Realiza una Búsqueda

Gucci Bloom Acqua di Fiori by Gucci

Esta fragancia del 2018 aparece al año siguiente de Gucci Bloom, colocando en esta ocasión un foco en notas delicadas con un apariencia más acuática que imaginan el rocío sobre los primeros brotes de un jardín lleno de flores, celebrando con este concepto la autenticidad, vitalidad y energía de una mujer. El envase repite el diseño de botella rectangular de caras planas y color rosado opaco de Gucci Bloom, agregando una etiqueta con un estampado "Herbarium" usado en las prendas de la marca Gucci. En el sitio de Gucci destacan para esta fragancia estas notas principales: gálbano verde, brotes de casis, tuberosas, brotes de jazmín y quiscualis o piscuala (o Combretum indicum, en inglés Rangoon creeper, una flor del sur de India con similitudes a un jazmín pero de color rojo).

En partida la fragancia presenta mezclas florales silvestres sobre un fondo verde que se afina a los 5 minutos en una fresia opaca con dulzor de bergamota, pasando a los 10 minutos a un acabado de calone y loto seco que se mueve a los 15 minutos a sensaciones de madera tipo papel con un origen en geranio, pimienta rosada y musk con un hilo de limón, pasando a los 20 minutos a una línea más tibia y ambiental de musk al polen con desarrollo de vetas florales cremosas con una base frutal. En fase media a los 30 minutos el perfume se desplaza en una línea polvosa, rescatando algunos aires lácteos presentes en la edición Bloom original y apareciendo notas de malva de olor levemente mentolada y masculina, llegando a 1 hora con tonos polvosos dulces al musk y bergamota con una base verde que mantiene un aura alimonado. A las 2 horas el perfume aumenta en intensidad apegándose a notas de jazmín verde con alimonados donde persiste un frescor de malva de olor próximo a lavanda y con impresiones de aromatizante de detergente y savia vegetal, sosteniéndose a las 3 horas en tonos dulces de musk y savia con un paso cercano a un guisante de olor con un fondo terroso con aires masculinos al geranio que ronda una propuesta suave de resina, bajando la intensidad del aroma a las 4 horas asumiendo un acabado de jabón suave con rasgos parecidos a los de la marca Lush y considerando aportes de frutales rojos tenues con lirios del valle alimonados y repitiendo una idea de guisante de olor. Sobre las 6 horas el perfume incluye un dulzor de polen con rasgos de miel y resina que vuelven a acercarse a la idea de benjuí de la marca Lush pero sin presentar rasgos precisos verdes o cristalinos de gálbano, adoptando un tono de jabón suave con aportes mínimos en el fondo de una nota de fruta roja que se comporta como peras, sandías y peonias, planteando gradualmente un fondo floral muy delicado al musk que sigue un estilo clásico juvenil antiguo con referencia a gardenias jabonosas y mimosas levemente amaderadas, incluyendo a las 9 horas un aporte dulce derivado de la miel, el polen y de los polvosos de lirios del valle que producen ideas de calone, manzana y un ámbar al agua con presencia ambiental de lilas, continuando a las 12 horas con un aroma dulce de musk y polen con neutros de manzana. En fase final a las 24 horas la fragancia mantiene una tendencia floral delicada de jardín, un poco más polvosa y con inserciones de resinas dulces similares a las usadas por la marca Lush, distinguiéndose en el fondo pequeños aportes frutales rojos a la frambuesa con madera que tiende rápido a un palisandro o palo santo con cedro tipo lápiz grafito.

La fragancia se siente como una versión más suave de su predecesor Bloom apagando la nota de tuberosas que se siente de manera delicada y breve sólo a partir de la segunda mitad de su evolución, favoreciendo tonos verdes de jardín con un acabado más silvestre que a nivel de diario se orientan a primavera y verano en exteriores, pudiendo adaptarse a actividades deportivas ligeras. En oficina el aroma sugiere una presencia delicada bastante calmada y no agresiva, con los tonos silvestres apartándose de otras propuestas que siguen la misma estructura y favorecen una imagen femenina inocente, cubriendo al segmento informal y semiformal de una manera más bien introvertida o clásica sí se aumenta la dosis, teniendo un efecto memoria que cae dentro de lo mediano debido a su proyección tenue y que recuerda a otros perfumes antiguos o más cotidianos que se apegan a una linea floral tradicional. En el escenario nocturno la fragancia requiere de mayores aplicaciones para superar la contaminación de ambiental, con los tonos de jardín asociándose a una idea más apegada al día que a la noche. En lo romántico la fragancia sigue un concepto diferente de inocencia y que se aprecia más personal que de pareja al no plantear de manera explícita notas aromáticas asociadas a intenciones sensuales o de conquista, entendiéndose como un perfume fresco de disfrute personal. Rango de edad entre 25 y 60 años.

L'Homme Cologne Bleu by Yves Saint Laurent

Este perfume del año 2018 se suma a la línea de fragancia derivadas de L'Homme del 2006 y que ha considerado ediciones como Libre, La Nuit, Parfum Intense, Sport y Ultime, tomando un nombre que se ve cercano a la propuesta Cologne Gingembre del 2011 donde Cologne Bleu representa de manera aromática la sensación de sumergirse en una piscina de agua helada y refrescante, trayendo recuerdos de la libertad de estar en medio del océano. El envase usa la misma botella diseñada para L'Homme y usada por sus variantes, agregando con elemento diferenciador un líquido de color celeste. En el sitio de YSL Beauty mencionan en la descripción de la fragancia las siguientes notas: naranja roja, pomelo, mandarina, bergamota, acordes marinos, pimienta negra y cardamomo.

En partida la fragancia destaca un frescor acuático con aires secundarios de pomelo y pimienta que agrega a los 5 minutos tonos florales alimonados que producen a los 10 minutos un eco de vetiver suave, moviéndose a partir de los 15 minutos en una línea de madera y herbales discretos que conserva sin cambios la base acuática alimonada, favoreciendo a los 20 minutos una fase tibia de ámbar y ládano secundarios. En fase media a los 30 minutos el aroma se abre a aportes de naranja, mandarina y ámbar sobre madera con un dejo oscilante de cuero, pasando a 1 hora a fondos de perfumería clásica masculina con aportes de madera de cedro y sándalo, bergamota, pimienta, lavanda y un ahumado de vetiver ligero, proyectando a nivel general un aroma ligero perceptible a corta distancia. Al pasar a las 2 horas la fragancia desarrolla la línea de pimienta hacia un tono acuático amaderado que contiene residuos de cáscara de naranja y un vestigio de agua de lavanda, bajando además de manera notoria la intensidad y proyección ambiental, adquiriendo a las 3 horas tonos más oscuros que pasan por una idea breve de cacao que se afinan en madera con ámbar y un dejo amargo acuático de algas con bergamota y pomelo, teniendo las 4 horas una nueva baja de intensidad que se centra en un tibio de bergamota. Sobre las 6 horas el perfume vuelve a líneas amargas basadas en pomelo con un fondo de madera tibio que a las 9 horas se orienta a aires de lavanda con madera que combinados se acercan a cuero con cardamomo, incluyendo a las 12 horas una referencia marina que termina por fundirse en madera tibia con musk. En fase final a las 24 horas el perfume regresa a un enfoque acuático con rasgos ozónicos que se basan en una capa especiada suave al cardamomo por un indicio de lavanda intercalado, evolucionando el aroma hacia alimonados verdes de lima con pomelo.

El perfume sigue un tono fresco que cae dentro de un estilo clásico masculino de menor complejidad y presencia que las ediciones anteriores de L'Homme, destacando vetas oceánicas de corte ozónico que se abren a agua especiada con lavanda y bergamota, a nivel de diario mostrándose de mejor manera en exteriores de primavera y verano e incluso como una opción refrescante para actividades deportivas intensas. En oficina el perfume tiende a confundirse con otras propuestas comerciales que siguen la misma línea acuática especiada, teniendo un desplante acotado y más bien personal y limpio que social o laboral de reuniones importantes, cubriendo un segmento informal y semiformal con un efecto memoria que cae por debajo del promedio. En el caso nocturno el aroma se siente correcto, tal vez algo alejado de un estilo adolescente y apuntando a situaciones semiformales de verano como cenas, idas a pubs o reuniones con amigos, quedando corto en estructura y proyección en el segmento formal. En el lado romántico la mezcla de notas escogida para el perfume tiene un foco en el frescor y limpieza en lugar de pretender una intención de conquista, entendiéndose como un perfume de disfrute personal orientado a días calurosos. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Glam by Kim Kardashian

Este perfume del año 2012 se incorpora a la colección de perfumes de la modelo y celebridad Kim Kardashian, continuando sobre la línea iniciada por Signature del 2010 y Gold del 2011, con Glam planteando una propuesta aromática compuesta por varias capas que incentiva a las mujeres a encontrar y mostrar su lado elegante y sofisticado, inspirando confianza, fuerza y encanto femenino. El envase usa el diseño de botella creado para el primer perfume Kim Kardashian Signature con un frasco circular de frente plano y tapón horizontal con facetas, todo en color magenta con un decorado de cristales tipo joyería en la zona del gollete. En el sitio de Kardashian Fragrance describen al perfume de manera general sin detallar sus notas principales.

En partida la fragancia tiene un inicio en tuberosas cremosas y fragantes con un foco clásico que decantan a los 5 minutos en un jazmín de apariencia natural y elegante, complementando esta línea a los 10 minutos con tonos verdes levemente alimonados de fresias y lirios del valle que se mezclan dejando a los 15 minutos una impresión de aromas delicados de jardín, afinando a los 20 minutos los tonos verdes que se sienten más herbales y próximos a tallos de jazmín. En fase media a los 30 minutos el perfume vuelve a tuberosas fragantes con un aire vago de frutas rojas, manteniendo a 1 hora una línea floral volátil que combina jazmines y tuberosas dulces en equilibrio con un pequeño dejo ahumado de vetiver. Sobre las 2 horas la fragancia se siente delicada con un aire rojo de acidez mesurada a la magnolia y un cuerpo base floral limpio parecido al de Miracle de Lancôme que deja ideas de champú, tomando a las 3 horas un tinte de incienso que se suma a la capa floral desarrollando un cuerpo más untuoso que se hace notorio a las 4 horas rondando ideas de ládano y ámbar con un fondo vegetal de jazmín. Al pasar de las 6 horas el perfume vuelve a un centro de jazmín clásico un poco más bajo y complementado por cremosos de tuberosas que se mantienen en segundo plano confundiéndose con puntos dulces de ámbar y vainilla siguiendo una línea limpia con pequeñas turbiedades ahumadas de vetiver o incienso, incrementando a las 9 horas el aporte de resina que reduce la presencia del jazmín y las tuberosas pero mostrándose con una apariencia natural cercana a polen y ámbar con una tendencia a palo santo o palisandro al cuero y hule, afinando a las 12 horas el tono de incienso en sándalo y colocándose en paralelo con una nota floral con aspecto de jabón al jazmín donde las tuberosas cambian a gardenias. En fase final a las 24 horas el perfume muestra un brillo breve de frutas rojas que siguen una tendencia cremosa más apagada a la tuberosa con puntos de mandarina que tienden a tibios de musk, surgiendo de la base una nota oscilante de madera seca ahumada menos precisa de la familia del incienso.

El perfume llama la atención por una aparente oposición o contradicción entre el nombre y el aroma, favoreciendo el uso de notas clásicas casi vintage en lugar de una propuesta atrevida o agresiva casi extrovertida de noche, calzando en el escenario de diario en usos atemporales con una preferencia bajo techo de invierno y verano, apartándose de actividades deportivas. En oficina el aroma se siente correcto e incluso elegante, adaptándose de manera normal en alguien mayor en el rango informal y semiformal pero con un matiz llamativo en alguien joven que puede restar algo de dinamismo en las actividades cotidianas, teniendo un efecto memoria por encima del promedio. En situaciones nocturnas el perfume se siente como una propuesta diferente que puede ser aceptada por un público adolescente que busca una imagen pulcra con tintes clásicos, aunque jugando en contra en fiestas demasiado dinámicas por una impresión rígida que se desarrolla con el paso de las horas, encajando de manera más natural en eventos semiformales de espacios limpios como cenas o reuniones con amigos en casa, teniendo un punto dulce de jardín de aspecto artesanal que puede destacar en ocasiones formales sustentándose en una base de incienso que se hace más notoria a partir de las 6 horas. En lo romántico las mezclas florales al jazmín y tuberosa reafirman una imagen femenina correcta y con aires inocentes que llevan implícita una propuesta sensual de la vieja escuela, pudiendo funcionar en salidas con pareja conocida o en conversaciones con desconocidos. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Nike Gold Edition Woman by Nike Perfumes

Este perfume del año 2012 es parte de la línea de fragancias de la marca Nike Perfumes, la cual es la más antigua dentro del portafolios de la casa española De Ruy Perfumes, comenzando como una empresa familiar con destilería de esencias propias en 1929 y terminando en torno a la década de los años ochenta y noventa como el proveedor de los activos, materia prima y experiencia necesaria para la fundación de De Ruy Perfumes, con Gold Edition existiendo en una versión masculina y femenina. El envase considera un frasco alargado y delgado de caras rectangulares en vidrio transparente donde se aprecian bandas blancas que cruzan la cara frontal, existiendo una versión anterior al año 2016 con la misma forma de botella pero sin estas bandas blancas. En el sitio de De Ruy Perfumes no presentan descripciones sobre los perfumes de esta marca, sin que se tenga un listado oficial del sus notas.

En partida la fragancia presenta una mezcla floral polvosa y plástica que combina los jazmines de Imagina de Ágatha Ruiz de la Prada con una flor de azahar de apariencia no cítrica que deriva a los 5 minutos en tonos de anís y almendras que empujan el jazmín a una base de violetas, ocurriendo a los 10 minutos una nueva alza plástica de flor de azahar mezclada con resina donde ocurren a los 15 minutos oscilaciones de anís con jazmín que agregan una base frutal neutra, llegando a los 20 minutos con una capa principal de anís y almendras con un fondo de flor de azahar. En fase media a los 30 minutos el perfume se muestra estable en una mezcla de anís y almendras donde el fondo plástico se siente más cremoso y con aportes cítricos al limón, desplazando a 1 hora las secciones de anís y jazmín hacia moras a la madera con un hilo de pomelo amarillo. A las 2 horas la fragancia desvía parte del anís a regaliz, conservando un cuerpo plástico con participación de almendras donde la flor de azahar es reemplazada por jazmines agregando tonos tibios un poco más ásperos en madera y cuero con violetas al musk, surgiendo una idea de resina tipo elemi que se siente como una variante femenina de Presence de Montblanc, elevando a las 3 horas la participación de frutales neutros que comienzan a contener los tonos plásticos moviéndose en cítricos secos con grosellas rojas y oscuras reteniendo un tono tibio amaderado de almendras en el fondo, tomando a las 4 horas una apariencia más clásica de agua floral clásica en iris y violetas con tonos dulces de flor de azahar y almendras que tienden a mimosas con madera e incluyen un aire vago e impreciso de vainilla dentro de la línea de resina. A las 6 horas la fragancia entrega un indicio muy breve de caramelo similar al aromatizante usado en tés saborizados y que lentamente decae hacia un fondo estable floral de jazmín que vuelve a presentar las similitudes con Imagina de Ágatha Ruiz de la Prada pero cambiando las almendras y mimosas por polen, destacando a las 9 horas un tono acaramelado de frutas rojas ligeras combinadas con moras y rosas sobre un fondo de madera que se desplaza a las 12 horas a aromas entre golosinas y caramelos centrados en moras donde se mantiene un fondo plástico de flor de azahar y jazmín con un ligero aire de anís y almendras. En fase final a las 24 horas el perfume adquiere una apariencia más frutal dentro de una línea densa y cremosa con rasgos sintéticos, apartándose de la flor de azahar y manteniendo una base de jazmín con mimosas, sintiéndose aportes diversos de grosellas a la mora con un punto ácido de frambuesa y un hilo neutro de peras.

La fragancia tiene rasgos llamativos en su primera etapa, teniendo puntos que recuerdan secciones de jazmín de la marca Ágatha Ruiz de la Prada de Puig también fabricada en España y un punto de resina anisada de Nike the Perfume Man, apuntando en el escenario de diario a situaciones en exteriores de primavera y verano, con algunos puntos dulces sobreviviendo a un uso invernal bajo techo, sin seguir una línea deportiva. En oficina el perfume posee matices optimistas y alegres que recuerdan una versión suavizada y no agresiva de Lolita Lempicka Le Premier Parfum, cubriendo los segmentos informales y semiformales con dosis mesuradas para no despertar una veta intrusiva levemente sintética en el comienzo, teniendo un efecto memoria bueno en el efecto plástico que va acompañado con anís. A nivel nocturno el aroma destaca por tonos potentes a corta distancia que encajan con un público adolescente de espacios contaminados en el rango informal y a la vez consiguiendo con menores dosis una interpretación correcta en lo semiformal, mostrando un comportamiento similar en este sentido a Alien de Thierry Mugler, Lolita Lempicka y Lou Lou de Cacharel, faltándole complejidad para destacar en el lado formal. En lo romántico las notas florales, plásticas y anisadas pueden no ser comprendidas como una propuesta sensual a corta distancia, dando la sensación de ser una fragancia de disfrute personal. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Nike Gold Edition Man by Nike Perfumes

Esta fragancia, con un año de lanzamiento estimado en torno al 2012, pertenece a la colección de perfumes de la marca española Nike Perfumes, sin relación con la marca deportiva estadounidense del mismo nombre, fundada en 1929 en la zona de Almería por Ángel Fernández Mateos y consiguiendo ser un distribuidor de creaciones propias dentro del territorio nacional con sus primeras exportaciones a Estados Unidos ocurriendo en 1961, comenzando una competencia particular en los años 60 y 70 con Campomar para quien también actuaba a la vez como rival y proveedor de materias primas y que concluyó en 1984 con la venta de la marca a Campomar debido a una crisis familiar dentro de Nike Perfumes, con esta fusión dando origen a la empresa De Ruy Perfumes en la década del noventa. El envase considera una forma de botella con caras rectangulares con un frente más ancho que el costado, en vidrio transparente con bandas negras cruzadas que dejan ver un líquido de color amarillo y rematado por un tapón cilíndrico dorado, existiendo una versión anterior sin estas bandas negras y con las caras rectangulares frontal y lateral teniendo el mismo ancho. En el sitio de De Ruy Perfumes no aparecen referencias a esta fragancia, sin que se cuente con un detalle de su composición.

En partida la fragancia presenta tintes verdes compactos en enebro, pomelo y pimienta a los cuales se agrega a los 5 minutos un aporte de bergamota y madera sobre una base de pomelo verde que da paso a los 10 minutos a vetas amaderadas al jengibre, desarrollando a los 15 minutos una nota de enebro más acuática en un cuerpo más compacto que tiene interferencia de pomelo y madera, ocurriendo a los 20 minutos una reducción del grupo verde en pimienta con bergamota. En fase media a los 30 minutos el perfume sigue una línea acuática de lavanda con especiados que rondan una nota de madera que se amplía al cabo de 1 hora, produciendo tonos de bosque en musgo y cuero donde el enebro se confunde con la lavanda y la pimienta. A las 2 horas el aroma se suaviza combinando aportes herbales próximos a romero y albahaca que tienen un matiz picante determinado por pomelo amarillo y madera tibia reduciendo la línea de lavanda, con el aroma tomando a las 3 horas una apariencia atalcada en limón y amargos de cáscara de naranja con un hilo levemente mentolado de lavanda que se confunde con romero, reduciendo en este punto los tonos especiados y de madera, bajando en intensidad a las 4 horas y favoreciendo un mejor desplante de la lavanda que plantea un aroma limpio que recuerda una versión suavizada de Drakkar Noir de Guy Laroche sostenido sobre un vetiver alimonado y a la madera. Al superar las 6 horas la fragancia sigue profundizando un estilo clásico al desviar la lavanda hacia pino y luego a musgo con pachulí sobre secciones alimonadas y ahumadas de vetiver con un punto cítrico jugoso a la bergamota que en conjunto se aproximan a un estilo de desodorante masculino, tomando a las 9 horas algunas notas tibias de tabaco que se estabilizan en madera de cedro con aportes de naranja donde reaparece una nota de lavanda al jabón, manteniendo las 12 horas una tendencia de talco con presencia de naranja amarga y un punto de vainilla breve como en Wild Country de Avon que luego pasa a musgo y vetiver. En fase final a las 24 horas la fragancia vuelve a un estilo más fresco y dinámico con menos características clásicas y centrado en cítricos un poco menos dulces donde predomina el pomelo por encima de la bergamota, sosteniéndose sobre una base de pimienta con indicios de nuez moscada dentro de un vetiver ligero con un residual de lavanda.

La fragancia tiene durante su primera mitad un comportamiento compacto que se centra en pomelo verde con indicios de lavanda, gradualmente apegándose a una línea clásica limpia sin llegar a un desplante mediterráneo, mostrándose a nivel de diario como una opción fresca de primavera y verano que se adapta sin problemas a actividades deportivas. En oficina el perfume cae dentro de una línea correcta algo restringida y sin notas particulares que llamen la atención, cumpliendo con sostener un estilo informal y semiformal de conversaciones no intrusivas con colegas pero presentando un efecto memoria bajo debido a la dificultad que tiene de retener un conjunto único de notas que lo identifique. A nivel nocturno la línea clásica de la fragancia se siente algo rígida para un público muy joven y teniendo una intensidad aromática que es superada por la contaminación ambiental, necesitando de sobreaplicaciones para sentar un estilo algo mayor en lo informal y semiformal tipo reuniones con conocidos y asistir a cenas y eventos en casa, pero que se siente simple y corto en su intención de llegar al lado formal. En lo romántico la combinación de notas parece tener un primer propósito limpio y fresco sin pretensiones sensuales o de conquista, entendiéndose como un perfume de disfrute personal. Rango de edad entre 25 y 60 años.