Realiza una Búsqueda

Guess Night Access by Guess

Esta fragancia del 2014 aparece como la primera edición creada a partir de Guess Night de hombre del 2013, siguiendo un perfil relativamente joven de fiestas que propone un enfoque masculino, seductor y naturalmente sensual que se adentra en una vida que comienza después de caer la noche cuando sólo las luces de la ciudad se mantienen en vigilia. El envase mantiene el diseño de botella creado para Guess Night consistente en un frasco de caras rectangulares y tapón transparente cúbico donde ambos incluyen un surco diagonal en sus caras, con esta edición presentando un tapón en tono gris y un cuerpo en verde brillante. En el sitio de Guess destacan el uso de las siguientes notas aromáticas: azafrán, resina de elemi, pomelo, geranio, cedro, vainilla negra, granos de tonka y pachulí.

En partida el perfume presenta tonalidades que giran en torno a una nota de cuero suave y que va en ascenso, cruzándose a los 5 minutos con una lavanda que se ubica sobre vetas turbias cercanas a un pachulí verde y discreto todavía impreciso, agregando a los 10 minutos aportes de tonka y pachulí verde que entregan una impresión parecida a la de TL pour Lui de Ted Lapidus pero apegado a un formato suave, con la lavanda abriéndose a los 15 minutos a un agua especiada fresca que deja ver en el fondo capas plásticas de resinas con flor de azahar a los 20 minutos. En fase media a 30 minutos el perfume pasa por fases de incienso y ámbar gris con un tinte verde plástico que sigue en torno a tonka y flores de azahar, oscureciéndose el aroma hacia un especiado terroso al azafrán y con la línea de flor de azahar y tonka dando un giro dulce hacia piña con canela apegada a un turbio de ámbar gris a 1 hora del inicio. A las 2 horas la fragancia se vuelve más áspera, moviéndose en torno a grupos verdes al cuero con un ámbar gris que incluye dejos de salvia junto con una apertura a resinas turbias que profundizan el grano de tonka donde el punto de salvia salta ocasionalmente a cáscara de pomelo amarillo, apuntando a la 3 horas a tibios de resina cristalina de la familia del benjuí con retornos de lavanda y tonka con aires de cuero que desprenden un especiado licoroso, con parte del pomelo volviendo a florales alimonados neutros y con una evolución de la nota de cuero que a las 4 horas apunta a un pachulí húmedo más verde que se centra en tonos de bosques con un aporte más preciso de resina al anís. A las 6 horas el perfume reduce su potencia disminuyendo el aporte de notas verdes en favor de un grano de tonka con restos de cuero que tienden a especiados a la madera, con una base secundaria de ámbar al cardamomo y restos de lavanda con apariencia de violetas, focalizándose a las 9 horas en un grano de tonka ligero pero dominante sobre verdes de pachulí próximos a mentol, tomando a las 12 horas tonalidades más plásticas centradas en granos de tonka con resinas secundarias y un especiado solapado que recuerda una versión ligera de Jacomo de Jacomo Rouge. En fase final a 24 horas de aplicado la fragancia se apega a un patrón de resinas montadas sobre un residual terroso de pachulí con un mínimo de puntos verdes, destacando una línea de benjuí que incluye residuales especiados con un punto de lavanda.

La fragancia reduce el acabado sintético que tenía la versión original de Guess Night en favor de un aroma que se mueve en rangos que van del cuero verde a la resina cálida, conservando un acabado medianamente oscuro que se adapta a un enfoque de diario atemporal con puntos tibios que no molestan en invierno y aportes florales frescos de interiores en verano, sin calzar del todo en actividades deportivas. En oficina el perfume adopta un perfil más cotidiano y personal que se hace notar en invierno sin destacar un perfil autoritario. cubriendo el segmento informal y semiformal con un efecto memoria que se mantiene en lo mediano por un manejo de notas que se sienten conocidas en otras perfumes, con el punto de cuero mejorando por momentos la retención del aroma. En el caso nocturno la fragancia consigue un mejor desplante, en escenarios como pubs y fiestas, en particular con el punto de tonka produciendo un efecto licoroso sobre su segunda mitad y con una base de cuero que refuerza la idea de una chaqueta o casaca oscura informal, perdiendo terreno y elegancia a medida que asciende al segmento semiformal sin alcanzar a llegar al caso formal. A nivel romántico algunas porciones de resinas con anís se sienten atractivas, necesitando esperar unas 3 horas a que se disipe el pachulí verde en salidas con pareja conocida. Rango de edad entre 25 y 60 años.

Diva Rose by Emanuel Ungaro

Esta fragancia del año 2011 aparece 18 años después de la versión original de Diva de 1983 del diseñador francés Emanuel Ungaro, siendo la primera variante que se prepara para este perfume y mostrándose como una modernización del aroma clásico en torno a notas principales de rosas con una base verde. El envase se apega a la forma de botella diseñada para Diva, con una botella de base recta cuyos costados se curvan hacia la zona del cuello y teniendo múltiples surcos en diagonal que dan la idea de pliegues de un vestido con un escote central en la parte superior, con el tapón transparente repitiendo la misma forma, cambiando el color del líquido de ámbar a rosado. En el sitio de Ungaro no aparecen menciones sobre este perfume, sin que se cuente con un listado oficial de notas.

En partida la fragancia muestra un inicio en rosas intensas de acabado clásico con fondos frutales rojos frescos que apuntan a guindas y tonos jugosos en lugar de frambuesas, elevando a 5 minutos una línea ácida que se aproxima a características de magnolias y que a 10 minutos agrega porciones de agua especiada de tallos de rosas que enfría el aroma permitiendo resaltar en segundo plano un dulzor del interior de la flor que se acerca a peonías y duraznos, reforzando a 15 minutos el fondo de tallos con un punto adicional acotado de incienso que pronto es solapado por la nota dominante de rosas y cambiando a 20 minutos la apariencia de las rosas que pasan de un perfil clásico a uno amielado tipo rosa centifolia o rosa de Grasse. En fase media a los 30 minutos el perfume se mantiene en rosas centifolias a la miel con un fondo verde en aumento que contiene cruces de limón y mezclas frutales más ácidas que cambian la magnolia por tonos de lichís al agua, elevando porciones acuáticas ásperas que cruzan pulpa de peras con fresias y que terminan aislando una porción de las rosas que está entre violetas, magnolias, lilas y moras con incienso. A las 2 horas la fragancia asume un formato más vegetal de tallos verdes a la fresia con manzanas y un fondo dulce de rosas en descenso, sintiéndose una capa de aspecto al jabón que combina porciones de limón de fresias con manzanas y un dejo de especiado de tallos, pasando a 3 horas a un acabado más frutal que combina manzanas y peras con un perfil verde de la familia de los lirios del valle con musk y cruces de polen al ámbar con miel sobre tallos más especiados, presentando a 4 horas un balance ácido de fresias y magnolias con una base verde al ámbar. A las 6 horas el perfume presenta una nota de rosas dulces notoria a nivel ambiental pero sosteniéndose en vetas verdes toscas a corta distancia, colocando derivadas de las rosas que incluyen ciruelas y un tinte tosco que comienza en violetas y se aproxima a lilas metálicas con un verde de pachulí que roza una nota de cuero, bajando a 9 horas la intensidad ambiental del perfume al tender el aroma hacia maderas cálidas con verdes alimonados de fresias sobre ámbar que producen un aire vestigial de rosas en las capas superiores, volviendo a 12 horas a aromas de rosas dulces mezcladas con durazno y una línea ácida en el fondo con trazas verdes. En fase final al pasar las 24 horas la fragancia presenta un aroma que se mueve entre rosas y peonías dulces sin un desarrollo frutal notorio y con un dejo ácido al agua como en un lichis, sobre una base verde con vestigios de fresias alimonadas y polvosos de lirios del valle.

La fragancia en un comienzo tiene una presencia clásica de rosas que gradualmente evoluciona hacia líneas dulces de corte inocente y mucho más simples y juveniles que la imagen elegante y sofisticada con aires de gala propuesta por Diva en la década de los años 80, apuntando a nivel de diario a un uso veraniego y primaveral que por la presencia de rosas no apunta a una funcionalidad deportiva. En oficina la mezcla de notas de rosas con frutales da un comienzo pulcro que se inclina hacia un enfoque más empático de relaciones con colegas que todavía sostiene una impresión profesional limpia y correcta, teniendo inicialmente un efecto memoria bueno en lo puntual de las rosas y luego oscilando entre mediano y bueno que se sostiene en las capas de peras y manzanas. A nivel nocturno el perfume tiene problemas para presentarse en ambientes contaminados, apegándose la mayor parte del tiempo a una imagen primaveral de día, sosteniéndose en eventos de espacios limpios al resaltar sobre su fase media la base de tallos especiados con miel, cubriendo un segmento mayoritariamente informal y semiformal de edad amplia que se vuelve simple al ser llevado a situaciones formales. En el caso romántico los aportes de frutas que mesuran la base de rosas dan una idea de aire inocente que se siente grato en salidas de día con una pareja conocida. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Cuba Green by Cuba Paris

Esta fragancia, con un año de lanzamiento estimado en 1995, se suma a la línea de perfumes masculinos de la marca Cuba editada por Fragluxe y que destacan aromas que poseen una similitud o inspiración de otros perfumes existentes en el mercado, con Green formado parte de una línea que se identifica por colores y que incluye a Grey, Black y Brown en la subcategoría Cuba America. El envase sigue el diseño de botella de las fragancias masculinas de la marca, consistentes en un vidrio de color marrón con texturas similares a las de un cigarro habano, con una franja dorada que lleva el nombre del perfume y el logo de Cuba Parfums rodeado de un borde verde. En el sitio de Fragluxe destacan en la descripción del perfume las siguientes notas: limón, tagetes o clavel de la India, mandarina, clavel, rosas y musk.

En partida la fragancia tiene un inicio verde basado en un enebro suave que da una idea breve del estilo de Eternity de Calvin Klein pero que se mezclan con especiados suaves que producen un picor breve en nariz y a los 5 minutos suma una veta de limón que reduce las referencias de perfumes basados en enebro, mostrando a los 10 minutos un enfoque hacia tonos clásicos de bosque con un musgo al vetiver que posee trazas de cuero, reflotando a los 15 minutos una veta fresca de agua especiada donde el vetiver apunta a un mentol de ciprés que trae recuerdos de la perfumería masculina de la década del setenta y ochenta en la línea de Polo de Ralph Lauren, focalizándose a los 20 minutos en aportes secos de semillas de cilantro que absorben parte del musgo, cuero y limones. En fase media al pasar de los 30 minutos el perfume mezcla un mentol de ciprés con una base más intensa de agua especiada que se abre a lavanda y vetiver ligero, con aportes de madera seca, con alzas de semillas de cilantro que aportan con un alimonado que se mantiene dentro de un marco de madera, apareciendo brillos de tabaco al sándalo que reemplazan al vetiver al cabo de 1 hora. Al pasar de las 2 horas el perfume se suaviza descartando la nota principal de mentol al ciprés con influencia de cuero, manteniéndose en musgo y semillas de cilantro de acabado jabonoso con un dejo herbal de limón que contiene menos aportes de vetiver, surgiendo a las 3 horas ideas de agua de lavanda con sándalo y aportes secundarios al enebro y eneldo con una base cálida de ámbar limpio con cáscara de limón verde, apuntando a las 4 horas a vetas herbales de romero, lavanda y albahaca con un frío jabonoso de musgo. A las 6 horas la fragancia se vuelve mucho más acuática y apegada a un estilo de perfumería comercial en madera y ámbar con lavanda fría y aportes de enebro, con apertura en el ámbar hacia tabaco y resinas dulces que rondan un grano de tonka con limón seco que recuerda la sección fría central al agua de Boss Bottled de Hugo Boss, moviéndose a las 9 horas en torno a un áspero de pomelo verde cercano a pimienta no negra con aportes verdes más compactos donde resalta un agua de lavanda, manteniendo a las 12 horas una línea de agua amaderada al pomelo verde con tabaco y talco floral neutro sobre musgo y semillas de cilantro que crean un efecto metálico amargo especiado en el fondo. En fase final después de 24 horas la fragancia destaca una sección verde mentolada basada en maderas de ciprés y cedro con cruces de vetiver sobre una base terrosa de musgo y un aporte ácido de limones verdes al pomelo, quedando la idea de un especiado a la pimienta con jengibre que comparte rasgos con la madera, el mentol y el pomelo.

El perfume posee un inicio agresivo y que se siente clásico, con referencias directas a perfumes como Polo verde de 1978 y Eternity, reduciendo su potencia a partir de las 2 horas sosteniendo una base oscilante de musgo todavía clásica pero más acuática como en Boss Bottled, teniendo a nivel de diario un comportamiento atemporal fresco en verano en exteriores y con porciones verdes amaderadas de interiores en invierno, pudiendo adaptarse a actividades deportivas mesuradas cuando baja la nota de ciprés. En oficina la fragancia mantiene un hilo central de musgo de corte clásico serio y semiformal con aires maduros, algo introvertido y sin llegar a niveles autoritarios, con un efecto memoria que ronda lo mediano llamando la atención el punto verde inicial pero también cayendo en el mismo segmento de perfumes inspirados en raíces clásicas. En el escenario nocturno el perfume se aparta de un público adolescente, apuntando a mediana edad a salidas con amigos a pubs por una idea de oscuridad que se adapta en ambientes contaminados pero proyectando algo de rigidez en eventos sociales protocolares, dando ideas sencillas que no se sustentan en el caso formal. En lo romántico la mezcla verde inicial y las referencias a musgo y vetiver apuntan más a mostrarse como un perfume de líneas clásicas y de disfrute personal en lugar de un aroma cálido y acogedor. Rango de edad entre 30 y 60 años.

Ralph Love by Ralph Lauren

Esta fragancia del 2016 se agrega a la serie de perfumes iniciada con Ralph en el año 2000 y que incluyó ediciones como Cool, Hot, Rocks y Wild que están en proceso de descontinuado, siguiendo a Ralph Fresh del 2015 dentro de un estilo que se apega a líneas románticas juveniles recuperando la inspiración del primer perfume en una manzana que en esta ocasión es de una variedad roja mezclada con algodón de azúcar. El envase repite la forma de botella usada por todas las ediciones de Ralph, de cuerpo cilíndrico y hombreras que se curvan hacia un tapón cilíndrico transparente de color azul, con el vidrio del frasco teniendo una tonalidad rosada. En el sitio de Ralph Lauren destacan sólo las siguientes notas básicas: manzanas rojas, algodón de azúcar y rosas.

En partida la fragancia presenta una nota principal de manzana roja fresca y fría que se ubica por encima de un aroma de jugo de frutas rojas dominado por frambuesas no ácidas, cambiando el aroma a los 5 minutos a grupos florales dominados por fresias verdes donde la sección de frutas rojas se mueve a turbios de magnolia, ampliando la sección verde floral a los 10 minutos a lirios del valle con mezclas de piña ligera que se apaga a los 15 minutos en favor de un retorno de frambuesas con moras, llegando a los 20 minutos a una combinación de fresias verdes y alimonadas con moras que se encuentran restringidas en su desarrollo por un áspero de pulpa de manzana que se siente menos brillante. En fase media a los 30 minutos la fragancia eleva aportes frutales ácidos que pasan por maracuyá donde se siente un aporte breve de algodón de azúcar que es absorbido por una nota de caramelo sobre una base de acabado verde, sintiéndose al cabo de 1 hora aportes densos de apariencia sintética de magnolias menos rojas con manzanas verdes que entregan un eco de la versión original de Ralph enmarcado por moras y una veta vegetal. Sobre las 2 horas el perfume se siente más floral sobre una línea principal de alimonados de fresias mezclados con una manzana verde más ácida, en conjunto proyectando un aroma más denso y menos fresco que ronda la vainilla con un punto aparente de coco en la base que se afina en jarabe de azúcar con polen, conteniendo vestigios de moras y de grosellas rojas que se alejan de la frambuesa y se sienten más generales pasando por granada, apareciendo a las 3 horas una veta verde plástica de flor de azahar en la base que cambia la apariencia de las manzanas y fresias hacia peras con polen de mimosas, surgiendo también líneas escapadas de menta y mentol como en una lavanda que derivan de flores y que son absorbidas por caramelo y trazas de limón verde, resaltando a la 4 horas grupos de violetas y moras con vetas alimonadas donde una porción del caramelo con el verde de fresias crean la impresión de una nota de pachulí. Al pasar de las 6 horas surgen puntos de crema apegados a duraznos con un origen floral que pasa por una base de jazmines y se estabiliza en una flor de azahar verde restringiendo la presencia sintética de moras y violetas, con un punto esporádico de la familia de la piña que aporta acidez a la fragancia y dejando ver un fondo ocasional verde de calone, apareciendo a las 9 horas una nota dulce de pulpa de pera que recupera el brillo original planteado por la manzana roja pero mezclado con grupos florales cremosos con tintes de bergamota en torno a fresias y flores de azahar con un indicio de magnolia turbia en el fondo que se mueve a rosas frías con grosellas sobre madera de tallos, inclinándose a las 12 horas a florales con una veta verde marcada de aspecto alimonado y cuerpo cremoso que considera flor de azahar, magnolias y fresias con un punto de durazno y un residual de madera especiada que produce picor en nariz. En fase final después de 24 horas el perfume se apega a una línea polvosa verde alimonada de flores que se mueven en el rango de las fresias y los lirios del valle apartándose de las características de una flor de azahar, dentro de un marco cálido de musk que contiene residuos de azúcar de frutos rojos.

Dentro de la serie Ralph, esta versión Love apunta hacia un estilo juvenil similar al de la versión original pero menos complejo y menos potente con un adicional de caramelo y azúcar que dan una apariencia juguetona menos seria y más adolescente, oscureciéndose al pasar su punto medio y a nivel de diario volviéndose atemporal al resaltar aportes de violetas y moras que complementan el frescor de partida de la manzana, sin ir hacia el lado deportivo. En oficina la fragancia se aparta de lineamientos laborales o autoritarios sin sentirse intrusivo, apegándose a un relajo más bien personal y empático a nivel de colegas que cubre el segmento informal y semiformal dependiendo del vestuario, con un efecto memoria sobre lo mediano que se sustenta en la potencia del aroma a distancia de conversación. En el caso nocturno el perfume se siente como una opción de fiestas al tener una veta densa que supera la contaminación ambiental y con líneas sintéticas que realzan una idea adolescente, con el grupo de moras y violetas sosteniéndose a mayor edad en una faceta más calmada tipo reuniones informales y semiformales en casa o sin una exigencia protocolar, faltándole fuerza para destacar en el extremo formal. En lo romántico algunas de las notas más oscuras o ácidas pueden sentirse densas y molestar a corta distancia, con el final floral apegándose a un estilo más inocente y acogedor pero todavía sintiéndose denso, teniendo mejor potencial como fragancia de disfrute personal. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Calamity J by Juliette Has a Gun

Este perfume del año 2009 forma parte de la colección de fragancias de la marca francesa Juliette Has a Gun, fundada por el bisnieto de la diseñadora Nina Ricci quen se enfocó en crear una perfumería de nicho femenina que destacara el potencial de una mujer originalmente inocente que recibe un perfume como un arma de seducción, con Calamity J siguiendo a los lanzamientos previos Lady Vengenace, Miss Charming, Citizen Queen y Midnight Oud proponiendo un aroma de apariencia masculina y sofisticada que no usa notas frutales ni florales. El envase mantiene la forma de botella cilíndrica y tapón con forma de cono invertido de los perfumes de la marca, con el envase teniendo un color gris claro donde el nombre de la fragancia aparece en letras manuscritas de color rojo. En el sitio de Juliette Has a Gun destacan las siguientes notas: canela, pachulí, Iso E super (una molécula de bajo aroma que crea la ilusión de un aura con olor a piel), iris, cetalox (o ambroxán, el componente principal del ámbar gris), vainilla, granos de tonka, ládano, civeta, Muscenone (nombre comercial de una molécula que puede actuar como un amplificador de aromas o como un musk ) y castóreo.

En partida el perfume muestra un aroma de chocolate que se encuentra solapado por vetas de tierra y mostrando de manera oscilante un fondo de frutillas o grosellas rojas en formato oscuro, variando la fragancia a los 5 minutos hacia sándalo polvoso con acabados de cuero fresco y seco, agregando a 10 minutos aportes de ámbar gris que se unen al cuero y sándalo, surgiendo a 15 minutos una línea de mentol suave con un ámbar gris que adopta un aspecto marino y frío, desviándose a los 20 minutos la madera hacia un tabaco rubio y natural sin tostar. En fase media a los 30 minutos la fragancia apunta hacia grupos de resina que incluyen mezclas de tabaco narguilé con chocolate y un fondo seco de cuero tipo gamuza, sintiéndose turbiedades muy densas tipo granos de tonka pero en un nivel superior al de la perfumería comercial, volviendo a puntos de tabaco y vainilla con oscilaciones de mentol ligero y dejos apagados de canela, llegando a 1 hora con un tono dulce de resinas frescas más silvestres donde destaca un grano de tonka opaco con ideas de aromas de pradera parecidos a los descritos por Lord of Goathorn de Lush pero con más vainilla natural. A las 2 horas la fragancia se siente dulce y bordeando una flor, con mezclas de ámbar y vainilla natural con un punto cálido que está entre ládano y tonka, persistiendo un picor de madera que se acerca a cacao fresco no graso, elevando a las 3 horas puntos que se confunden con lavanda y licor insinuando una presencia de ámbar gris con tonka sobre vainilla, tomando a las 4 horas un acabado más atalcado que se aleja de las líneas de tierra en favor de cuero y tonka con vainilla, con ecos a resinas inciensadas en torno a mirra y olíbano que dan la idea del polen del interior de una flor montada sobre un ámbar gris frío y mesurado. A las 6 horas el perfume cambia hacia una nota dominante de granos de tonka licorosos y turbios a la vez que arrastran un punto principal a la mirra con capas de ámbar gris que producen tonos parecidos a lavanda con especiados, reduciendo su profundidad a las 9 horas al centrarse en miel y madera con tintes de pradera a la lavanda que contienen dejos herbales y un ácido de bergamota que termina siendo absorbido por una vainilla, destacando a las 12 horas tonos de fruta madura provenientes de granos de tonka repitiendo puntos de miel y canela a la madera. En fase final a las 24 horas el perfume aumenta levemente su intensidad al centrarse en grupos dulces de granos de tonka y vainilla con influencia de resinas dulces y limpias de la familia del ámbar y ládano, montadas sobre una capa de madera ligera que recuerdo a porciones de canela con bajo aporte picante en nariz seguida de una turbiedad de ámbar gris.

El perfume por momentos se siente como una fragancia unisex, con la nota de vainilla recordando un enfoque femenino que contrasta con un ámbar gris más tosco, con la fragancia rondando la mayor parte del tiempo a nivel de diario en épocas frías de otoño e invierno, apartándose de actividades deportivas. En oficina el perfume posee matices cálidos no explícitos que se muestran empáticos a un nivel algo maduro y no adolescente, con puntos de ámbar y chocolate que favorecen un disfrute personal que se siente optimista por el lado silvestre dentro de un estilo semiformal, con un efecto memoria que oscila entre mediano y bueno por un balance entre intensidad y notas aromáticas particulares. En el caso nocturno la fragancia se adapta a ambientes medianamente contaminados con un enfoque oriental dulce con dejos de licor, favoreciendo eventos semiformales de espacios íntimos y reuniones con amigos mas que ocasiones determinadas por un protocolo o compromiso, quedando corto en proyección en el caso formal. En lo romántico el perfume presenta matices de disfrute más personales que sensual, con algunos puntos de vainilla sintiéndose gratos en compañía de una pareja conocida a mayor edad. Rango de edad entre 25 y 60 años.