Realiza una Búsqueda

Trussardi Donna 2011 by Trussardi

Este perfume del 2011 es parte de un lanzamiento pareado que va acompañado de una versión masculina y ambos haciendo homenaje tanto a los 100 años de existencia de la casa de artículos de cuero de lujo italiana Trussardi como a los 2 primeros perfumes de la marca, Trussardi de mujer de 1982 y Trussardi Uomo de 1983, siendo a la vez los 2 primeros productos fabricados bajo la nueva licencia de perfumes a manos de ITF Corporate, con esta nueva serie conservando la imagen de opuesto de blanco y negro entre hombre y mujer. El envase considera una forma de botella igual a la de su par masculino, con un frente de aspecto rectangular con esquinas redondeadas y un borde dorado que pasa por todas sus caras laterales, junto con un tapón con forma de cúpula también en dorado. En el sitio de Trussardi y de ITF Cosmetics destacan las siguientes notas aromáticas: yuzú, cidro, frutos acuáticos, flor de azahar, te de jazmín, flor de Nymphaea (una familia que considera al loto y los nenúfares), pachulí blanco, cedro, sándalo y vainilla.

En partida la fragancia se siente grata y aromática, con un aroma que sale del promedio comercial y que combina impresiones clásicas de los años 90 en torno a un ylang-ylang dulce y ligeramente amielado que se enfoca a los 5 minutos en una flor de azahar fragante que conserva la base tipo miel con polen, incorporando especiados amaderados de bajo impacto que alteran la flor de azahar y separan parte de una tonalidad alimonada del azahar en fresias que conservan el acabado clásico tipo ylang-ylang, sumando a los 10 minutos un aire solapado de duraznos que se difunde en el grupo floral, comenzando a perfilar sobre los 20 minutos un nuevo acabado que tiene aires de pachulí de aromaterapia y que deja impresiones de la esencia usada en tabletas ahuyentadoras de mosquitos. En fase media a los 30 minutos el aroma se siente más áspero, con el tono de durazno levantando impresiones de pétalos que se alejan del aire de ylang-ylang, tomando más fuerza el pachulí que contiene una traza herbal rústica en torno a té verde, volviéndose más fragante el aroma al cabo de 1 hora destacando tonalidades florales más licorosas basadas en polen que se inclina a jazmín y fresias sobre una base del tipo gardenia, más un aire de resina que contiene características plásticas de la flor de azahar. A las 2 horas el aroma conserva los mismos rasgos básicos reduciendo la porción herbal y elevando un tono frutal que refuerza el aporte de fresias pero que también abre la posibilidad de una peonía o rosa delicada manteniendo la flor de azahar como nota central, bajando la presencia del acabado de pachulí de aromaterapia, teniendo la capa frutal un desarrollo más notorio a las 3 horas donde se aleja de la impresión de rosas en favor de un acabado de ciruelas y con la flor de azahar aumentando en complejidad al unirse con las fresias, mostrando una nueva variante a las 4 horas cuando el punto frutal aumenta en dulzor hacia el lado de una vainilla, rescatando el tono previo de duraznos e impactando a la flor de azahar que cae a la base. A partir de las 6 horas el perfume combina tonos de vainilla con gardenia sobre una base de aspecto ambarado con tintes de madera donde se siente una veta verde que está entre tallos de rosa, jazmín y flor de azahar, sintiéndose ecos vestigiales de fruta roja jugosa que se vuelven a mezclar con aportes alimonados de fresias que se vuelven más ácidos por el lado del yuzú y el pomelo amarillo a las 9 horas, con estos grupos ácidos volviendo a rosas que unidas al tono todavía presente de durazno apuntan a magnolias sobre musk, sumando a las 12 horas una vainilla a un centro basado en gardenias al durazno con fresias como evolución de la flor de azahar, agregando unos frutos rojos que recuerdan tonalidades presentes en Karl Lagerfeld for Her. En fase final a las 24 horas la fragancia sigue un estilo floral delicado con participación destacada de una flor de azahar ubicada en el centro y rodeada de tonos afines al musk de aspecto más polvoso que consideran fresias con gardenias dulces al durazno junto con una componente ácida roja cercana a magnolias.

El perfume presenta un aroma de estilo mucho más moderno que la primera versión de Trussardi de 1982 pero conservando un tono floral clásico con ecos de los años 90 que aporta duraznos junto con una veta mediterránea fresca alimonada que comienza en flor de azahar, enfocándose a nivel de diario como una fragancia de diario semiformal que se relaja en su punto medio admitiendo situaciones deportivas dinámicas. En oficina el aroma ofrece una faceta profesional más joven y flexible que evita caer en el segmento adolescente en al menos la primera mitad de su evolución, con el efecto memoria sintiéndose afectado por la línea de durazno y la de azahar que suele repetirse en otros productos. En el caso nocturno el aroma adquiere más presencia hacia el final cuando las porciones dulces tienen un momento de alza y apuntando a fiestas juveniles, con la primera etapa siguiendo un estilo limpio y correcto apegado al verano y de exteriores que permite llegar a cenas o reuniones semiformales pero quedando corto en eventos formales. En lo romántico la fragancia tiene momentos inocentes y receptivos que destacan en casos de salidas con pareja conocida, teniendo características un poco más sensuales a menor edad. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Trussardi Uomo 2011 by Trussardi

Esta fragancia del año 2011, conocida en algunos sitios como "Trussardi Uomo Dal 1911" por una leyenda en un escudo que tiene grabado, aparece en conjunto con una versión femenina para celebrar los 100 años de existencia de la marca italiana de artículos de cuero Trussardi, siendo el primer perfume fabricado bajo la nueva licencia de ITF Corporate quien originalmente fabricó los primeros perfumes de la marca en la década del 80, como consecuencia quedando descontinuados los perfumes fabricados hasta el 2010 que estaban bajo la licencia de Perfume Holding SA/Selective Beauty, en particular con Trussardi Uomo teniendo el mismo nombre del primer perfume de hombre de la marca que fue creado en 1983, a modo de un segundo homenaje dedicado a la fragancia más exitosa de la marca. El envase sigue lineas muy parecidas a la botella de Trussardi Uomo de la década del ochenta, con un frasco plano de frente cuadrado y esquinas redondeadas con un tapón cilíndrico dorado que incluye un pequeño borde en su parte superior, presentando cambios con la primera versión en el acabado de la botella que imitaba un cuero de cocodrilo y que en este ocasión pasa esta textura a la caja en favor de un vidrio negro y liso, cambiando también el logo con la cabeza del galgo por un escudo de armas más complejo que también incluye galgos y un borde en dorado. En el sitio de ITF Cosmetics especifican que las notas principales del perfume son: limón, bergamota, gálbano, nuez moscada, salvia, geranio, hojas de violeta, pachulí, musgo y cuero.

En partida la fragancia presenta una tonalidad que se siente conocida y de la década del noventa, con una combinación de bergamota con sándalo suave y trazas de enebro no verde que se sostienen de manera estable en los primeros 5 minutos, pasando luego a un rasgo floral todavía vivo y limpio cercano a jazmín y lirios de valle con una aproximación seca a geranio al cabo de 10 minutos, desarrollando en este punto un acabado más plástico combinado con tintes acuáticos que mezclan la bergamota con limón y frutas maduras como en un grano de tonka, abriéndose a una nota de calone mejor definida al llegar a los 20 minutos. En fase media a los 30 minutos el calone se vuelve dominante presentando dulzores de melón que se mezclan con polen de flores y turbios de tonka poco complejos, variando el calone hacia trazas verdes de enebro con un aspecto herbal silvestre que incluye aportes de ajenjo que refuerzan un picor especiado que se confunde con una capa independiente de limón que se mantiene estable desde el inicio, teniendo a 1 hora un tono que combina enebro con aportes de violetas y un dulzor que va por ámbar, con giros de la porción verde hacia una salvia áspera que se mezcla con el limón. A las 2 horas la fragancia se mantiene fresca, con una mezcla que considera limón con un agua fresca que ronda la lavanda como reemplazo directo de las violetas y un herbal de cocina que combina menta y albahaca como una evolución de la salvia, presentando en la base un dulzor fresco que reemplaza parte del melón de calone por un ámbar que abre paso a apariciones de maderas y especiados suaves del tipo nuez moscada, volviendo a resaltara a las 3 horas una capa ligera y principal de menta de enebro con un picor suave y neutro que varía entre jengibre, nuez moscada y cardamomo al estar asociado de cerca con una cáscara de limón, decayendo la lavanda hacia la base junto con un dejo plástico de resina, teniendo el enebro a las 4 horas un momento de paso por acabados licorosos con resina y aportes de lavanda con especiado suave de bajo picor. Sobre las 6 horas la fragancia resalta un dulzor que contiene un enebro combinado con pachulí que se enfoca a verdes picantes tipo ajenjo, con especiados complementarios fríos de cardamomo con lavanda y ámbar que produce un acabado clásico, destacando a las 9 horas una base de madera densa y oscura que se mantiene en pachulí denso que se aproxima a cuero, con la lavanda volviéndose más fragante e incluyendo porciones de melón de calone con resina plástica licorosa, teniendo el perfume a las 12 horas un acabado picante más intenso que incluye canela con pimienta y cardamomo, con la lavanda siendo el dominante de la capa de base que tiene un tinte de bayas de enebro con calone más turbio. En fase final a las 24 horas la fragancia incluye un rasgo cercano a pomelo seguido de una base con secos de cuero bajo y un aire frutal qué recuerda al calone, mostrando con menor presencia un grano de tonka y lavanda fresca en formato de agua con un aporte de menta de enebro.

La fragancia se siente como una propuesta fresca de una veta masculina clásica, con cercanía al estilo de Presence de Montblanc en el uso de verdes discretos con resinas y lavanda pero con una presencia mucho más mesurada que a nivel de diario se apega a situaciones de clima cálido en primavera y verano sin proyectarse de manera destacada en invierno, favoreciendo una imagen limpia con una opción de uso deportivo mesurado. En oficina la fragancia proyecta una idea de limpieza sin presentar características intrusivas, con la mezcla teniendo suficiente profundidad y oscilación para diferenciarse de otras fragancias o productos más cotidianos tipo desodorantes, con un efecto memoria que se mantiene en mediano por la estela de intensidad mesurada que tiene que dificulta su percepción a nivel ambiental y en pasillos. En el caso nocturno el perfume calza en situaciones de ambientes limpios con una inclinación semiformal no juvenil, como reuniones en casa con amigos o de visita bajo un protocolo social, relajándose en cenas y salidas al aire libre a medida que se incrementa el tono de enebro pero dejando una impresión más cercano a lo simple en eventos formales. En lo romántico la combinación de notas apela más a una imagen limpia y por momentos correcta que a la intención de mostrar sensualidad o receptividad con intenciones de conquista, dejando la impresión de una fragancia de disfrute personal. Rango de edad entre 25 y 50 años.

Lauder for Men by Estée Lauder

Esta fragancia del año 1985 es uno de los pocos perfumes de hombre creado por la marca Estée Lauder, considerando que la mayoría de los productos están orientados al público femenino y que en 1964 la compañía había creado la división Aramis para elaborar productos para el segmento masculino, con la fragancia siendo diseñada en su época como un aroma limpio que buscaba trascender en el tiempo siguiendo una estructura menos densa que sus pares. El envase presenta una botella de aspecto rectangular de vidrio transparente que contiene múltiples surcos en su contorno y que se repiten en el tapón de color negro que en su parte superior lleva la palabra "Lauder", dejando ver un líquido en tonalidad amarilla. En el sitio de Estée Lauder destacan que las notas principales de la fragancia son: limón, mandarina, salvia, cilantro, cardamomo, pachulí, sándalo, vetiver, musgo de roble y ámbar.

En partida la fragancia tiene un inicio que contiene algunas referencias en estilo a Boucheron pour Homme e YSL pour Homme en el uso de un limón clásico sobre una base verde herbal aromática suave, definiendo al par de minutos un especiado ligero qué comienza en pimienta y a los 5 minutos se acerca a un jengibre qué aporta un acabado terroso, mostrando una mayor presencia ambiental y aislando a los 10 minutos el picor que se abre en anís con vetiver dejando en una línea paralela ideas de jazmín que se combinan con limón y lavanda, agregando un enebro con mandarina dulce a 15 minutos, reenfocando en anís hacia una pimienta con herbales a los 20 minutos. En fase media a los 30 minutos la fragancia se inclina a tonos de cocina presentando un comino suave tipo eneldo que combinada con el limón y las porciones herbales deja una idea de jabón Heno de Pravia que va acompañada de un picor terroso con aires mediterráneos cercano a un jengibre suave que incorpora madera, volviendo a líneas de limón fresco tipo Boucheron pour Homme sustentada en especiados suaves a la madera. A las 2 horas el perfume destaca un limón más punzante matizado con notas extras de carácter especiado y herbal en segundo plano, teniendo el perfume momentos de oscilación que llevan al limón al fondo solapándolo con un vetiver seco que sostiene la idea de jabón tipo Heno de Pravia, sosteniendo a las 3 horas un hilo central de cáscara de limón clásico que queda en una capa media ocasionalmente dominante y que es matizada por notas verdes que se aproximan a cilantro, sumando un dulzor de la familia del musk con ámbar jabonoso en un estilo clásico y fresco a la vez que absorbe la porción terrosa del jengibre con madera, simplificándose el aroma hacia cilantro con limón a las 4 horas junto con una capa de musk tibia que se confunde con bergamota y ámbar, sumado a una baja de intensidad ambiental. Sobre las 6 horas la fragancia se vuelve más áspera, rebajando el alimonado herbal en favor de especiados a la madera que tienen una cercanía con eneldo y semillas de cilantro que destacan el terroso de jengibre inicial que se acerca a musgo de bosque, más un musk que aprovecha la mandarina de los primeros minutos conservando un aire mediterráneo limpio, aligerándose en intensidad el aroma a las 9 horas manteniendo un frescor que combina una mayor presencia de cilantro de rasgos alimonados herbales que apunta a verbena combinada con un musk con rasgos terrosos como vestigio de un especiado amaderado que contiene aires de vetiver fresco, variando el perfume a las 12 horas hacia un acabado más polvoso y especiado que se aproximan a canela y cardamomo, con el punto de limón cambiando a bergamota con musk. En fase final a las 24 horas la fragancia mantiene en el fondo el tinte de limón que toma un acabado al talco y es solapado por capas secas sin picor de la familia especiada, con un aire de lavanda entremezclado con restos de naranja madera al vetiver y aportes de semilla de cilantro.

El perfume se siente como la variante de los años ochenta de un estilo limpio, con una mayor cantidad de notas que la propuesta más natural de YSL pour Homme en la década del setenta y con mayor proporción de especiados que el más depurado y formal Boucheron pour Homme de 1991, proponiéndose como una fragancia pulcra y fresca que se adapta a un uso a nivel de diario en épocas medianamente calurosas tipo primavera y verano, sin un gran apego funcional a situaciones deportivas de gran esfuerzo físico. En oficina la fragancia destaca por un lado limpio y elegante con suficiente flexibilidad para pasar de un extremo informal maduro a un semiformal medianamente joven, favoreciendo un aire cercano al autoritario sin perder empatía con colegas y con un efecto memoria algo mayor al promedio al poseer una veta fácil de identificar en el centro de limón con verdes que coincide con Boucheron pour Homme. A nivel nocturno la fragancia todavía se sostiene en el rango semiformal sin sentirse como una opción que favorezca un desplante dinámico adolescente, presentando un aire veraniego de vestuario pulcro que puede considerar una camiseta polo o un traje de camisa abierta sin corbata, faltándole potencia o aportes más oscuros para destacar en el segmento formal tipo matrimonios y galas. En lo romántico el aroma puede dejar una impresión paternal a corta edad, destacando como aroma masculino correcto a mayor edad que proyecta una dosis correcta de sofisticación sobre un público femenino fiel a este estilo aromático. Rango de edad entre 30 y 60 años.

Red Eau de Toilette by Hôtel Costes

Este perfume del año 2004 corresponde a una fragancia unisex creada especialmente para el Hôtel Costes, fundado en París en 1991 por los hermanos Gilbert y Jean-Louis Costes quienes son conocidos inversionistas franceses en cafeterías y restaurantes, por IUNX Parfums, empresa que tuvo una corta vida independiente vendiendo productos propios entre el 2003 y el 2006 y que actualmente tiene su única tienda auspiciada por el hotel, con la fragancia evocando un estilo de vida parisino opulento similar al que se ofrece a los clientes del hotel. El envase posee 3 formas de botella según el volumen de la fragancia, con el envase estándar de 100 ml. consistiendo en un cilindro semitransparente en rojo con hombreras en diagonal que llevan a un segundo cilindro en la zona del cuello, rematado por un tapón plástico en color rojo más vivo, teniendo escrito al frente en negro la palabra "costes" en minúsculas. En el sitio de Hotel Costes, en la sección de ventas, destacan que las notas aromáticas de la fragancia son: bayas de enebro, semillas de cilantro, palisandro o palosanto, incienso, musk, laurel, pimienta blanca y lavanda.

En partida la fragancia se siente compuesta por varios niveles de notas, destacando una resina inciensada con mezclas de especiados secos a la canela que incluyen alrededor de los 5 minutos cruces de cáscaras de naranja seca con jengibre y trazas de verdes, sumando a los 10 minutos una veta de ládano que se mezcla con herbales oscuros estabilizándose en un aroma que se acerca mucho al centro común de Ormonde Man y Ormonde Woman de Ormonde Jayne, dejando la idea de picores suaves de pimienta blanca con un punto de semilla de cilantro como en Ormonde Man y en S.T. Dupont pour Homme, sumando a los 20 minutos apariciones de una esencia de limón secundaria. En fase media a los 30 minutos la capa de incienso disminuye en favor de porciones de naranja con semillas de cilantro y variantes del ládano, permitiendo ver al fondo un punto de rosas concentradas que se confunde con el punto verde inicial y la pimienta dejando impresiones de vetiver al acercarse a 1 hora de aplicado. A las 2 horas la fragancia baja en intensidad rebajando la presencia de resina que se enfoca en este punto en una combinación de incienso y especiados fragantes que siguen por semillas de cilantro, bajando al fondo el ládano y aumentando las capas de madera que toman un tinte de palo santo ahumado que sigue repitiendo similitudes con el grupo Ormonde Man y Ormonde Woman, sintiéndose a las 3 horas la incorporación de una flor que comparte puntos dulces con la resina y el palo santo en el punto de tallos de flores, tendiendo hacia un jazmín limpio con vetas verdes ligeras que son absorbidas por la línea especiada que se abre a jengibre y pimienta en reemplazo de las semillas de cilantro, presentando a las 4 horas un cambio en varias de sus notas apuntando ahora hacia un tono similar a tonka con ácidos de damascos que conservan un picor menor de pimienta al fondo que se confunde en intensidad con jengibre, con retornos después de oler por más tiempo hacia una resina a la aquilaria con jazmín. A las 6 horas las proporciones de notas se invierten, destacando a nivel ambiental un especiado fresco que se apoya en una resina más ahumada, aumentando la traza de naranja del comienzo que apunta a limón, variando nuevamente a las 9 horas al agregar dentro de las resinas ahumadas un incienso aromatizado a las rosas con un aspecto de talco y que varía a naranjas secas con jengibre, destacando a las 12 horas algunos tonos de lavanda y enebro que crean efectos de agua complementarios al especiado, sosteniendo el tibio de resina con rosas secas ligeramente oscuras y que se sienten como una reducción de Ormonde Woman. En fase final a las 24 horas la intensidad del perfume decae notablemente prácticamente apagándose, conservando al fondo los tonos de resina y especiados con pocas variaciones pero con menos estela y más suaves, resaltando un fresco de lavanda atalcada que aporta un matiz más masculino.

El perfume sigue un estilo con pocas variaciones, sosteniéndose en el uso de ingredientes naturales que giran en torno a una familia de resinas con especiados a nivel dominante y que bajo este enfoque aparenta un estilo unisex de diario con preferencia invernal, algo reposado por el lado social y alejado de actividades informales o deportivas, dejando una impresión de desperdicio si se le usa en solitario o en situaciones de vacaciones lejanas a la ciudad. En oficina la fragancia consigue una buena presencia en sus primeras 2 horas donde tiene mejor estela, apegándose a días fríos o con buena ventilación y proyectando un aire misterioso tanto en hombres como en mujeres, cercano a un estilo autoritario o con mucha confianza laboral y con un buen efecto memoria que es apoyado por la impresión de linealidad de la fragancia. A nivel nocturno el perfume mantiene un buen desplante unisex apegándose a usos en el segmento que va del semiformal social al formal de eventos de gala o matrimonios, dejando una impresión rígida y poco dinámica o mal aprovechada en eventos informales o juveniles. En lo romántico las notas aromáticas presentes en las primeras horas crean un buen efecto adictivo, siguiendo un comportamiento que mantiene la imagen unisex elegante basada en un aroma de incienso y especiados donde no se distingue una preferencia masculina o femenina. Rango de edad entre 25 y 60 años.

Euphoria by Lush

Esta fragancia de Diciembre del 2012 es parte de la colección llamada Volumen 2 de la marca de cosméticos naturales Lush, conformada por un conjunto de productos inspirados en materias primas de la campiña británica y con cada uno de ellos representando una historia o un recuerdo, en particular con Euphoria basándose en revisiones de libros de aromaterapia para conseguir un aroma que consiga aliviar las almas cansadas y lleve a un estado de alegría y euforia. El envase se apega a los formatos preparados para la serie Volumen 2, los cuales varían en rangos que van desde cuentagotas a botellas cilíndricas que por lo general tienen tapas roscas sin spray, destacando en Euphoria una etiqueta de papel adherida con un fondo de líneas blancas y azules sobre las que va el nombre del perfume con adornos y tipos de letra que recuerdan un afiche de circo de finales del siglo XX. En el sitio de Lush con sede en Reino Unido destacan las siguientes notas principales: salvia, nerolí, rosas y petit grain.

En partida la fragancia presenta un grupo verde compacto donde destaca una idea baja de menta relacionada con aceite de lavanda que se sostiene por bastante tiempo, sumando a la misma estructura la impresión de un floral también relacionado con aceites esenciales que se aproxima a una rosa turbia, manteniendo una nueva estabilidad aromática que muestra un nuevo cambio a los 20 minutos con un tinte terroso que se enfoca en una cáscara de naranja seca. En fase media a los 30 minutos se eleva la nota de cáscara de naranja tomando aproximaciones mediterráneas más frescas y al agua pero que no incluyen referencias a jengibre u otros aportes terrosos, presentando una derivada hacia limón y sumando a 1 hora un acabado herbal tenue muy ligado a las cáscaras de cítricos y que recuerda a tomillo con verbena en formato seco y con una traza metálica no molesta. A las 2 horas el perfume destaca en la línea de naranja que se siente seca y cristalina combinando conceptos de cáscaras secas confitadas con el aroma del envase de las tabletas efervescentes de vitamina C sabor naranja con una referencia no picante de jengibre que por momentos se inclina a verdes amaderados, sosteniendo a las 3 horas el mismo aroma de naranja seca y polvosa pero más tenue, con un ascenso de tonos dulces azucarados ligeramente frutales y rojos a las 4 horas. Sobre las 6 horas la fragancia presenta estancamientos en su evolución, conservando la naranja seca y terrosa con más aporte de tallos de flores que combinados con el punto frutal dejan la idea de un tallo de rosas, tendiendo hacia un acabado de agua fría a las 9 horas donde el azucarado se aproxima a musk, resaltando a las 12 horas un brillo suave de Ginger Ale dulce que no determina un tono especiado más un limón suave y natural que presenta referencias simplificadas a Boucheron pour Homme. En fase final al pasar las 24 horas se mantiene el aspecto de cáscara seca de naranja natural que contiene un aroma de Ginger Ale dulce que reduce la presencia de un jengibre puro, con una impresión de verdes muy apagado del que no se alcanza a precisar su origen y que tiende a tallos de rosas.

La fragancia destaca dentro del grupo de perfumes de la serie Volumen 2 al no apelar a notas densas inciensadas o recargadas, teniendo un nivel de frescura unisex similar a The Sun y con un dominio de naranjas secas que evitan que el punto de salvia genere vetas metálicas, apuntando a nivel de diarios a situaciones de climas cálidos en primavera y verano, aceptando un uso deportivo mesurado. En oficina la fragancia entrega un carácter más simple que desperfila el enfoque unisex favoreciendo al público masculino con un aroma simple pero con presencia en la base terrosa tipo Ginger Ale que a corta distancia favorece un efecto memoria mediano aprovechando la linealidad del aroma, con el caso femenino perdiendo elegancia y tendiendo a un aroma de jabón más cotidiano. En el caso nocturno la fragancia sigue favoreciendo al caso masculino, pero presentando restricciones de uso en ambientes contaminados o de estilo sobre el semiformal, por estructura y considerando ambos géneros destacando con más soltura en el día. En lo romántico la composición de la fragancia se basa en notas simples que apelan a una frescura y relajo personal en lugar de servir de preámbulo o de carta de presentación a distancia a alguien que tiene intenciones de conquista. Rango de edad unisex entre 20 y 60 años.