Realiza una Búsqueda

Escada Joyful by Escada

Esta fragancia del año 2014 se agrega a la serie de perfumes de la casa alemana Escada, yendo en paralelo a las ediciones de verano más conocidas y apegándose a la línea de otros lanzamientos como Especially Escada y el grupo "Me" de Incredible Me, Desire Me y Absolutely Me, con la fragancia manteniendo la filosofía de un estilo de vida positivo y espontaneo que se inspira en la alegría de recibir un ramo de flores. El envase consiste en un frasco de caras rectangulares que destacan una base de vidrio gruesa y un líquido de color violeta, con el tapón consistiendo en un anillo dorado que sostiene un cilindro transparente también en tonos violetas. En el sitio de Escada Fragrances destacan que las notas aromáticas del perfume son: peonías rosadas, magnolias, grosellas negras y extractos de panal de abejas.

En partida la fragancia muestra una combinación de tonos frutales rojos mesurados, sin ir al extremo de fresas y apegándose a orígenes florales de rosas y peonías que desarrollan un punto cremoso como el de una gardenia, enfocándose la fragancia sobre los 5 minutos en florales con una base vegetal verde tenue que gira en torno a aromas de jardín por una impresión de pétalos polvosos con polen, mostrando mayor precisión por encima de los 10 hacia rosas rosadas no ácidas con una fresia alimonada y un aporte de la familia del jazmín que combina los puntos verdes y de polvoso, llegando a los 20 minutos a un aroma un poco más áspero y menos frutal que ronda las fresias con una segunda flor del tipo clavel, manteniendo un cremoso discreto al fondo que se aleja de las gardenias y se aproxima a magnolias más ácidas. En fase media a los 30 minutos el aroma retoma un tono frutal rojo más jugoso que combina peonías con grosellas rojas sobre un alimonado de fresias, con un tono cremoso al fondo que se aproxima a polen y miel sin cera tipo mimosas que se cruza con aportes verdes rústicos de jazmín que toman un aspecto más jabonoso y tienden ambientalmente a loto, mostrando a 1 hora una separación de la línea verde que ronda un ruibarbo o pepino. A las 2 horas la fragancia adquiere un aspecto más seco resaltando acabados florales polvosos con menos presencia de frutales que giran en torno a peonías con fresias que mantienen impresiones de loto con un pepino que bordea un calone, con una impresión amaderada y especiada de tallos de rosas al fondo, mostrando a las 3 horas una aproximación a un polen con más aspecto de miel que sostiene el aspecto rústicos de los florales que va acompañado con una reducción de la capa de pepino conservando un astringente que a las 4 horas pasa de loto a interior de peonías, con el efecto de miel cambiando hacia ámbar fresco. Sobre las 6 horas el perfume mantiene un comportamiento más simplificado que sigue centrado en peonías fragantes donde el fondo de loto se funde en tallos de rosas que también van alineados con la peonía, presentando algunos desvíos hacia verdes que comienzan en tallos con musgo que pasan rápido a las 9 horas a magnolias que se combinan con jazmín y recuperan parte del tono de pepino en calone, equiparando a las 12 horas los tonos de peonía con verdes de tallos de jazmín y lirios del valle mezclados con ámbar amaderado. En fase final a las 24 horas el perfume recupera un aporte de frutales rojos que ocupan mayor espacio pero que mantienen un origen en peonías y rosas de menor intensidad que en las fases anteriores y repitiendo una sensación de aroma lineal con menor profundidad, conservando en un nivel medio partes de tallos más vegetales con polvosos ásperos que se alejan del tono de loto y de los puntos de pepino, tendiendo a polen de un lirio del valle apagado.

El perfume tiene un aroma que se siente menos vivo que las propuestas de temporada de la misma marca, centrándose en notas florales más calmadas que a nivel de diario dan una primera preferencia primaveral de corte silvestre para exteriores con un acercamiento más serio en interiores, teniendo un dejo de tallos que se acerca a épocas frías de manera acotada y nuevamente en interiores. En oficina el aroma sigue líneas profesionales femeninas y no agresivas que evitan el extremo frutal, favoreciendo un desplante pulcro no rígido con dinamismo suficiente para tener reuniones distendidas con colegas pero con un efecto memoria que ronda lo mediano, favoreciéndose por un centro de peonías estable que se recuerda pero con la mezcla confundiéndose con otras propuestas de perfumes. En el escenario nocturno el perfume opta por situaciones calmadas de espacios limpios y en el segmento semiformal, dejando una impresión poco dinámica y lejana del público adolescente y que se siente simple y de baja profundad en el extremo formal. En lo romántico la nota central de peonía se mezcla con acabados de tallo que mantienen el lado femenino pero reducen su potencial sensual o inocente, apuntando hacia un aroma de disfrute personal. Rango de edad entre 25 y 45 años.

Rochas Man by Rochas

Esta fragancia del 1999 es uno de los 2 perfumes masculinos actualmente en producción de la marca Rochas, el otro siendo Eau de Rochas de 1970, con la fragancia marcando un hito en su época por un enfoque gourmand en el que destacaba una nota de capuchino, rompiendo la tendencia de la época centrada en fragancias de la década del noventa más calmadas y que aprovechaban tonalidades al agua más relajadas como reacción opuesta a la década del ochenta. El envase presenta una forma de cono de caras curvas a modo de una bala en vidrio esmerilado, con la tapa en plateado continuando con la forma del frasco y contando con un extremo superior plano que permite apoyar la botella de forma invertida. En el sitio de Rochas destacan que las notas básicas de la fragancia son: frambuesa, capuchino y pachulí.

En partida la fragancia presenta un tono dulce que combina porciones de vainilla con caramelo, moviéndose a la par con un picor especiado que se mezcla con una lavanda con presencia pero que disminuye de manera drástica al llegar a los 5 minutos de aplicado, manteniendo un aroma de la familia de las vainas de vainilla que se siente con similitudes menores con Pi de Givenchy del cual se desmarca por una baja de intensidad que se hace más notoria a los 10 minutos sosteniendo un acaramelado que da un paso rápido por un dulzor impreciso que da la idea de capuchino pero muy tenue y sintético sin fuerza en los granos de café, apegándose a dulces de vainilla y enfocándose a un pachulí más notorio que a los 20 minutos presenta características parecidas al fondo final de A*Men de Thierry Mugler. En fase media al pasar los 30 minutos la fragancia mantiene un centro de pachulí que se recombina con una vainilla mucho más dulce y seca que dela la idea de una mezcla de A*Men con las capas iniciales de Le Male de Jean Paul Gaultier, sosteniendo a 1 hora el acabado más dulce con un aire infantil de vainilla fresca con retornos de lavanda al agua de Le Male. A las 2 horas el perfume mantiene una combinación base de vainilla con lavanda que se intercala con pachulí a la baja que favorece que la mezcla adquiera un acabado plástico que sigue recordando el centro característico de Le Male en un formato más apagado y discreto, con parte del tono plástico abriéndose como una variante de la vainilla a bronceador ligero a las 3 horas, destacando en este punto un ascenso del tono de madera dulce que primero pasa por una fase de base amaderada clásica de varias fragancias de los años noventa y luego se aproxima a un café de tostado suave muy ligado a la vainilla, diferente al aroma de una taza de espresso puro o de un capuchino decorado con crema o leche y más cercano a una mezcla de bebida láctea de café en polvo, teniendo a las 4 horas unos brillos de pachulí en una dimensión de bosque que agrega frescores verdes bajos que reducen el plástico de vainilla. Al superar las 6 horas la fragancia sigue con una mezcla principal de vainilla plástica que incluso se siente como un residuo de Altamir de Ted Lapidus, con el pachulí dejando atrás los tonos verdes y pasando a tonos de chocolate con madera que coinciden con una versión suave de Axe Temptation, incluyendo a las 9 horas un retorno de parte del pachulí a aromas de bosque que van a verdes suaves tipo enebro con madera al cedro, incluyendo referencias vagas de florales al azahar con jazmín a las 12 horas que se mezclan con alzas de vainilla, volviendo el pachulí a su aroma más tradicional de confitado con ásperos de A*Men en un formato más fresco que TL Pour Lui de Lapidus. En fase final a las 24 horas la fragancia balancea un pachulí dulce menos verde y con confitados mesurados al praliné con aportes de flor de azahar volátil que contiene un aire de lavanda y violeta, con un fondo dulce de vainilla complementaria que contienen un tostado que se acerca a café pero que luego muestra puntos de similitud con madera, canela, chocolate y melaza.

La fragancia se siente con algunas notas comunes con otros perfumes de su misma época, como Le Male de 1995 y A*Men de 1996, dando también la impresión de ser el origen de varios perfumes y productos posteriores como TL pour Lui del 2003, Altamir del 2007, la serie Axe e incentivando comercialmente la nota declarada de capuchino presente en Very Irresistible Men de Givenchy y Blue Seduction de Antonio Banderas , dando a primera impresión un impacto menos novedoso que en su momento de lanzamiento y entendiéndose el enfoque gourmand como una derivada de pachulí actualmente más frecuente, apuntando en el escenario de diario a épocas frías e invernales donde la fragancia puede aplicarse con más soltura y frecuencia debido a una tendencia a mantenerse como un aroma apegado a la piel, alejándose de la actividad deportiva. En oficina las combinaciones dulces conservan una imagen masculina y pulcra no juvenil y de imagen con vestuario más preocupado o con más accesorios pensando en invierno, sin ser intrusivo y teniendo un efecto memoria que se siente afectado por la baja estela aromática, coincidiendo con otras frgancias que se basan en esta propuesta de aroma y rondando un promedio ligeramente superior. A nivel nocturno el perfume adquiere más soltura de uso permitiendo mayores aplicaciones, cubriendo situaciones de fiestas de imagen pulcra y reuniones con amigos y cenas, quedando corto en el caso formal al resaltar tonos de chocolate y flores de estilo actual más relajado. En lo romántico el aroma produce empatía en mujeres sin profundizar una intención sensual, funcionando mejor en situaciones con pareja conocida. Rango de edad entre 25 y 50 años.

Daisy Dream by Marc Jacobs

Esta fragancia del año 2014 se agrega a la serie de ediciones preparadas por la marca Marc Jacobs para Daisy del 2007 y que han tenido apariciones periódicas cercanas al anual, con Daisy Dream conservando una orientación juvenil pero apuntando a un efecto más etéreo más cercano a aromas de aire que de jardines. El envase considera una forma de botella con curvas similares a las de Lola con un tapón esférico plateado parecido al de Honey pero con un cuello más corto, con un vidrio transparente que destaca un líquido celeste en su interior y decorado con las flores de 5 pétalos de Daisy en blanco cubriendo el tapón y la parte superior de la botella. En el sitio de Marc Jacobs Fragrances señalan que las notas principales del perfume son: moras, pomelo, peras, jazmín, lichís, wisteria azul, maderas blancas, musk y agua de coco.

En partida la fragancia destaca un aroma cercano a pulpa con humedad de una manzana verde, la que contiene un frescor alimonado tipo agua de colonia que se funde en la manzana al agregar a los 5 minutos tonalidades florales que comienzan en un cremoso similar al de un efecto de gardenia o tuberosa pero enfocado hacia la familia de las fresias por la sensación de un alimonado que sigue como tema constante, ampliando a los 15 minutos el rango floral que mantiene un frescor de lirios del valle combinado con acercamientos a cáscaras de naranjas y pomelos, mostrando a los 20 minutos una impresión todavía cremosa pero cercana a frutos rojos de una peonía. En fase media a partir de los 30 minutos parte de la nota de manzana se vuelve más fragante dando tintes de pera más tibios que se combinan con porciones florales todavía alimonadas pero con un rasgo silvestre más rústico, aproximándose a los verdes de un jazmín mezclado con polvoso de lirios del valle que se asientan como la faceta cremosa, dejando paso a ascensos un poco más ácidos de frutales rojos al agua que van alineados con derivados de peonía al pomelo, tomando a 1 hora un matiz más pulposo que gira en torno a una pera dominante que absorbe el aporte de crema floral y que es complementado por un agua frutal que resume partes cítricas y rojas discretas. A las 2 horas la fragancia presenta un aspecto más compacto donde el punto de pera asume las características de crema y a la vez retrocede en favor de acabados alimonados florales limpios que contienen características de jazmín, presentando al fondo indicios de un terroso similar a una nota de higo de perfumería de presencia oscilante, dejando a las 3 horas una impresión de polen amielado suave en reemplazo de los predominantes de pera que dejan una impresión de fragancia de carácter mucho más floral y con menos tonos al limón, conservando un aspecto cremoso con tintes silvestres que consideran repeticiones más frecuentes de terroso de higo, teniendo a las 4 horas una apariciones breves y ásperas de violetas que contienen sensaciones mixtas de moras poco maduras con altas proporciones vegetales que rondan un aceite de palta o aguacate, con el punto de higo bajando y adquiriendo un aspecto al jabón. A las 6 horas el perfume cambia parte de la carga cremosa hacia tonos de duraznos bajos y poco explícitos que se mueven en la base mezclándose con pétalos polvosos que vuelven a fresias, variando el durazno hacia tonos rojos más amplios que se aproximan a lichís con granada recuperando un ácido dulce de pomelo rosado, teniendo a las 9 horas una inclinación hacia peonías mezcladas con tonos de la familia de las gardenias en torno a frangipani y osmantus que dan una versión rebajada de las características finales de Karl Lagerfeld for Her al mezclarse con los frutales rojos a la peonía, retomando a las 12 horas las características de fresias y jazmines verdes que se unen con el cremoso al durazno, destacando trazas bajas de madera seca. En fase final al alcanzar las 24 horas la fragancia baja en intensidad dejando también una sensación de aroma más compacto donde destaca un floral alimonado más cercano a polvoso y polen de lirios del valle que el de las fresias iniciales, registrando también un azucarado vestigial de los frutales que pasan a un nivel neutro que se suma a un acercamiento de la capa cremosa a musk, determinando a la vez unas sensaciones de savia verde de plantas como la usada en Omnia Green Jade de Bulgari.

La fragancia presenta un centro de aspecto floral cremoso que en sus etapas iniciales son matizadas por peras y limones, guardando poca relación con la versión original de Daisy excepto en unos ecos breves de violetas con brillos rojos y unas referencias silvestres del inicio, sosteniendo un enfoque que a nivel de diario se siente primaveral y de exteriores, teniendo momentos frescos al inicio pero sin aproximarse al estilo de un agua fresca deportiva. En oficina el aroma se apega a un estilo relativamente discreto, no intrusivo ni agresivo, de características limpias y empáticas al conversar con colegas, con una tibieza que produce un efecto memoria más cercano al subliminal y que a nivel de notas precisas se encuentra en lo mediano. A nivel nocturno el perfume conserva un aspecto limpio aunque con menor proyección, necesitando de espacios limpios para tener una buena proyección en cenas y reuniones con amigos, siendo algo compacto como un aroma dinámico de fiestas y sintiéndose simple en lo formal. En lo romántico la fragancia es grata pero la proyección de notas se siente compacta y acotada sin destacar puntos principales llamativos, apegándose a una preferencia de disfrute más bien personal. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Dahlia Divin by Givenchy

Esta fragancia, aparecida en el mercado en la segunda mitad del 2014, corresponde a una edición creada siguiendo la línea de Dahlia Noir del 2011 y que se agrega a Dahlia Noir L'Eau del 2013, con Divin planteando un enfoque más luminoso que gira en torno al concepto de glamour elegante derivado del brillo de hilos de oro usados en alta costura, con el aroma presentando un balance entre tonalidades delicadas y notas coloridas y jugosas asociadas a recuerdos de la niñez. El envase toma una derivada con respecto al frasco original de Dahlia Noir, alargando la zona del cuello al envolverla con hilos dorados que son el tema de la fragancia, con el frasco y el tapón en blanco con borde dorado reduciendo las esquinas redondeadas del original y agregando un adhesivo en la cara frontal con el nombre del perfume en letras doradas a modo de etiqueta de un vestido. En el sitio de Givenchy Beauty destacan que las notas básicas de la fragancia son: ciruelas tipo Golden Mirabelle, jazmín y sándalo.

En partida la fragancia tiene un inicio muy tenue, con referencias alimonadas vagas que parecen pertenecer a una fresia deslavada con partes verdes y peras, tomando cerca de 5 minutos en mostrar un aroma con más presencia teniendo un primer acercamiento hacia los jazmines de Lou Lou de Cacharel sin aportes de flor de azahar, continuando su evolución hacia una flor jabonosa que contiene partes alimonadas en torno a los 10 minutos mostrando un acabado verde que presenta un brillo que recuerda a almendras pero en un formato de flor sin llegar a amielados amarillos de mimosa, adquiriendo mayor proyección ambiental a los 15 minutos con impresiones de los años noventa que siguen recordando una variante depurada de Lou Lou sin turbios sensuales combinado con ylang-ylang, precisando a los 20 minutos un dulzor que sale del rango floral y se acerca a duraznos. En fase media a los 30 minutos el perfume incorpora referencias a verdes que se sienten cercanos a tallos de flores más secos, conteniendo en el fondo un cuerpo de colonia alimonada que es solapada por ascensos del tono de duraznos con jabonoso de flores blancas que se desperfilan del jazmín, incluyendo una línea azucarada mayor a la normal en un frutal y que da la idea de un néctar o pulpa concentrada de la familia de la pera con aspecto cremoso que se combina con un efecto más neutro y limpio por el lado ligero blanco del grupo floral a 1 hora de aplicado. A 2 horas el perfume se siente mucho más fragante y con un aire femenino inocente a nivel ambiental, destacando un acabado al jabón con tintes verdes que gira en torno a un floral blanco dulce, con aires de lirios del valle inclinados hacia un fruto neutro, pulposo y azucarado que se aproxima a una pera tenue, tomando el aroma a las 3 horas un acabado que se mantiene en el rango floral pero que se acerca a flores de azahar naturales que dan la idea de menciones frutales a la bergamota, volviendo a aportar el tono de almendras cercano a madera suave y presentando frutos suaves que bordean un jugoso rojo, desarrollando a las 4 horas un ascenso del tono de pera que va combinado con bergamota de manera compacta y retornos de jazmín que incluyen una variante del fruto rojo hacia peonías. Sobre las 6 horas el perfume comienza a tener matices más verdes, conservando un centro de jazmín de aspecto más clásico que contiene polvosos limpios que vuelve a acercarse a porciones de Lou Lou donde la bergamota reemplaza el efecto de flor de azahar, mesurado por el frutal que sigue una línea neutra de azúcar a la pera, sumando un seco de madera que produce un picor ligero en el fondo a las 9 horas y que es seguido por un acabado de ámbar que desarrolla un tinte de confitado de pachulí al asociarse con los aportes de madera y picor, teniendo rebotes de frutos rojos con peonías que se mezclan con una variante más fresca de la nota de pera, mostrando a las 12 horas una combinación de jazmín con picor que oscila entre jengibre y pimienta rosada que crea un efecto chiprés tipo tallos amaderados que es compensado por un frutal confuso de aspecto neutro cercano a duraznos combinados con frangipani. En fase final al llegar a las 24 horas de aplicado el perfume conserva en un nivel superior un tono azucarado delicado que se desvanece rápido y que parece tener un origen no frutal, parecido al de un algodón de azúcar, siendo desplazado a los pocos segundos por una nota de jazmín relativamente lineal y depurada que presenta un aspecto limpio que se sustenta en un polvoso menos preciso de tallos verdes con musk y madera tenue que conservan parte del punto de peras.

La fragancia maneja un perfil inicialmente discreto que aumenta a nivel ambiental conservando una apariencia más compacta y estándar a corta distancia, enfocándose en un escenario de diario hacia primaveras y veranos en exteriores que evitan un sol demasiado fuerte y que se alejan sobre la primera hora del estilo de agua fresca deportiva. En oficina el aroma se apega a una línea que contiene componentes discretas pero profesionales y limpias, destacando por una baja intrusividad y baja agresividad que se mueve de mejor manera en situaciones con colegas y actividades de escritorio, con un efecto memoria dentro de lo mediano. A nivel nocturno el aroma encuentra dificultad en proyectarse, perdiendo presencia en ambientes contaminados y ofreciendo un aspecto rígido en fiestas juveniles informales y simple en eventos formales, dejando una impresión de uso más relajado y con mayor potencial durante el día. En los casos románticos el aroma tiene capas inocentes combinadas con partes verdes que reducen la posibilidad de proyectar sensualidad, apegándose hacia un uso de disfrute personal fresco. Rango de edad entre 25 y 60 años.

Himalaya by Creed

Esta fragancia del año 2002 es una de las creaciones preparadas dentro de la casa Creed, que posee una historia de preparación de perfumes desde el año 1760 y que ha manejado de manera familiar, con el perfumista encargado de cada producto siendo un descendiente del fundador y que en el caso particular de Himalaya corresponde a la sexta generación en la familia, la cual se inspira en la belleza de la cordillera del Himalaya que comprende a las cimas más altas del planeta apelando a un aroma que es complejo, fuerte y rústico a la vez. El envase recurre a la forma de botella estándar de la marca para las fragancias de hombre, consistente en un frasco de frente rectangular y costados curvados con un tapón con forma de triángulo invertido, con el vidrio y el tapón teniendo un baño de color blanco satinado que imita la nieve de estas montañas. En el sitio de Creed Fragrances centrado en Reino Unido destacan que las notas principales del perfume son: bergamota, pomelo, limón, mandarina, nuez moscada, bayas de enebro, sándalo, vetiver, pimienta, granos de tonka, ámbar gris y musk.

En partida la fragancia presenta un enfoque frío similar al de un ajenjo y de pastos de pradera que dan una aproximación a algunas porciones de perfumes de la marca Victorinox en su línea Swiss Army dentro de los primeros 5 minutos de aplicado, sosteniendo una evolución lenta que mantiene el mismo grupo de notas con una ligera incorporación de enebro que mantiene el mismo enfoque de aire de montaña al cabo de 20 minutos. En fase media a los 30 minutos la fragancia intensifica el enebro que se mezcla con tonos de madera seca que son cercanas a una nuez moscada no picante, con el ajenjo mostrando una baja que se acerca a un eneldo de cocina que no llega a comino pero que parece contener un punto dulce de musk o ámbar a 1 hora de aplicado. A las 2 horas la fragancia recobra parte del ajenjo dando una aproximación a algunos puntos de Jazz de YSL y a dejos de cuero y musgo, desarrollando un punto de pimienta complementario a la nuez moscada que comienza a mostrar picores en nariz más notorios a las 3 horas que se mezclan con el enebro dándole al perfume un acabado más ahumado hacia el sándalo, cambiando a las 4 horas el enfoque de aire de montaña por un amaderado seco basado en sándalo que se abre a raíces no verdes de vetiver sobre especiados secos de nuez moscada y pimienta no negra, con un dejo de ahumado inciensado que recuerda algunos perfumes de la década del 80 centrados en musgo de bosques. Sobre las 6 horas el perfume sostiene un centro de musgo que incluye vetiver y picores suaves de pimienta, abriendo un frescor paralelo de bayas de enebro que se aproximan a una versión más seca de Wings combinada con cuero de Jazz, agregando a las 9 horas una lavanda suave como derivada del enebro que se apaga a las 12 horas con alzas de musgo que recuperan verdes de ajenjo cercanos a ciprés, incluyendo madera densa de sándalo y vetiver mezclada con pimienta. En fase final al superar las 24 horas el perfume se centra en un fondo de sándalo y especiados mixtos de pimienta no negra con ciprés y vetiver que apuntan a efectos de musgo que consideran un aporte verde mesurado, sumando una capa fría de bayas de enebro que se suma a las notas anteriores dejando una idea residual de incienso o cenizas.

La fragancia sigue una línea aromática que se asocia inicialmente con momentos de relajo por la idea de ambiente frío y limpio, pasando luego a un cuerpo seco y amaderado de aspecto semiformal que presenta a nivel de diario un mejor potencial de uso veraniego y primaveral, con las vetas de madera y enebro sintiéndose algo rígidas como para aportar frescura en actividades deportivas. En oficina el aroma se apega a líneas clásicas por el punto de musgo que aporta una sensación de madurez, con un efecto memoria mediano en su fase media y final que se siente como la base de varios perfumes amaderados clásicos, con el punto inicial tipo aire de montaña siendo el que presenta una mejor capacidad de memorización a distancia de conversación en sus primeras horas. En el escenario nocturno la fragancia vuelve a situaciones reposadas, de eventos con cierta pulcritud en el vestuario y lejano a idas a pub o fiestas adolescentes, moviéndose en eventos mayoritariamente semiformales y sociales de espacios limpios con una posibilidad formal no juvenil en verano. A nivel romántico la fragancia contiene un aire que se asocia con una imagen seria paternal o madura que aumenta con el paso de las horas, sin proyectar en su evolución puntos que puedan asociarse con una carga sensual explícita. Rango de edad entre 25 y 60 años.