1983, a modo de un segundo homenaje dedicado a la fragancia más exitosa de la marca. El envase sigue lineas muy parecidas a la botella de Trussardi Uomo de la década del ochenta, con un frasco plano de frente cuadrado y esquinas redondeadas con un tapón cilíndrico dorado que incluye un pequeño borde en su parte superior, presentando cambios con la primera versión en el acabado de la botella que imitaba un cuero de cocodrilo y que en este ocasión pasa esta textura a la caja en favor de un vidrio negro y liso, cambiando también el logo con la cabeza del galgo por un escudo de armas más complejo que también incluye galgos y un borde en dorado. En el sitio de ITF Cosmetics especifican que las notas principales del perfume son: limón, bergamota, gálbano, nuez moscada, salvia, geranio, hojas de violeta, pachulí, musgo y cuero.

En partida la fragancia presenta una tonalidad que se siente conocida y de la década del noventa, con una combinación de bergamota con sándalo suave y trazas de enebro no verde que se sostienen de manera estable en los primeros 5 minutos, pasando luego a un rasgo floral todavía vivo y limpio cercano a jazmín y lirios de valle con una aproximación seca a geranio al cabo de 10 minutos, desarrollando en este punto un acabado más plástico combinado con tintes acuáticos que mezclan la bergamota con limón y frutas maduras como en un grano de tonka, abriéndose a una nota de calone mejor definida al llegar a los 20 minutos. En fase media a los 30 minutos el calone se vuelve dominante presentando dulzores de melón que se mezclan con polen de flores y turbios de tonka poco complejos, variando el calone hacia trazas verdes de enebro con un aspecto herbal silvestre que incluye aportes de ajenjo que refuerzan un picor especiado que se confunde con una capa independiente de limón que se mantiene estable desde el inicio, teniendo a 1 hora un tono que combina enebro con aportes de violetas y un dulzor que va por ámbar, con giros de la porción verde hacia una salvia áspera que se mezcla con el limón. A las 2 horas la fragancia se mantiene fresca, con una mezcla que considera limón con un agua fresca que ronda la lavanda como reemplazo directo de las violetas y un herbal de cocina que combina menta y albahaca como una evolución de la salvia, presentando en la base un dulzor fresco que reemplaza parte del melón de calone por un ámbar que abre paso a apariciones de maderas y especiados suaves del tipo nuez moscada, volviendo a resaltara a las 3 horas una capa ligera y principal de menta de enebro con un picor suave y neutro que varía entre jengibre, nuez moscada y cardamomo al estar asociado de cerca con una cáscara de limón, decayendo la lavanda hacia la base junto con un dejo plástico de resina, teniendo el enebro a las 4 horas un momento de paso por acabados licorosos con resina y aportes de lavanda con especiado suave de bajo picor. Sobre las 6 horas la fragancia resalta un dulzor que contiene un enebro combinado con pachulí que se enfoca a verdes picantes tipo ajenjo, con especiados complementarios fríos de cardamomo con lavanda y ámbar que produce un acabado clásico, destacando a las 9 horas una base de madera densa y oscura que se mantiene en pachulí denso que se aproxima a cuero, con la lavanda volviéndose más fragante e incluyendo porciones de melón de calone con resina plástica licorosa, teniendo el perfume a las 12 horas un acabado picante más intenso que incluye canela con pimienta y cardamomo, con la lavanda siendo el dominante de la capa de base que tiene un tinte de bayas de enebro con calone más turbio. En fase final a las 24 horas la fragancia incluye un rasgo cercano a pomelo seguido de una base con secos de cuero bajo y un aire frutal qué recuerda al calone, mostrando con menor presencia un grano de tonka y lavanda fresca en formato de agua con un aporte de menta de enebro.

La fragancia se siente como una propuesta fresca de una veta masculina clásica, con cercanía al estilo de Presence de Montblanc en el uso de verdes discretos con resinas y lavanda pero con una presencia mucho más mesurada que a nivel de diario se apega a situaciones de clima cálido en primavera y verano sin proyectarse de manera destacada en invierno, favoreciendo una imagen limpia con una opción de uso deportivo mesurado. En oficina la fragancia proyecta una idea de limpieza sin presentar características intrusivas, con la mezcla teniendo suficiente profundidad y oscilación para diferenciarse de otras fragancias o productos más cotidianos tipo desodorantes, con un efecto memoria que se mantiene en mediano por la estela de intensidad mesurada que tiene que dificulta su percepción a nivel ambiental y en pasillos. En el caso nocturno el perfume calza en situaciones de ambientes limpios con una inclinación semiformal no juvenil, como reuniones en casa con amigos o de visita bajo un protocolo social, relajándose en cenas y salidas al aire libre a medida que se incrementa el tono de enebro pero dejando una impresión más cercano a lo simple en eventos formales. En lo romántico la combinación de notas apela más a una imagen limpia y por momentos correcta que a la intención de mostrar sensualidad o receptividad con intenciones de conquista, dejando la impresión de una fragancia de disfrute personal. Rango de edad entre 25 y 50 años.