Realiza una Búsqueda

Radiant Seduction Blue by Antonio Banderas

Esta fragancia del año 2016 forma parte de la edición especial que prepara anualmente la marca del actor español Antonio Banderas para sus 3 perfumes de la serie Seduction y que comprende a Blue Seduction del 2007, Seduction in Black del 2009 y Blue Seduction for Women del 2008, con la serie completa Radiant siguiendo a sus predecesores también anuales Urban, Cocktail, Electric y Splash. El envase se basa en la forma de botella cúbica de Seduction in Blue, destacando un vidrio decorado con un gradiente en colores que comienza en azul en la base y llega hasta verde limón con un tapón en amarillo. En el sitio de Antonio Banderas Fragrances no aparecen menciones a esta edición especial, sin que se cuente con un listado oficial de notas.

En partida la fragancia se mueve en una línea central de pomelo que se combina con amargos provenientes del interior de cáscaras de naranja con líneas verdes paralelas de albahaca y romero, sumando a 5 minutos aportes delicados de musk vegetal y savia que reducen el aporte de herbales, volviendo el aroma a los 10 minutos a una naranja neutra más apagada que tiende a bergamota y que es acompañada por una segunda reducción en el pomelo que asume un formato de agua a los 15 minutos, recuperando a los 20 minutos puntos herbales esporádicos que tienen baja presencia. En fase media a los 30 minutos el perfume se mantiene con una intensidad acotada, centrándose en grupos verdes suaves cercanos a albahaca limpia con interferencia de cáscaras de naranja menos amargas que la nota inicial de pomelo, ascendiendo una calidez neutra más frutal que un musk y con un amargor mesurado que apunta a agua de mandarinas a 1 hora de aplicado. A partir de las 2 horas el aroma se mantiene tenue y centrado en variantes polvosas menos amargas de cáscara de naranjas y mandarinas con un punto secundario de herbales más tosco que va a romero y hojas de lavanda con aproximación a madera neutra y geranios en una impresión de secos de papel, acercándose a 3 horas a musk y aromas secos de pétalos de flores y madera neutra con una influencia menor de naranjas y un brillo muy breve de manzana verde dulce, volviendo a las 4 horas a un acabado más seco y polvoso en violetas y geranios con musk, con una línea central de lavanda y naranja licorosa que tiene ascensos esporádicos. Al pasar de las 6 horas la fragancia eleva en parte su intensidad en naranjas que contienen una componente floral que recuerda algunos perfumes femeninos antiguos de la marca Avon, desprendiéndose secciones verdes al limón en parte herbales y con un origen floral que compensan lentamente el acabado femenino hacia un agua de colonia fría, retornando el pomelo a las 9 horas pero seguido por una influencia de flor de azahar y geranio con dejos de rosas, decayendo en profundidad a las 12 horas al mostrar una capa central de herbales atalcados que se mezcla con pomelo y musk. En fase final a 24 horas del inicio el perfume vuelve a un pomelo rosado levemente amargo y que contiene referencias a limón, con la porción cítrica dejando ideas en segundo plano de flores imprecisas con un tinte dulce de frutos rojos apagados sobre musk y herbales frescos y ligeros a la albahaca y romero con un punto vago de pimienta.

La fragancia plantea un aroma suave y delicado que es poco usual para una línea masculina, con una linea central de cítricos con aportes verdes que tiende a un acabado polvoso donde se siente en su punto medio una violeta con geranios, adaptándose en el escenario de diario a climas calurosos sin sentirse molesto en situaciones deportivas. En oficina la presencia de la fragancia es discreta, sin apuntar a una faceta social y entendiéndose como un aroma personal que favorece un estado relajado y calmado informal de días de verano, afectando la intensidad de la fragancia al efecto memoria que cae por debajo de lo mediano al tener una baja presencia que no alcanza a proponer notas que llamen la atención. A nivel nocturno la fragancia presenta nuevamente problemas por intensidad, siendo superado por la contaminación ambiental y por los perfumes de la competencia, enfocándose por completo a un uso de diario. En lo romántico la mezcla es grata pero sin proponer líneas adicionales que busquen atraer, acoger o crear curiosidad, sosteniéndose como un aroma de disfrute personal. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Signorina Misteriosa by Salvatore Ferragamo

Este perfume de comienzos del 2016 es el tercero dentro de la línea Signorina de la marca italiana de calzados Salvatore Ferragamo, siguiendo al primer Signorina del 2012 y a Signorina Eleganza del 2014, con la propuesta Misteriosa imaginando a una mujer joven y decidida que dicta las reglas de su vida y sabe seducir con elegancia y estilo en un ambiente de noche. El envase conserva la forma de botella de la serie Signorina, con un frasco de caras rectas y frente rectangular ancho rematado por un tapón esférico con una cinta plegada de manera horizontal, todo en color negro con detalles en dorado. En el sitio de Parfums Ferragamo solo mencionan las siguientes notas principales: flor de azahar y tuberosas.

En partida la fragancia tiene un inicio en limones ligeros que se acercan a un estilo de agua de colonia fresca italiana pero que tiene una duración que no pasa del primer minuto, agregando tonos oscuros con matices rojos que comienzan en rosas y se orientan a resinas con un paso muy breve en sandía, destacando a los 5 minutos grupos de frambuesas densas de baja acidez con brillos de azúcar y caramelo, moviéndose a los 10 minutos las frambuesas hacia piñas que combinan matices ácidos con el limón inicial combinándolos con vetas verdes ligeras, mostrando a los 15 minutos aportes de pachulí discreto con iris más una peonía que resume el aportes de de frutas rojas donde la capa verde toma forma de una flor, llegando a los 20 minutos con tonos principales en torno a caramelo y resina. En fase media a los 30 minutos el perfume incluye un dejo cremoso que no llega a gardenias y se mantiene en peonías con frutas rojas, volviendo las frambuesas pero en un formato seco que se aproxima a cerezas, granadina y polvo de jugo, con la combinación frutal incluyendo tintes de naranja roja con piña en descenso y una flor alimonada todavía indefinida a 1 hora de aplicado. A las 2 horas la fragancia combina porciones de frambuesas de acabado floral como en una magnolia sobre una base cremosa en jazmín con almendras y duraznos secos al ámbar con una madera levemente especiada que produce un picor en nariz, tomando matices más secos a las 3 horas que insinúan ascensos de iris sobre madera a nivel de base, aislándose en la parte superior una flor de azahar no plástica que contiene crema de tuberosas toscas y que absorben en conjunto los aportes de almendras y frambuesas, surgiendo a las 4 horas aportes de iris y violetas anisadas que incluyen dejos de moras con crema láctea y verdes de pachulí, afinándose el cuerpo plástico de la flor de azahar que absorbe a la tuberosa. Sobre las 6 horas la fragancia incluye un tono metálico asociado a un iris graso y terroso pero que también se apega a vetas verdes ásperas de moras, conservando un aire de pachulí que sigue en descenso, reapareciendo a las 9 horas la capa de crema que se aparta de orígenes florales como gardenias o tuberosa destacando sólo en una línea láctea cercana a coco, vainilla y mantequilla grasa, cambiando a 12 horas el conjunto graso lácteo hacia ámbar acaramelado de apariencia seca donde se siente un punto perdido de damascos con tintes de mora metálica. En fase final al pasar de las 24 horas la fragancia se centra en notas de mora de apariencia concentrada como en un saborizante de golosinas pero con un bajo aporte de azúcar que coincide con notas de perfumería de violetas y jazmín, conteniendo una traza verde discreta y aportes adicionales de duraznos y damascos ácidos que giran sobre una crema láctea todavía perceptible y de acabado graso, incluyendo en el fondo porciones secas de tallos de rosas clásicas.

La fragancia presenta combinaciones de notas que mezclan ideas frutales juveniles iniciales y que con el tiempo derivan a grupos más oscuros en pachulí con flores polvosas que contiene una componente agresiva de iris sustentada en una mora verde, mostrándose a nivel de diario como un perfume atemporal que se mantiene distante de la realización de actividades deportivas. En oficina el aroma no alcanza a desarrollar líneas alegres, sosteniendo un cuerpo en parte misterioso y reservado con personalidad independiente dentro de un marco profesional, cubriendo el segmento informal de mayor edad al semiformal joven con un efecto memoria que va de mediano a bueno como una combinación oriental con puntos de frutas densas. En el caso nocturno el aroma vuelve a repetir una imagen misteriosa donde los grupos frutales evitan caer en el segmento adolescente más comercial de frutas rojas, cubriendo eventos como fiestas con amigos en invierno y situaciones protocolares o sociales semiformales de climas más cálidos, alcanzando a llegar al nivel formal en alguien joven. En lo romántico el enfoque del perfume puede resultar intimidante a corta distancia, necesitando de personalidad suficiente para alinearse con un desplante agresivo y sin verse afectado con algunas porciones de violetas con moras que reducen la idea de juventud, siendo una opción más segura de disfrute personal. Rango de edad entre 25 y 60 años.

Daisy Dream Blush Edition by Marc Jacobs

Esta fragancia de comienzos del 2016 es parte de una edición limitada dentro de la colección de fragancias de la marca del diseñador Marc Jacobs y que comprende a las 3 ediciones de Daisy: la versión original, Daisy Dream y Daisy Eau So Fresh, todas ellas bajo una temática de colores rosados de rasgos alegres y chispeantes, con el caso de Daisy Dream presentándose como una mezcla etérea de flores exuberantes. El envase usa la misma botella de Daisy Dream del 2014, de forma redondeada y tapón esférico cubierto con flores, con estas flores y el líquido en el interior teniendo diferentes tonalidades de color rosado. En el sitio de Marc Jacobs, en la descripción de la fragancia, señalan la presencia de las siguientes notas: hojas de violeta, nenúfares, bergamota, rosas, lirios del valle, fresias, vetiver y musk.

En partida la fragancia presenta tonos frutales sobre una base verde e interiores ásperos de flores que dan la idea de tintes silvestres de jardín, sumando a los 5 minutos un aroma de polen que se mueve entre mimosas con madreselvas y agregando a los 10 minutos un alimonado que ronda una fresia, con la combinación de alimonados con flores dando impresiones cercanas a porciones de Pleasures de Estée Lauder, continuando a los 15 minutos con una línea silvestre que contiene referencias a manzanilla o camomilla, agregando a 20 minutos un aroma ligero de manzanas. En fase media a los 30 minutos el perfume eleva una línea de aspecto frutal alimonada con acabado de algas de iris como en la línea Hermessence de Hermès, rondando por momentos aromas de mandarinas y rosas jóvenes y estabilizándose al cabo de 1 hora en iris fresco levemente graso y con un aspecto acuático. A las 2 horas la fragancia mantiene un aroma de algas de iris en formato dulce y con influencia frutal que tiende a derivados de rosas de jardín, destacando un polvoso alimonado de fresias en la base que tiende a lirios del valle apagados y que influyen a las 3 horas sobre el tinte de algas de iris suavizándolo hacia musk vegetal y agregando una impresión de pulpa frutal acuática que se aproxima a grosellas negras diluidas, volviendo a orientarse el perfume hacia iris acuático y algas con bajas en las grosellas negras en favor de aires de rosas a las 4 horas. Sobre las 6 horas el perfume reduce el aporte de las notas frutales sosteniendo el aroma acuático de algas derivado de iris pero con cercanía a bayas de enebro diluidas e ideas de musk vegetal, conservando el mismo tono fragante sin cambios a las 9 horas y que incluye aproximaciones a una flor de guisante de olor, dejando a 12 horas la impresión de una pulpa de fruta jugosa de la familia del melón y calone combinado con verdes florales que se acercan a polen y lirios del valle. En fase final a las 24 horas el perfume mantiene la sensación de aroma acuático en un cruce entre algas e iris, reduciendo la sensación de frutales verdes y aproximándose a líneas delicadas de peonías con un adicional de mandarinas verdes al musk.

La fragancia contiene referencias frescas de jardín como en otros perfumes de la marca Marc Jacobs, como Daisy y Honey, resaltando un aroma acuático que recuerda el punto de iris de la línea Hermessence de Hermès que también está presente en Daisy Blush Edition, orientándose a nivel de diario hacia épocas primaverales y veraniegas con un aire juvenil que soporta la realización de actividades deportivas mesuradas. En oficina la fragancia posee líneas alegras y optimistas que suelen asociarse con una personalidad joven y apegada a la primavera, con rasgos informales que privilegian una imagen limpia, teniendo a distancia de conversación un efecto memoria que va de mediano a bueno sustentado en la nota acuática al iris que es fácil de reconocer y retener. A nivel nocturno el perfume requiere de espacios limpios para hacerse notar, teniendo un brillo intrínseco de diario que se puede aprovechar en épocas cálidas y espacios abiertos con sobreaplicaciones en el segmento juvenil informal, alcanzando a ser una opción semiformal de mayor edad pero que queda corta en presencia en el segmento formal. En lo romántico el aroma se siente grato y acogedor, tanto en conversaciones con desconocidos como con pareja conocida, asumiendo un perfil más limpio y más cotidiano a mayor edad. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Perry Ellis Reserve for Men by Perry Ellis

Esta fragancia del año 1997 y perteneciente a la marca del diseñador estadounidense Perry Ellis, apunta a nivel publicitario hacia un estilo elegante de noche asociado a trajes de gala, distinguiéndose por tener un nombre que no coincide con el de alguna colección de vestuario de la marca como la colección deportiva 360, la línea juvenil America o la propuesta funcional de oficina Portfolio, siendo seguido el 2002 por una versión femenina. El envase aprovecha la forma de botella planteada por la serie 360° con un frasco cilíndrico alargado y un tapón esférico, usando tonos transparentes en el vidrio del frasco y el plástico del tapón, con una banda negra en la zona bajo el spray. En el sitio de Perry Ellis destacan el uso de las siguientes notas: pomelo, bergamota, champaña, enebro, rosas negras, lavanda, salvia, tomillo, estragón, musgo de roble, sándalo, ámbar y maderas.

En partida el perfume tiene un inicio fresco donde destaca una nota de enebro similar a la usada en Eternity de Calvin Klein e incorporando un punto de menta de ascenso lento que se hace notar sobre los primeros 5 minutos, dando un giro a menta fresca tipo hierbabuena mucho más herbal con indicios de trazas marinas que se combinan con puntos de jengibre sin desarrollar al cabo de los 10 minutos, elevando su presencia ambiental a los 15 minutos pero con una variante más plástica del enebro que recuerda aldehídicos de detergente con mayor aporte de limón, estableciendo a los 20 minutos una base cálida que reúne características de ámbar con una flor. En fase media a los 30 minutos el perfume conserva un centro de menta donde el enebro se desvía por completo a un tinte marino jabonoso y con puntos amargos que están entre flor de azahar y una cáscara de pomelo rosado, ocasionalmente con la veta marina desplazándose hacia especiados suaves al agua y con la menta recordando aromas de goma de mascar, llegando a 1 hora con una presencia más alta de pomelo seguida de plásticos de flor de azahar y con el enebro acercándose a helechos más rústicos con menos menta. A las 2 horas la fragancia incrementa una porción amarga de pomelo que está al borde de una salvia dentro de un acabado metálico suave, con una mejor definición de lavanda que reemplaza tanto la línea central de enebro como el tinte marino y surgiendo variantes más dulces del pomelo hacia bergamota, mostrando el perfume a las 3 horas una inclinación más notoria hacia florales dentro del rango verde que abre las flores de azahar hacia lirios del valle dentro del dominio del pomelo, con la lavanda todavía teniendo presencia pero volviendo a líneas marinas más frías que entregan una sensación de aroma lineal a la fragancia, llegando a las 4 horas con un nuevo ascenso de la nota de menta que eleva el aporte inicial de enebro en reemplazo de la lavanda, restándole espacio a la cáscara de pomelo que se confunde con el picor de los especiados. A las 6 horas el punto de enebro se vuelve más turbio, con mezclas de herbales ásperos que tienden a helechos y salvia desviándose de la línea original de pomelo, resaltando una base que combina ámbar con madera y cáscara seca de naranja que apunta a fríos marinos amargos, elevando a 9 horas el aroma de acuáticos de enebro que contienen a la menta en un formato limpio que deja atrás los aportes de helechos y herbales dejando sólo una bergamota complementaria, siguiendo a las 12 horas con la misma línea aromática de enebro con cáscara de naranja seca que se siente más cercana al aroma de un jabón. En fase final a 24 horas de aplicado el perfume apunta a una línea aromática limpia que recuerda un jabón o detergente centrado en musk, con aires infantiles de colonia de violetas y nerolí con un punto alto de menta, con aportes de cáscara de naranja seca que contiene referencias menores a especiados al jengibre.

La fragancia se apega a un estilo limpio no necesariamente nocturno o de alta gala de acuerdo a la publicidad de la época, centrado en un enebro que tiene oscilaciones hacia lavanda y menta dentro de un marco clásico, apuntando a nivel de diario en primera instancia a usos primaverales y veraniegos que se amplían a situaciones bajo techo en invierno como un aroma atemporal, aceptando un nivel de esfuerzo deportivo mesurado. En oficina la fragancia sigue un perfil limpio y correcto que va del informal al semiformal, con tendencia a apegarse a un formato lineal a nivel ambiental que le resta brillo y desplante, con un efecto memoria bueno por lo estable de las notas principales pero también prestándose a confusión con varias fragancias que siguen la misma estructura aromática. En el caso nocturno la fragancia posee un perfil simple que se adapta de mejor manera a eventos sencillos de espacios limpios, como reuniones con amigos o cenas, alejándose del segmento adolescente por una apariencia seria y poco dinámica, teniendo dificultad para mostrarse en eventos formales por una idea de desodorante basado en enebro. A nivel romántico la fragancia se siente grata y agradable, con las vetas verdes mostrándose de manera mesurada y con puntos dulces discretos que pueden funcionar en salidas con pareja conocida, más que como una propuesta conquistadora ante gente desconocida. Rango de edad entre 25 y 60 años.

Daisy Eau So Fresh Blush Edition by Marc Jacobs

Este perfume de inicios del 2016 y de la marca del diseñador Marc Jacobs, es uno de los 3 perfumes de la serie de lanzamiento limitado Blush Edition, que se basa en las 3 versiones de Daisy: la versión original, Eau So Fresh y Dream, dándoles un giro primaveral dominado por tonos rosados de corte fresco y alegre, con Eau So Fresh respetando el enfoque de la versión estándar del 2011 de interpretar al primer Daisy bajo un prisma frutal burbujeante. El envase usa la botella creada para Daisy Eau So Fresh, que es una versión más alta del frasco de Daisy con un tapón esférico que contiene una mayor cantidad de flores de margarita, con el líquido dentro de la botella y las flores asumiendo diferentes tonos de rosado. En el sitio de Marc Jacobs, en la descripción del perfume, destacan las siguientes notas: pomelo rosado, mandarina, manzanas, rosas, lirios del valle, fresias, néctar de damascos, cedro y musk.

En partida el perfume destaca por un acabado alimonado fresco que va seguido de un fondo de peras y desarrollos de frutos rojos al agua, incluyendo a los 5 minutos una capa cremosa que contiene referencias a duraznos de gardenias y tuberosas, sumando a los 10 minutos un aroma de tallos especiados que se mezclan con gardenias y nuevas notas de peonías derivadas del grupo rojo, aumentando el dulzor de las frutas y las peonías a los 15 minutos dentro de un formato azucarado, llegando a los 20 minutos a un repunte de la capa de limón inicial que destaca un fondo verde floral tosco. En fase media a los 30 minutos el perfume presenta una línea principal atalcada de florales con tintes de limón que ronda un lirio del valle verde, moviéndose gradualmente hacia grupos florales polvosos más dulces con aportes de fruta roja que pasan por peonías con aires de algodón de azúcar, cruzando un pomelo que se mezcla con dejos imprecisos de manzana verde y un punto de fresas o frutillas al agua al llegar a 1 hora del inicio. A las 2 horas la fragancia suma una nota seca de tallos mezclada con violetas que se ubica en la capa superior y que lentamente deja ver aportes de frutales rojos concentrados que complementan la idea de un iris graso, con la base también conteniendo una componente grasa cremosa a la vainilla levemente láctea, mostrando a las 3 horas un aroma principal de talco amaderado con porciones dulces frutales que tienden a ámbar y gardenias, tomando a las 4 horas el aroma un matiz más áspero centrado en tallos amaderados de aspecto seco que apuntan a rosas clásicas tenues con rasgos especiados e inclinación a frutos oscuros entre moras y ciruelas. Sobre las 6 horas el perfume incluye un punto de talco de iris breve que cae gradualmente hacia la base a medida que la nota de moras se mezcla con un ámbar espeso y apunta a rosas clásicas, retornando la nota de peras a las 9 horas mezclada con un ámbar dulce que se apaga y acerca a frambuesas no ácidas cruzadas con moras de base verde, sintiéndose más compacto el aroma a las 12 horas en moras con madera de tallos y tintes cremosos al ámbar con chocolate de pachulí confitado. En fase final después de 24 horas la fragancia sostiene una capa principal que combina moras con frambuesas dulces y untuosas de baja acidez que dan espacio a residuos florales de acabado cremoso cercanos a ámbar y resinas con influencia de tallos secos, con parte de la acidez de las frambuesas desviándose a un talco de violetas.

La fragancia sigue una línea inicialmente fresca y ligera basada en frutas que encaja con la línea de la colección Blush, mostrando puntos de separación con sus pares al destacar flores mas oscuras a la madera, apegándose a nivel de diario a épocas primaveral y veraniego alcanzando a ofrecer una línea neutra invernal bajo techo, sin apuntar a situaciones dinámicas deportivas. En oficina el aroma evoluciona hacia una línea seria más polvosa con rasgos de iris, siguiendo un estilo profesional no maduro centrado en lo semiformal que tiende a un informal relajado a mayor edad, con un efecto memoria mediano que mejora ligeramente hacia el final al presentar las notas de iris con madera y moras. En el escenario nocturno la fragancia requiere de espacios limpios para destacar, con una primera opción de fiestas pulcras que pasa a niveles semiformales más amplios, como cenas y reuniones relajadas o protocolares en verano, sintiéndose con menor potencia para destacar con naturalidad en el caso formal. A nivel romántico la mezcla de florales con madera se siente oscura y sin un gran desplante sensual, dejando la idea de ser un aroma para disfrutar de manera personal. Rango de edad entre 25 y 60 años.