Realiza una Búsqueda

Acqua di Giò Profumo by Giorgio Armani

Esta fragancia del 2015 es una nueva variante de Acqua di Giò del 1996, una de las fragancias clásicas masculinas de la marca del diseñador italiano Giorgio Armani, siguiendo a Acqua di Giò Essenza del 2012 y a otras ediciones intermedias de lanzamiento limitado, con la versión Profumo manteniendo una inspiración en la profundidad e intensidad del Mar Mediterráneo, agregando un nuevo matiz donde el aroma del mar choca y se une con los rasgos más terrosos y oscuros de las rocas de la tierra firme. El envase repite la forma de botella de Acqua di Giò, pero cambiando el color del vidrio y gran parte del tapón por un acabado negro con un borde plateado en la parte baja del tapón y en la base de la botella. En el sitio de Giorgio Armani Beauty señalan en la descripción del perfume que las notas básicas son: notas marinas minerales, franquincienso y pachulí.

En partida la fragancia tiene un inicio diferente al planteado por Acqua di Giò, mucho más cercano a fragancias de los años ochenta en tonos de mentol derivados de cedro con puntos de musgo que tienen corta duración y potencia disminuyendo de manera drástica antes de los primeros 2 minutos, abriéndose a un punto cercano a mandarina concentrada de bajo dulzor que tienden a un acabado marino clásico en calone con dejos de sal a los 10 minutos, con el calone insinuando presencias frutales cercanas a los de Acqua di Giò original a los 15 minutos, con retornos de acabado salado a los 20 minutos. En fase media a 30 minutos el aroma sostiene un frescor frío de agua salada que incluye presencias más notorias de herbales de cocina mediterránea y pimienta suave que abren matices de limón y jengibre al borde de un comino, similar al terroso de algunos perfumes de líneas italianas de los años ochenta, sosteniendo la veta salada de manera constante que se mezcla con el jengibre y la idea de cáscara de un limón verde a 1 hora de aplicado. Sobre las 2 horas el aroma se siente más cálido, rebajando el tono frío del acuático salado y acercándose a frutales tenues de bajo aporte dulce, volviendo ocasionalmente el aroma a un enfoque frío de herbales con lavanda sobre bergamota que contiene vestigios del tibio de granos de tonka, aumentando la proporción de herbales que siguen un patrón amaderado central con oscilaciones hacia un vetiver clásico, rescatando a las 3 horas líneas de perfumes frescos de la década del 80 en lavanda con verdes discretos y base en sándalo y especiados amaderados más bajos que resaltan una variante amarga de cáscara de naranjas, usando un ámbar como reemplazo del grano de tonka que compite en tibieza con las vetas frías de los residuos de acuático salado, acercándose a las 4 horas a impresiones de agua de lavanda sobre ámbar y sensación de tonka apagada próxima a cedro. Al superar las 6 horas el aroma cambia la línea de aires marinos por un alimonado con alta carga vegetal, pasando por cáscara verde de lima combinada con un especiado mayor a un jengibre y que se acerca a pimienta, resaltando verbena y albahaca suave a las 9 horas que acompañan un aura ambiental que se siente de manera ocasional y a distancia, sumando una base de amaderados al vetiver que a las 12 horas refuerzan la carga de vegetales al limón con especiados, con una pimienta ligera y dominante que junto a los verdes trae recuerdos de las primeras versiones de las ediciones de verano de 212 Men de Carolina Herrera combinados con un retorno de fríos marinos en el estilo de Cool Water de Davidoff. En fase final a 24 horas de aplicado la fragancia destaca por una nota dominante pero fresca de pimienta que contiene aportes alimonados verdes y restos de jengibre con cardamomo a la menta, mostrando en la base una madera neutra con rasgos ambarados, derivando al poco tiempo en un frio acuático cercano al estilo clásico de Cool Water.

La fragancia en esta nueva versión se acerca a un estilo de perfumería clásica de los años ochenta, con tintes de tonka y ámbar que se cruzan con lavanda manteniendo un hilo marino común con Acqua di Giò que llega al nivel de Cool Water, ampliando su uso a nivel de diario a inviernos y veranos en exteriores, con un aire general que se siente serio como para usar en actividades deportivas. En oficina el perfume se siente más maduro y menos vanguardista o empático que la variante original, apegándose a un perfil calmado y en parte más imponente o autoritario que se relaja hacia el final, con un efecto memoria discutible ya que se aleja de la línea de perfumes actuales pero tiene puntos comunes con varios perfumes de la década del ochenta con los que se puede confundir. En el escenario nocturno la fragancia se aleja del público adolescente apuntando a ocasiones semiformales como reuniones después de oficina y cenas protocolares, teniendo soltura a mayor edad como fragancia para idas a pubs y salidas con amigos, optando en este último caso a ser durante las primeras horas un perfume de galas o matrimonios invernales no complejo. En lo romántico algunos puntos del perfume se sienten ásperos y serios, dando una impresión de fragancia de disfrute personal sin un enfoque conquistador o sensual. Rango de edad entre 30 y 60 años.

Avon Intense by Avon

Esta fragancia del año 2015 y de la marca Avon se apoya en la imagen de la modelo argentina Valeria Mazza destacando un perfil que se basa en el concepto de intenso al resaltar facetas femeninas como la frescura y la delicadeza de una manera relajada, más que como un sinónimo de aroma potente o de gran estela, inspirándose en las mujeres latinoamericanas y teniendo su primer lanzamiento en Argentina. El envase considera una botella cilíndrica cuyo centro se curva hacia el centro a modo de una cintura de mujer, todo en un vidrio rojo con un tapón asimétrico transparente. En el sitio de Avon de Argentina no señalan las notas del perfume, sólo destacando unas características generales dentro de la gama floral oriental y frutal.

En partida la fragancia se apega a un perfil frutal donde destaca un ácido fresco de piña sobre aportes de frutos rojos que se aproximan a frambuesas suaves, desarrollando dentro del fondo dulce una nota de vainilla que va en aumento hasta llegan a un punto en el que supera a los frutales dejando una sensación de tibieza parecida a la de Fantasy de Britney Spears, teniendo oscilaciones a los 15 minutos que reducen la vainilla y presentan un ascenso breve de alimonados cercanos a fresias, volviendo a ascender la vainilla a los 20 minutos pero apegada a una línea de corte cremoso en caramelo con aportes de gardenia. En fase media a los 30 minutos el perfume regresa a una vainilla tipo bizcochos que se complementa con un floral alimonado suave cercana a lirios del valle que se aleja del punto inicial de fresias, volviendo a destacar trazas de caramelo en segundo plano con presencias dulces de gardenias y magnolias usadas en otros perfumes de Avon a 1 hora del inicio, matizadas por la vainilla que se mantiene invariable. A las 2 horas el perfume se apega a una línea floral femenina grata y delicada, centrada en fresias con gardenias y magnolias suavizadas que resaltan un aroma de limón con piña y frutos rojos suaves que aparecen montados sobre una vainilla menos intensa y que se abre a rasgos de madera, tomando matices más rojos a la peonía a las 3 horas que suavizan el dulce de vainilla acercándolo a un azucarado que se muestra a las 4 horas como un polen de flores mezclado con peras. Sobre las 6 horas la fragancia vuelve a destacar el ácido de magnolias pero intercalado con peras neutras que se confunden con un punto de caramelo tostado cercano a maderas como una derivada de la nota de vainilla que sigue presente pero en la base, pasando a las 9 horas a acabados tibios que cambian la magnolia por una gardenia que también afecta a las peras inclinándolas a duraznos apagados con musk, llegando a las 12 horas con un ácido más alimonado como residuo de la magnolia que tiende a una peonía discreta o un agua de rosa fresca, con el fondo dulce estabilizándose en gardenia con vainilla acaramelada. En fase final después de 24 horas el perfume conserva un carácter dulce balanceando aportes frutales y florales que se combinan mostrando menos puntos independientes, destacando impresiones de duraznos magnolias y una vainilla más mesurada y amaderada sobre tonos de ámbar al borde de un grano de tonka.

La fragancia sigue el perfil de varios de los productos de la marca Avon privilegiando un primer uso femenino y limpio que destaca en el escenario de diario, apegándose a épocas primaverales y veraniegas por el punto dulce de caramelo y vainilla combinadas con flores, evitando un uso deportivo intenso. En oficina la fragancia mantiene un estilo discreto y correcto sin estridencias y acorde con un vestuario de corte semiformal a informal, consiguiendo un efecto memoria mediano que tiene momentos altos durante del desarrollo del grupo floral en la primera mitad de evolución y que es perceptible a distancia de conversación. En el campo nocturno el perfume apunta a un uso en espacios limpios bajo un enfoque semiformal tipo cenas, ofreciendo una opción adolescente de corte limpio y simple sin extravagancias, sintiéndose ligero en el extremo formal. En lo romántico el perfume es grato y atractivo, calzando bien en salidas con pareja conocida o asistiendo a eventos sociales de ambiente limpio donde un puede conocer gente por primera vez. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Chemistry by Clinique

Este perfume del año 1994 es la segunda fragancia masculina de la marca de cosméticos Clinique perteneciente a Estée Lauder y actualmente la más antigua en producción, anticipándose a Clinique for Men de 1999, con el nombre Chemistry destacando la idea de buscar un aroma que se desarrollara de manera sutil de acuerdo a la química de la piel. El envase sigue un formato simple de botella cilíndrica lisa de vidrio transparente y tapón plateado en una caja de cartón de color blanco que contiene el nombre completo de "Skin Cologne for Men", similar en letra y alineación con los textos de los productos "Skin Supplies for Men" como nombre antiguo de "Clinique for Men". En el sitio de Clinique destacan dentro de la descripción básica del producto las siguientes notas: jengibre, cítricos y ámbar.

En partida la fragancia tiene un inicio fresco, ligeramente especiado y con un fondo marino clásico que se rebalancea en los primeros 5 minutos a tonalidades de enebro que se vuelven dominantes y siguiendo un estilo de los años ochenta y noventa como en Eternity de Calvin Klein y en Wings, alcanzando un nivel de estabilidad que perdura por encima de los 15 minutos cuando se perciben pequeños aportes de madera y retornos de especiados, manteniéndose a los 20 minutos todavía como un aroma al enebro con un punto de menta. En fase media a los 30 minutos la línea de enebro comienza a decaer permitiendo el retorno del grupo especiado que comienza en canela apagada y apunta de manera rápida hacia un jengibre terroso, incluyendo un vestigio alimonado solapado que recuerda cáscaras de limón mezcladas con musk pero que tienden hacia florales neutros tipo lirios del valle que inclinan una porción del jengibre hacia pimienta, llegando a 1 hora con un enfoque al ámbar con musk que recuerda porciones de Tabac de Mäurer & Wirtz, con el resto de las notas alimonadas y especiadas apuntando a un acabado de jabón. A las 2 horas se mantiene una línea menos marcada de ámbar con musk que es superada por acabados de especiados amaderados que dan tonalidades cercanas a una nuez moscada, retornando con más fuerza el tinte de jabón que se depura a las 3 horas en una lavanda que sigue complementada por especiados no turbios en la línea del jengibre con pimienta, con el enebro tendiendo a aires de incienso que se combinan con sándalo fresco marcando referencias con la perfumería limpia de la década del noventa cercana al fondo de Jazz de YSL, resaltando una unión de jengibre con bergamota o mandarina fría al agua que apunta a un agua de limón fría a las 4 horas, que arrastra de manera más amalgamada los aportes de madera y especias. A las 6 horas el perfume sostiene un acabado de agua fría en torno a bergamotas con una base de madera fresca, recuperando el aporte inicial de enebro que aporta a resaltar una menta, destacando un jengibre que ayuda a dar un aspecto más seco de las bergamotas que van hacia cáscaras de naranja los cuales a las 9 horas dejan una idea de estilo terroso mediterráneo asoleado que combina ideas de musk de Tabac con secos terrosos de jengibre de Tuscani per Uomo de Aramis que también pertenece al conglomerado de Estée Lauder, sumando a las 12 horas un aporte de madera picante que va más allá del jengibre y llega a pimienta con nuez moscada que incluye ámbar, manteniendo al fondo la línea de agua de naranja seca. En fase final a las 24 horas la fragancia se apega a líneas que se sienten estándares, con un cuerpo principal que funde ámbar y musk en una capa tibia con aportes de una madera menos definida y cercana a sándalo apagado relacionado con nuez moscada, sintiéndose brillos esporádicos de agua de jengibre con naranja apreciables a corta distancia.

La fragancia reúne características propias de la perfumería masculina de la década del noventa, en torno a acabados limpios de madera y ámbar delicado donde destaca un agua de jengibre con naranja que tienen una presencia acotada que se orienta a nivel de diario a épocas veraniegas y primaverales, dejando una opción de uso en situaciones deportivas no extremas. En oficina el aroma combina una doble impresión, en parte cayendo en el promedio con un efecto memoria no destacado al recordar los componentes estándares de la mayoría de los productos de una época y con una tendencia pulcra y madura, variando sólo al final al ampliar el rango de edad aparente de quien lo usa y aportando una veta de jengibre con naranja más notoria que se aprecia mejor con sobreaplicaciones o a muy corta distancia en lugares ambientalmente limpio. En el campo nocturno el aroma puede llegar a un estilo elegante semiformal al usar en cantidades generosas y apuntando a reuniones sociales y cenas, sintiéndose lejano a un estilo de fiestas juveniles y por estructura quedando corto para ser usado en eventos formales. A nivel romántico la fragancia evita usar porciones verdes más maduras o antiguas, dejando espacio para ser apreciado por el lado limpio bajo un prisma pulcro y clásico que suele tener un público femenino fiel, tanto con una pareja conocida como en reuniones o eventos cercanos a lo laboral o social. Rango de edad entre 25 y 60 años.

Turquoise Summer by Escada

Este perfume del año 2014 es una de las ediciones limitadas anuales que prepara la marca Escada para las épocas de verano y apegándose a un perfil mayoritariamente frutal, con Turquoise Summer reflejando la diversión del verano que destaca el vivir el momento de manera juguetona en la forma de un cóctel de frutas. El envase repite la botella alargada usada por otras fragancias de verano como Born in Paradise y Cherry in the Air, con el vidrio mostrando un gradiente en un azul claro que pasa a transparente en la base y que lleva grabadas siluetas de mariposas, más un tapón plateado y un decorado en la zona del cuello con forma de una mariposa roja. En el sitio de Escada Fragrances señalan que las notas principales del perfume son: fresas o frutillas, frambuesa, casis, duraznos, violetas, flores de naranjo y vainilla.

En partida el perfume muestra un aroma que recuerda un jelly o golosinas, girando en torno a una combinación de frambuesas, grosellas, naranjas y limón que se sostienen con pequeñas reducciones en naranjas a los 5 minutos y que se focaliza en una fresa o frutilla dominante a los 10 minutos que posee un bajo aporte de azúcar, perdiendo el acabado de jelly y pasando a una idea de jugo natural de fresas o frutillas a los 15 minutos, conservando la misma estructura a los 20 minutos. En fase media a los 30 minutos la fragancia sigue con una nota constante de frutillas frescas ligeramente azucaradas en un formato de postre y sin puntos comunes con esencias usadas en perfumería infantil o adolescente, llegando a 1 hora con la misma nota central que muestra una profundidad que insinúa la presencia muy baja de una flor tipo rosa o peonía al fondo que aporta una acidez apagada al limón. A las 2 horas la fragancia pierde el tinte puro de frutillas volviéndose más ácido y ampliándose a grosellas rojas con presencia de frambuesas densas de baja acidez seguido de un tinte de fruta madura densa en segundo plano, con un brillo alimonado que tiene un origen floral todavía indefinido y que cubre el rango de las peonías hasta los lirios del valle, incluyendo a las 3 horas porciones similares a azucarado de moras dentro de las frutillas, perfilando a las 4 horas un punto de durazno en el fondo como en una jalea o gelatina que rebaja las frutillas en favor de grosellas oscuras de la familia de las moras, con ecos ocasionales a algunos perfumes de Victoria’s Secret por un aire sintético rojo ocasional. Al pasar las 6 horas el aroma combina partes de azucarado de frambuesa con un punto frío que comienza en moras y bordea un acabado de jazmín y violetas sin llegar a un grupo floral, absorbiendo el aporte breve de duraznos y volviendo a una frambuesa con moras a las 9 horas que toman un aspecto parecido al de caramelos, agregando a nivel de base a las 12 horas un punto de picor ligero de origen vegetal que tiene características de un especiado apagado en regaliz y anís apagado. En fase final a las 24 horas el perfume vuelve a una línea principal de frutillas con un sustento de frambuesas y un punto vegetal que deriva de las moras, dejando la impresión en el fondo de la presencia de flores con características frutales pero que quedan solapadas por un aire de fruta licorosa que está entre duraznos y uvas.

La fragancia sigue el perfil de aromas de verano de la marca Escada, resaltando líneas alegres y frutales apegadas a un enfoque juvenil que se apegan a nivel de diario a épocas veraniegas y primaverales, pero por densidad evitando un uso deportivo. En oficina la fragancia proyecta empatía a nivel informal con colegas y conversaciones de pasillo, mostrándose poco serio para reuniones y más apto para días cotidianos cuidando la cantidad aplicada para no volverse intrusivo en espacios mal ventilados, consiguiendo un efecto memoria bueno por linealidad que posee el perfume. En el campo nocturno el aroma apunta a eventos alegres de fiestas informales y de salidas con amigos, teniendo suficiente potencia para superar la contaminación ambiental, perdiendo su enfoque a medida que aumenta la formalidad o el protocolo, sintiéndose cotidiano en galas y matrimonios. A nivel romántico el perfume sigue una tendencia que favorece un segmento juvenil, teniendo mayor presencia y desplante para conocer a alguien en su primera mitad y despertando curiosidad, volviéndose más denso y personal a partir de la segunda mitad. Rango de edad entre 20 y 50 años.

Bombshell Eau de Parfum by Victoria's Secret

Este perfume del año 2010 corresponde a uno de los lanzamientos más conocidos de la marca de lencería femenina Victoria's Secret, teniendo varias ediciones especiales derivadas como Seduction, In Love, la serie Diamonds, Platinum y Sparkle del 2012, Italian Iris, In Bloom y las versiones anuales de verano, tomando su nombre de una colección de lencería de la misma marca que a su vez aprovecha un término estadounidense acuñado en la década de 1930 que se asocia con la imagen de una mujer sensual y voluptuosa. El envase usa una botella plana de frente rectangular y bordes rebajados en ángulo, más un tapón horizontal que también tiene bordes facetados junto con una cinta negra atada en la zona del cuello, con un vidrio de color rosado decorado con franjas en un tono más opaco. En el sitio de Victoria's Secret destacan que las notas principales del perfume son: mandarina, piña, fresas o frutillas, maracuyá o fruta de la pasión púrpura, jazmín, grosellas rojas, lirios del valle, peonías, orquídea vainilla, musk, maderas rubias y musgo de roble.

En partida la fragancia sigue un patrón floral con presencias frutales dulces, en principio apegándose a una veta cítrica que se abre a los 5 minutos a tonos rojos característicos de la marca, definiendo el aroma en una combinación de fresias con peonías que dominan la fragancia a los 10 minutos y estableciendo a los 15 minutos un acabado fresco que trae recuerdos de Miracle de Lancôme con algunas vetas extras potenciadas, llegando a los 20 minutos a una fresia más intensa y con rasgos de flor roja polvosa. En fase media a los 30 minutos el perfume cambia su estructura derivando el final polvoso de la fase anterior a pulpa de peras con una apertura a limón que proviene de las fresias, inclinándose a cáscara de limón más natural que pasa por lirios del valle polvosos muchos más frescos con un aporte de nerolí a 1 hora de aplicado. A las 2 horas el perfume mantiene la impresión de fresias limpias levemente jabonosas como en Miracle pero con un entorno más potente donde se perciben vetas rojas cruzadas junto con una pulpa ácida más profunda que un limón, retornando la acidez a las 3 horas a fresias y lirios del valle con mayor proporción de aportes verdes junto con un dejo más preciso de acuático de calone al melón que se desarrolla en la base como una derivada del limón y los lirios del valle, mostrando a las 4 horas un acabado más verde donde la nota de calone da la idea de un enebro masculino, con los grupos florales proyectándose a nivel ambiental. A las 6 horas la fragancia vuelve a recuperar el aporte de peras pero combinándolo con acidez de limones y aportes verdes que acercan el aroma a una nota de manzana, potenciando los grupos rojos a las 9 horas que elevan la presencia de una peonía que absorbe gran parte de la acidez de las fresias, terminando con las similitudes con Miracle de Lancôme pero acercándose con notoriedad a la estructura del primer perfume de tapa roja de la marca española Women'Secret, abriéndose a las 12 horas a presencias alimonadas de lirios del valle con verdes que hacen ecos de las primeras notas de fresias, con los frutales rojos y las peonías dando ecos hacia frutas ácidas de maracuyá y damascos, con toda la mezcla teniendo una alta proyección ambiental sin sentirse denso o concentrado. En fase final transcurridas 24 horas desde su aplicación la fragancia mantiene un acabado alimonado de las fresias pero en un formato mucho más concentrado que reúne los aportes de maracuyá con peras y un dejo de melón, incrementando a la vez la participación de puntos rojos de peonía que dejan una impresión ligeramente sintética que vuelve a coincidir con las características de otros perfumes de la misma marca.

El perfume sigue un enfoque fresco y limpio, con reminiscencias a Miracle de Lancôme y con una presencia sólo inicial de los puntos rojos característicos de los perfumes de la marca, desarrollando un centro de fresias con evolución a peonías frutales que determinan a nivel de diario un uso primaveral alegre, vivo y optimista, abriéndose a un uso deportivo mesurado. En oficina el perfume se apega a una imagen limpia y con aires profesionales, centrándose en un estilo semiformal con opción hacia el lado informal donde destaca un buen efecto memoria que combina la simpleza de un centro de fresias relativamente lineal que tiene eco en otros perfumes conocidos, acompañándolo con una buena proyección ambiental. En el caso nocturno la fragancia posee suficiente potencia para ser usado en fiestas, salidas con amigos y cenas donde destaca un aspecto pulcro joven que incluye al público adolescente, encajando en eventos con un carácter social y protocolar, pero presentando un cuerpo que se siente simple en eventos formales. A nivel romántico el aroma funciona bien en salidas con pareja conocida, siendo una opción grata y suficientemente potente y no densa para propósitos de conquista. Rango de edad entre 20 y 60 años.