Realiza una Búsqueda

Black XS Potion pour Homme by Paco Rabanne

Esta fragancia del año 2014 es una nueva variante preparada sobre la serie Black XS de Paco Rabanne, que se suma a las variantes Black XS L'Excès del 2012 y a Black XS L'Aphrodisiaque del 2013, con la nueva propuesta cubriendo el segmento masculino y femenino manteniendo el concepto de estilo de vida con excesos de un rockero pero agregando una nueva idea de poción o filtro de amor asociado a historias de brujos y magia. El envase conserva la forma de botella de Black XS para hombre de frente rectangular y bordes curvos con un tapón redondeado en su extremo, la cual a su vez derivaba de XS pour Homme de la década del noventa excepto en el vidrio de color negro, agregando en esta versión un relieve que imita un sello de lacre en rojo donde aparece el nombre del perfume. En el sitio de Paco Rabanne describen a grandes rasgos la fragancia sin precisar sus notas aromáticas.

En partida la fragancia presenta un punto picante similar a pimienta que se mezcla con una resina fragante e intensa que aumenta en profundidad con el paso del tiempo, incluyendo referencias terrosas breves a los 5 minutos que van por azafrán y que son absorbidas por una impresión de madera que se mantiene en segundo plano con respecto a las resinas las cuales se aproximan a aquilarias licorosas a los 15 minutos y agregando variaciones hacia benjuí, tolú y franquincienso a los 20 minutos que se combinan con la madera teniendo una aproximación a tabaco similar a algunas versiones de perfumes de Antonio Banderas y de la casa Puig. En fase media a los 30 minutos la fragancia sostiene un centro dominante de resinas que baja en profundidad abriéndose a una línea verde fresca que combina trazas alimonadas con impresiones de pachulí de bosque, manteniendo el especiado de pimienta al fondo el cual comienza a tender momentáneamente hacia pomelo, llegando a una impresión más amarga y menos aromática de cáscaras de cítricos a 1 hora que fomentan un acabado más cristalino de las resinas las cuales incluyen un licoroso de madera y variantes verdes herbales que contienen al especiado. A las 2 horas la fragancia suaviza el grupo de resinas incorporando trazas cítricas de pomelo y naranjas que reducen los aromáticos a un ámbar con maderas que tienen una influencia de licor que no llega a ládano, con fondos terrosos especiados de bajo picor que no son absorbidos del todo por la madera y que contienen una línea oscura que se acerca a un confitado de pachulí sobre el cual giran impresiones incipientes de mentol, teniendo una baja de intensidad a las 3 horas y balanceando notas entre pachulí y resina más tenue al ámbar que reduce el efecto licoroso en favor de naranja, conservando un fondo secundario de madera especiada a la nuez moscada con acercamientos a canela que eliminan gran parte de la pimienta inicial, con turbiedades a las 4 horas en la resina que se abren a lavanda con ámbar gris y reflotan la línea de licor por el lado de los herbales verdes de bosque. A las 6 horas la fragancia comienza a presentar características ácidas que lo acercan a una combinación de ámbar y naranjas sobre madera con un hilo fresco de lavanda que conserva rasgos verdes de pachulí de bosque, con parte del dulce de las resinas abriéndose a las 9 horas a ládano fresco con granos de tonka que se basan en las naranjas resaltando un mentol de madera como en un cedro, sumando a las 12 horas retornos de un especiado oscuro de picor mesurado que se une a la madera por el lado de la nuez moscada y la pimienta negra que absorbe la lavanda y algunas trazas verdes. En fase final a las 24 horas el perfume se inclina a especiados amaderados que van insertos en resinas con influencia de tonka, con el punto de licor sintiéndose como una propiedad del jengibre con naranja y ámbar seguido de azafrán y cardamomo y restos de nuez moscada y sándalo más un dejo de pachulí acaramelado.

Por las características intensas de la resina que presenta el perfume en su primera etapa, junto con el licoroso que se sostiene aunque con menor intensidad con el paso del tiempo, la fragancia tienden a encajar mejor a nivel de diario en épocas frías tipo otoño e invierno donde la tibieza y densidad que pueden alcanzar estas notas no resulta molesto ni ahoga, suavizándose con el tiempo y abriendo la posibilidad de usos atemporales en interiores sin enfocarse hacia el lado dinámico deportivo extremo. En oficina la fragancia consigue un buen impacto en sus primeras horas, con las resinas dando una inclinación semiformal elegante y no madura a la vez que consigue un buen efecto memoria, apta para destacar en reuniones con colegas o presentando ideas que requieren una atención constante en lo que uno proyecta, suavizándose al final del día y apegándose a un enfoque pulcro y limpio. En el caso nocturno la fragancia sostiene una imagen pulcra y joven que calza en el segmento informal y semiformal de fiestas e incluso equiparando por momentos la contaminación ambiental en pubs y bares a nivel atemporal, perdiendo desplante a medida que se le exige mayor formalidad y con el punto de licor reafirmando una idea más relajada que seria. En lo romántico la mezcla tiene momentos atractivos que comienzan a decaer hacia la fase media, pudiendo aprovechar la fase inicial para llamar la atención y facilitar conversaciones desde cero con desconocidas en una fiesta o evento social dentro de lo semiformal. Rango de edad entre 25 y 50 años.

Bamboo by Kokeshi

Esta fragancia del 2012 es una de las 5 que conforman la colección de perfumes Kokeshi, todos tomando como base el concepto de una muñeca tradicional de la cultura japonesa que se talla y pinta a mano y se usa como presente de buena suerte, en particular con Bamboo siendo el único del grupo con un enfoque unisex que está basado en una nota de bambú que es el alimento principal de los pandas, aprovechando también la imagen de estos animales como símbolo de amistad. El envase sigue una línea de diseño común que imita la forma de una muñeca, con una botella cilíndrica y tapón esférico, que está decorado como un panda de aspecto malhumorado en un kimono blanco y negro de cuello verde y cinturón celeste, con la edición especial preparada por la artista plástica Valeria Attinelli agregándole al kimono un estampado de rombos en blanco y negro y colocando al panda unas gafas de sol oscuras, colocando la frase "I Am Cool". En el sitio de Parfums Kokeshi destacan las siguientes notas aromáticas: bergamota, trozos de bambú, notas especiadas y musgo.

En partida la fragancia presenta un tono seco con dejos amaderados al agua, con algunos puntos comunes con la base de Starwalker de Montblanc que varía hacia una sensación de jengibre terroso que destaca en nariz a los 5 minutos con impresiones de gas carbónico de bebidas del tipo ginger ale, comenzando a partir de los 10 minutos una aproximación hacia un agua de corte oriental que recuerda el aroma de Zen Pure Mist de Shiseido mezclando florales con aportes secos ligeramente amaderados, llegando a los 20 minutos a una mayor cercanía con jengibre. En fase media a los 30 minutos la fragancia adquiere un acabado que recuerda un talco perfumado con esencia de iris con una traza baja de madera que reduce el picor del especiado y manteniendo sobre una variante del iris la idea de una colonia infantil que se combina con rasgos de jazmín frío a 1 hora del inicio. A las 2 horas el perfume sigue desarrollando un cuerpo de talco perfumado con aroma de fragancia japonesa que gira en torno a iris con musgo, teniendo pequeños ajustes a las 3 horas que incluyen una variante de madera en el iris que agrega un punto que se acerca a ámbar y que aporta un aspecto más dulce a la mezcla, pasando a las 4 horas a un acabado de jengibre más intenso que incluye madera seca. Sobre las 6 horas la fragancia mantiene el atalcado de iris agregándole porciones de madera, con el iris adquiriendo una faceta metálica que se relaciona con violetas y jazmín a las 9 horas abandonando el enfoque de colonia oriental y acercándose a rasgos todavía unisex que combinan aportes de musk con talco sobre una madera seca de baja aromaticidad que pasa a especiados a las 12 horas, centrándose en jengibre con nuez moscada que vuelven a llevar al jazmín con violetas hacia un acabado de iris con limón. En fase final al alcanzar las 24 horas después de aplicado el perfume presenta una intensidad todavía perceptible aunque menor que el de las etapas anteriores, mostrando un dulzor mesurado de musk cercano a bergamotas que se confunden con florales de jazmín y violetas que aparecen sobre una base tenue de madera que reemplaza los aportes especiados por un aspecto seco, perdiendo el aporte de talco de iris y de musgo manteniéndose en un aroma un poco más femenino.

La fragancia se mueve en un rango aromático que se siente apto para un uso unisex joven, sin grandes aportes refrescantes en el escenario de diario y dando una impresión atemporal no deportiva de interiores, con el grupo especiado sintiéndose natural en hombres y dando una idea más adulta y elegante en mujeres. En oficina la fragancia se diferencia de sus pares de la misma marca en conseguir una mejor proyección laboral, de rango normal en hombres que cubre un uso cotidiano relativamente relajado y que va de informal a semiformal, desarrollando una impresión semiformal en mujeres que permite el uso de vestuario pulcro al girar en torno a un chiprés de aspecto artesanal y más oriental, con un efecto memoria mediano al combinar un aroma preciso y con pocas variaciones sumado a una estela no intensa. En el caso nocturno el perfume se siente más masculino, de salidas con amigos e idas a fiestas en un segmento juvenil, optando en el caso femenino a una opción semiformal de cenas y formal de matrimonios bajo un enfoque minimalista. En lo romántico las líneas ásperas de la fragancia se sienten más personales que sensuales, tanto en hombres como mujeres. Rango de edad entre 15 y 45 años en hombres, de 25 a 60 años en mujeres.

Michael Kors Glam Jasmine by Michael Kors

Esta fragancia del año 2013 es parte de un trío de aromas femeninos que se agregan a la colección de perfumes de la marca asociada al diseñador estadounidense Michael Kors, con esta nueva serie siendo nombrada por 2 palabras en las cuales una describe la situación a la que apunta y la segunda la nota aromática principal, con Glam Jasmine proponiendo un enfoque floral elegante donde destaca un centro de jazmín. El envase se apega a una forma de botella estándar para los 3 perfumes, consistente en una botella rectangular de base cuadrada estrecha que remata en un tapón cúbico dorado que contiene el texto "Michael Kors Est.1981", distinguiéndose del grupo por un líquido de color rosado. En el sitio de Michael Kors señalan que las notas básicas del perfume son: jazmín, casís y sándalo.

En partida el perfume se enfoca en tonalidades casi exclusivamente florales, con tonos que se mueven en torno a fresias con un aporte importante de flor de azahar que incluye rasgos de bergamotas por encima de los 5 minutos, aumentando la carga dulce en lo que parece ser un ámbar complementario que se combina con las bergamotas, sumando aportes en línea con un centro ligeramente alimonado que abre parte de las fresias y las flores de azahar hacia lirios del valle a los 10 minutos y con una idea vaga de jazmines que retienen el carácter limpio de las fresias a los 15 minutos, insinuando aportes frutales discretos por el lado de los duraznos y las gardenias a los 20 minutos. En fase media a 30 minutos la fragancia tiene un ascenso breve en el grupo frutal, ampliando los duraznos a tonos rojos discretos que no llegan a rosas o peonías y que rozan las granadinas, bajando este rasgo a los 45 minutos en favor de un amielado cercano a madreselvas que ayudan a definir porciones vegetales verdes más marcadas de jazmín, siguiendo un enfoque más frío que destaca al fondo un punto tropical de vainilla y frangipani que ronda el ylang-ylang al llegar a 1 hora de aplicado. A las 2 horas la fragancia adquiere un acabado más cremoso que se inclina por gardenias que no llegan a la densidad de una tuberosa, desarrollando acabados de durazno y mayores aportes vegetales de jazmín también más concentrado, con apariciones de vainilla como evolución del punto de ámbar inicial y que justifica en parte el aire cremoso del perfume, retomando líneas de polen amielado a las 3 horas del tipo madreselva y lirios del valle que siguen compartiendo un efecto limpio tipo jazmín y profundizan la veta de durazno de la gardenia que incluye tonalidades picantes suaves que recuerdan una madera y que se mezclan con los verdes de jazmín aproximándose mucho a fresias y musk, mostrando a las 4 horas un aumento del punto alimonado que toma el verde del jazmín y potencia el aroma de una flor de azahar más llamativa. Sobre las 6 horas el perfume destaca una mayor proporción de polen conservando una línea en torno a gardenias y flores cremosas que desarrollan el durazno, abriendo acabados tibios de lirios del valle como evolución del jazmín y manteniendo presencias de fresias que elevan un hilo de alimonado que se sostiene a las 9 horas, con parte del cremoso incluyendo ámbar y madera potenciando un efecto limpio que recupera el jazmín pero que también deja la impresión de aldehídicos al detergente, volviendo a concentrar la mayoría de las flores en una flor de azahar a las 12 horas que incluye un picor discreto de madera mezclado con vestigios de vainilla y amielados dispersos de ámbar. En fase final al superar las 24 horas la fragancia toma un matiz más dulce y delicado en la mezcla de flores, conservando un centro de fresias y gardenias que refuerza tonos de musk y ámbar, con un vestigio alimonado de flor de azahar que absorbe la nota previa de jazmín y dejando la impresión de un fruto amielado suave que presenta características de durazno con vainilla.

La fragancia en su inicio propone un aroma que se ubica en un punto medio entre sus pares Sporty Citrus y Sexy Amber, enfocándose luego en una dirección diferente centrada en florales tibios que se aproximan a un uso de diario primaveral donde se aprovecha el potencial de los alimonados de la flor de azahar, con la capa tibia y cremosa de gardenia habilitando un uso atemporal en interiores y apegado a un estilo pulcro que dista de un agua fresca deportiva. En oficina la fragancia apela a líneas clásicas florales femeninas y profesionales, con un punto alimonado un poco más ácido de la habitual que llama la atención y sale del promedio consiguiendo un efecto memoria que va de mediano a bueno, confundiéndose en una olida rápida con el estilo de otros perfumes cremosos, encajando mejor en situaciones relacionadas con colegas más que con reuniones complejas y de tono autoritario. A nivel nocturno la fragancia se mantiene bajo el nivel formal, proponiendo una imagen pulcra en situaciones informales y relativamente relajada y fresca en el caso semiformal, apuntando a escenarios limpios como cenas y reuniones en casa pero en este caso moviéndose en el segmento de primavera y verano. En lo romántico el conjunto de flores se siente acogedor considerando una base inocente que tiene momentos más atrevidos en el alimonado de flor de azahar, como un equivalente sensual mesurado en épocas calurosas al conocer gente o salir en compañía de una pareja conocida. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Meow by Katy Perry

Esta fragancia de finales del 2011 es el segundo perfume creado bajo la marca de la cantante estadounidense Katy Perry y el último manejado por el fabricante Gigantic Parfums antes de pasar la licencia a Coty, siguiendo un tema felino ya propuesto con Purr del año anterior y donde "Meow" es la onomatopeya inglesa del sonido que emite un gato, asumiendo el perfume en este caso un enfoque más relajado y más dulce que recuerda los aromas de caramelos, helados, algodones de azúcar y pasteles de un lugar imaginario llamado Candyfornia, el cual ya había sido usado a comienzos del mismo año para una línea de vestuario y conceptualmente propuesto en el video "California Gurls" de la cantante en el 2010. El envase usa la misma forma de botella de Purr que consistía en la silueta de un gato con un tapón con detalles de orejas y ojos brillantes, con detalles diferenciadores como un collar con una letra "M" y el tinte del vidrio que ahora es opaco y rosado. En el sitio de Katy Perry Fragrances señalan que las notas básicas del perfume son: mandarina, peras, gardenias, madreselvas, lirios del valle, flor de azahar, vainilla, musk, ámbar y sándalo.

En partida la fragancia presenta una concentración de grupos azucarados que se acercan a algodón de azúcar mezclado con frutales vivos que van por mandarinas concentradas y vainilla, bajando la intensidad del aroma hacia los 10 minutos con una aproximación de bizcochos como en Fantasy de Britney Spears pero con un aspecto más terroso, sumando al cabo de 10 minutos vetas más frescas y acuosas que dejan la impresión de jazmín con duraznos en reemplazo de la mandarina. En fase media a los 30 minutos la veta de durazno absorbe gran parte de los azucarados y aproximándose a un acabado algo sintético de gardenias y tuberosas sin ir completamente al lado cremoso, con la vainilla teniendo variaciones más orientales y secas del tipo vaina que se cruzan con maderas tenues de aspecto ambarado, llegando a 1 hora con una gardenia más densa y amaderada que es complementada con retornos de mandarina que se funden con el ámbar y la vainilla, con una ligera sensación de notas sintéticas o recargadas. A partir de las 2 horas la fragancia incluye una mayor proporción de frutales al centro de vainilla, con ideas de coco e higos que derivan directamente de la vainilla y que incluso bordean un acabado de cuero fresco no húmedo, complementados por concentrados de mandarina que se aproximan a frutos rojos de la familia de la granadina y el mango, con desarrollos de aroma de bronceador al ámbar que se acaramelan a partir de las 3 horas con retornos de las líneas de bizcocho de Fantasy que son reforzadas por sintéticos de mandarina que siguen oscilando entre frutos rojos y mango, bajando la intensidad del grupo de caramelo a las 4 horas rebajando la vainilla al fondo y sosteniendo la estructura frutal sin cambios en una capa principal, arrastrando un pequeño punto metálico como producto de algunos ácidos de la mandarina y el mango que hacen reaparecer un grupo floral que ahora va por rosas y orquídeas parecidas a las planteadas por su predecesor Purr y que eran similares a las de Heat de Beyoncé. Pasadas las 6 horas la fragancia muestra variaciones en la vainilla en la base, alejándose por un momento de las impresiones de bizcocho y acercándose a madera que tiene aportes menores de ácidos frutales donde el dulzor de caramelo queda representado por una mimosa recargada, cruzando las 9 horas con un aumento de ámbar un poco más resinoso que sostiene la mimosa pero agrega porciones de jazmín con incrementos de bergamota y damascos como simplificación del mango, llegando hasta las 12 horas con un nuevo acabado de la vainilla que cambia la madera por aproximaciones a chocolate, sosteniendo el ácido de damascos con mango y sumando una impresión fría y más notoria en nariz que comienza en bergamota con jazmín pero que se acerca mucho a un aporte de flor de azahar ligeramente plástico. En fase final a las 24 horas el perfume presenta un aspecto más frutal que sigue basado en un tinte de mango menos ácido en este punto que cubre el acabado de vainilla azucarada que contiene tostados ligeros de bizcocho que no llegan al nivel de una madera, con menos presencia de flores donde el jazmín hace un aporte poco aromático y más centrado en una frescura al jabón, conservando un punto de mimosa mínimo que se confunde con ámbar y caramelo derivado de la vainilla.

La fragancia sigue un enfoque más juvenil y llamativo que su predecesor y acercándose a algunos enfoques propuestos por Fantasy de Britney Spears pero agregándole rasgos extras de ácido frutal, planteando un producto que a nivel de diario tiene elementos frescos y alegres de primavera que aguantan un uso invernal en su concentración dulce y azucarada, con este efecto reduciendo las posibilidades de otorgar frescura en un uso deportivo. En oficina la fragancia se muestra con personalidad, destacando a nivel de colegas sin profundizar una intención profesional seria, apegada a un vestuario que ronda lo informal y semiformal consiguiendo un efecto memoria que se siente bueno y que puede caer a mediano si se le confunde con otros productos similares en la línea de los clones de Fantasy. En el escenario nocturno la fragancia brilla en fiestas y salidas con amigos manteniendo un enfoque atemporal, dando una imagen más bien extrovertida en reuniones sociales o cenas íntimas, y perdiendo seriedad o capacidad de impactar por sofisticación o elegancia en situaciones que requieren de mayor formalidad. En lo romántico el perfume se apega a una intención alegre basada en dulces que es grata de oler, pero que se aproxima más a un estilo personal que en el segmento de las intenciones sensuales o conquistadoras. Rango de edad entre 20 y 50 años.

Michael Kors Sexy Amber by Michael Kors

Este perfume de mediados del 2013 es parte del trío de fragancias desarrollado por la marca Michael Kors, asociada al diseñador del mismo nombre y que en esta ocasión propone un conjunto de aromas que se apegan a las diferentes personalidades de una mujer teniendo una nota principal a cargo de este efecto como los casos de Sporty Citrus y Glam Jasmine, en particular con Sexy Amber desarrollando una faceta más compleja y de líneas más nocturnas y elegantes que sus pares con un centro de ámbar. El envase usa una botella que se repite en la colección que consiste en un frasco alargado rectangular de base cuadrada y tapón dorado con el nombre de la marca y el año de su fundación, destacando este producto del resto de la serie por un color amarillo ambarado cercano al dorado. En el sitio de Michael Kors señalan de manera básica que las notas principales del perfume son: ámbar, sándalo y jazmín.

En partida el perfume presenta tonos de vainilla con aportes de tostados tipo bizcocho que tienen un grado de similitud con el centro de Fantasy de Britney Spears, agregando a los 5 minutos puntos de madera que van alineados con el tostado y que se abren a almendras por encima de los 10 minutos, comenzando a definir una base floral relativamente densa que va por jazmín o un iris ligeramente metálico y que recuerda el estilo nocturno de uno de los perfumes de la marca de Naomi Campbell al cabo de 20 minutos. En fase media al superar los 30 minutos la fragancia sigue aumentando la proporción de floral por encima de la vainilla, dando un paso hacia alimonados discretos que potencian el jazmín hacia flores de azahar manteniendo un dejo metálico de iris, reduciendo el tostado del ámbar con vainilla que se sostiene pero envuelto en una capa de jazmín que le da un aspecto clásico y conservando el tostado de almendras con mezclas de vainilla de bizcochos, sumando a 1 hora de aplicado un acabado de jabón que refuerza la idea de una flor de azahar alimonada que entrega una presencia más limpia y ligera al perfume. A las 2 horas la fragancia mantiene un hilo de flor de azahar al fondo que se vuelve a asociar con jazmines, teniendo en la capa superior la impresión de un agua fragante de maderas tostadas del tipo sándalo con una impresión de ámbar poco dulce y con pocas variantes hacia resinas aromáticas, bajando su intensidad sobre las 3 horas y retornando a tonos más oscuros de iris y jazmín que tienden a un tipo de violetas poco polvosas y de bajo dulzor, con influencia de madera que no se percibe de manera independiente y que interfiere con las notas de esta capa confundiéndose con el punto de ámbar, llegando a 4 horas con una mezcla que combina aportes de vainilla acaramelada con un acabado al jabón más alimonado que contiene secos de madera al fondo, con estas 3 vetas principales abriéndose a derivadas que consideran puntos de violetas como los de productos infantiles que se mueven a la par con almendras tostadas y frutales maduros provenientes de un grano de tonka. Al llegar a las 6 horas el grupo floral cambia y se vuelve más chispeante, distinguiéndose aportes alimonados de lirios del valle y tintes ácidos de rosas que superan el metálico de iris con violetas y profundizan el jabonoso de jazmín, con el ámbar superando a la madera y teniendo puntos comunes con las flores al acercarse a las 9 horas, fundiendo varias de las notas a las 12 horas en una masa de aspecto atalcado donde resalta el jazmín conservando su enfoque de perfumería tradicional y con las violetas conservando un dejo a colonia de niños, sosteniendo un ámbar que solapa a la madera y presentando aportes de una rosa fresca que contiene frutales rojos menores, con un hilo de limón al musk. En fase final al llegar a las 24 horas de aplicado la fragancia se mueve dentro de un rango de madera licorosa con aportes de ámbar y un tinte notorio de vainilla cercana a granos de tonka que dan giros momentáneos que se acercan a aromas de un bronceador concentrado, alejándose de esta idea por los tintes de jazmín que dan una aproximación a jabón con un residuo de iris.

La fragancia presenta oscilaciones de florales con capas que se sienten clásicas, en principio apuntando a épocas invernales en el escenario de diario pero teniendo momentos intermedios más ligeros que consiguen un comportamiento atemporal no deportivo, mostrando una tendencia de aspecto más serio a medida que avanza el tiempo. En oficina el perfume mantiene un aspecto clásico, mejorando hacia el lado profesional a medida que pasan las horas, teniendo su mejor momento después de las 6 horas y proyectando una idea que se acerca a las fragancias de los años 90 que combinaban acabados limpios y femeninos usando notas tradicionales, con el efecto memoria logrando un efecto mediano en su primera etapa cargada a la madera con vainilla y curiosamente teniendo bajas en el momento más floral donde se asemeja y confunde con otros perfumes. En el campo nocturno también destacan las notas principales de las primeras horas de evolución del aroma en situaciones donde se privilegia el mostrar personalidad, como fiestas informales y formales de vestuario pulcro, perdiendo fuerza con el tiempo y manteniéndose el resto de las horas en situaciones semiformales de espacios limpios. A nivel romántico el perfume combina notas que se sienten agresivas o que presentan una oscilación notoria sin alcanzar a sostener un poder de atracción que suele ser ocasional, pudiendo en el caso juvenil dar una impresión de aroma inspirado en una imagen madura, perfilándose mejor como fragancia de disfrute personal. Rango de edad entre 25 y 50 años.