Realiza una Búsqueda

Sunrise for Women by Franck Olivier

Esta fragancia del año 2010 forma parte de la serie inicial de Sunrise para hombre y mujer, fabricada por la marca francesa de vestuario Franck Olivier establecida en 1964, y que para el caso femenino apela a una inspiración primaveral de flores y caminatas por el campo donde se comparten sentimientos de delicadeza y amor. El envase usa la misma forma de botella de la versión masculina de Sunrise que consiste en un frasco de frente rectangular y perfil ovalado similar al de L'Eau d'Issey pour Homme de Issey Miyake, incluyendo grabados con forma de abanico en el vidrio que se interpretan como una referencia a los rayos del sol al amanecer, teniendo diferencias con la edición de hombre en el uso de un líquido de color violeta transparente. En el sitio de Franck Olivier y de Sodip, fabricante de estas fragancias, destacan que las notas principales del perfume son: manzana verde, frambuesas, limón, flor de azahar, jazmín, tuberosas, musk, sándalo y pachulí.

En partida el perfume muestra una nota principal áspera y dulce que contiene características florales y frutales con una tendencia a membrillo con loto, incluyendo a los 5 minutos un tono complementario de madera que refuerza los ásperos de loto, abriéndose el tono floral a una peonía apagada con un alimonado suave de fresias que se mezcla a 10 minutos con nerolí y ámbar tostado, aumentando a los 15 minutos la capa dulce que pasa por polen y con rastros de ylang-ylang, volviendo el aroma a los 20 minutos a membrillo con loto y ámbar tostado más dulce. En fase media a los 30 minutos la fragancia presenta tonos más intensos que toman parte de la peonía y del ámbar enfocándose en un grano de tonka que contiene aportes frutales maduros que ayudan a dar forma a una gardenia o tuberosa con duraznos, con el punto anterior de fresia variando a magnolia al mezclarse con el punto de peonía, llegando a 1 hora con un acabado más frutal que proyecta tonos suaves de frambuesa a nivel ambiental y que contiene a corta distancia puntos de fresias y magnolias con un frío menor de loto que va por jazmín y se aproxima a incienso ahumado. A las 2 horas la nota de loto sufre cambios repitiendo el acabado de amargo de membrillo y acercándose a una violeta acuática con moras y verdes de tallos, volviendo el tono dulce de tuberosa pero yendo hacia una mezcla de peonías con gardenias que destacan una frambuesa tibia en reemplazo del durazno y arrastrando un aire de manzana roja con acabado de pulpa oxidada como evolución del membrillo, variando la presencia del perfume a las 3 horas hacia un aroma más joven en frutales rojos con influencia de fresias con una base azucarada tenue, llegando a las 4 horas con un aroma más ligero en frutos rojos azucarados con una magnolia intercalada y fondos cálidos cremosos de gardenia, perdiendo las líneas ásperas de loto iniciales. A las 6 horas la fragancia cambia la cremosidad de la gardenia por un amielado más cercano a ylang-ylang con polen, sintiéndose el áspero de loto en el fondo pero mostrando puntos comunes con tostado de tallos que a las 9 horas se sienten como un caramelo sucio con semillas tostadas y un hilo de jazmín, teniendo pocas variaciones a las 12 horas excepto en un punto muy bajo de frutos rojos que se acercan a peonías. En fase final a las 24 horas el perfume vuelve a destacar una nota cremosa que pasa de gardenia hacia tuberosas suaves con una influencia de florales de la familia de las peonías y las fresias, incluyendo cruces oscilantes de secos de loto que van a la baja junto con el acabado azucarado frutal de la etapa anterior que queda restringido a las emisiones de las peonías.

La fragancia destaca por una evolución lenta que posee fases de acabado particular, comenzando con un aroma áspero basado en florales que luego pasa por frutales dominantes más juveniles con tostados heredados de un loto y que remata en un cremoso ligero de gardenia y tuberosas, teniendo el perfume un comportamiento de diario primaveral y veraniego que no muestra mucha afinidad con desempeños deportivos. En oficina el perfume sigue un perfil no intrusivo, con aires más profesionales y agresivos semiformales al comienzo que se relajan hacia un ámbito informal en su punto medio y que van hacia el lado personal al final, con el efecto memoria manteniéndose estable dentro de lo mediano y teniendo algunos descensos hacia el final debido a la dificultad de las primeras etapas en sostener una nota dominante en el tiempo y con varias secciones presentando un acabado conocido de otros perfumes. En el ámbito nocturno la fragancia funciona como aroma de salidas con amigos e idas a pubs en ambientes medianamente contaminados, comenzando en un rango semiformal y luego disminuyendo a un estilo más joven e informal de fiestas, manteniéndose lejos de eventos formales que exigen mayor complejidad y potencia aromática. En lo romántico las primeras notas del perfume que poseen un corte más seco pueden descolocar a alguien a corta distancia, mostrando mayor empatía hacia el final en una combinación de frutas alegres con crema acogedora que apunta a salidas con pareja conocida. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Boss Bottled Intense by Hugo Boss

Esta fragancia del año 2015 se agrega la serie de versiones creadas a partir de Boss Bottled de 1998, con esta edición en particular apegándose de forma más notoria al aroma original con respecto a otras variantes de la misma fragancia, cambiando la base que toma un aspecto más floral especiado y al ámbar. El envase conserva la forma de botella cilíndrica de hombreras curvas de la primera edición y que se ha repetido en las siguientes ediciones y derivadas, manteniendo el vidrio de color transparente y cambiando el color del líquido que es más oscuro y ambarado. En el sitio de Hugo Boss señalan dentro de la descripción de la fragancia que las notas aromáticas principales del perfume son: cítricos, canela, sándalo y vetiver.

En partida la fragancia guarda mucha cercanía con el aroma de Boss Bottled en su versión original, con un inicio en manzanas verdes con lavanda y un fondo cítrico mesurado que se sostiene hasta poco antes de los primeros 5 minutos, teniendo una caída brusca en intensidad que permite apreciar aportes delicados de ámbar que evolucionan a los 10 minutos hacia notas verdes más florales que bordean una flor de azahar como repetición del fondo cítrico, acercándose a dulzores de mandarina que permiten un reascenso de la manzana con lavanda a los 15 minutos dentro de un marco de flores neutras tipo geranios y lirios del valle, incluyendo un tinte más cremoso de la manzana que no llega a peras a los 20 minutos. En fase media a los 30 minutos la fragancia vuelve a enfocarse hacia la línea tradicional de Boss Bottled pero con un tinte ácido más notorio que ronda el nerolí verde y la flor de azahar, distinguiéndose al fondo una base de madera dulce en ámbar con canela y aumentos de cremoso de ámbar que enfocan la manzana hacia una variante verde más alimonada que se cruza con herbales con menta, lavanda y enebro a 1 hora de aplicado que fomenta un picor mesurado cítrico verde y especiado en nariz. A las 2 horas la fragancia aumenta en intensidad por el lado de un frescor de cítricos verdes que reemplazan a la manzana y siguen apegada a lavanda con acuáticos discretos y canela, con un tibio extra de ámbar que se percibe a corta distancia y posee aires de licor con fondos más picantes en verdes de enebro con especiados a la nuez moscada, aumentando a las 3 horas el acabado licoroso que impulsa las capas verdes cítricas con lavanda hacia el nivel superior sosteniendo un aporte de flores neutras y un retorno de la manzana característica rodeado de tibios de ámbar, compactándose las manzanas a las 4 horas en un hilo cítrico sobre agua de lavanda y canela con clavo de olor fresco dentro de un marco de licor a la resina con dejos de cacao. A las 6 horas el perfume presenta un alza de intensidad que combina la manzana y la lavanda con un marco tibio mucho más marcado de ámbar que retiene la característica de licor con cacao, e incluye a nivel secundario una canela amaderada con una flor de azahar más verde tipo lima con bergamota, alejándose por un momento a las 9 horas del aroma original de Boss Bottled hacia un ámbar ácido con madera y una lavanda más acuática, dónde el vestigio de manzana cambia a las 12 horas a un floral blanco de flor de azahar con brotes de flor de manzana con cuero suave asociado a un agua de canela amaderada. En fase final a las 24 horas la fragancia mantiene las mismas notas de la etapa anterior pero cambiando sus proporciones, elevando a un nivel superior los tonos de licor y canela que incluyen lavanda y ámbar como una nueva capa de presencia más amaderada y picante que va por encima del aroma clásico de Boss Bottled, moviéndose dentro de un matiz acuático floral neutro que recuerda el estilo de perfumería masculina tipo Cool Water de Davidoff de los años 90.

La fragancia al ser aplicada por primera vez da inicialmente la impresión de corresponder sólo a un cambio sutil de notas que se basa de manera fuerte en la versión original, demorando hasta la fase media para mostrar nuevos aportes de licor y flor de azahar con ámbar cálido y madera que se alejan del estilo original de agua fresca y que se abren a nivel de diario a un uso atemporal, aguantando todavía un uso deportivo con aplicaciones mesuradas. En oficina la fragancia consigue el mismo efecto llamativo e intrusivo de la primera edición, agregando una nueva dimensión más seria en una madera más notoria que se centra en un vestuario semiformal y que logra niveles de empatía apropiados en trabajos en equipo, incluyendo un efecto memoria bueno que combina una alta intensidad aromática con las notas básicas de Boss Bottled. En lo nocturno el aroma presenta una mejora de estilo que se sustenta en el aroma original, sosteniendo el aspecto pulcro pero orientándose con más fuerza hacia un semiformal dinámico que permite incluir situaciones tipo pub en espacios contaminados y la asistencia a cenas y eventos protocolares, siendo incluso una opción de uso formal no maduro. En lo romántico el perfume retiene el centro característico del original que destacaba por una aproximación empática hacia el sexo opuesto y que es conocida hace años por un público fiel, agregando nuevas notas sutiles que crean curiosidad y una aire más elegante. Rango de edad entre 25 y 60 años.

Anaïs Anaïs Premier Délice

Esta fragancia del año 2014 es una nueva propuesta que deriva del primer perfume de la marca Cacharel, Anaïs Anaïs de 1978, manteniendo un concepto de aroma femenino, joven e inocente donde se adopta un nuevo enfoque gourmand más alegre basado en peras con cacao en remplazo de la mezcla flora de jardín. En envase usa la misma forma de botella cilíndrica de Anaïs Anaïs donde se actualiza el tapón a una forma esférica en plástico transparente , cambiando el color del vidrio, líquido y etiqueta hacia tonos rosados. En el sitio de Cacharel destacan que las notas principales del perfume son: bergamota, fresias, jazmín, cacao, peonías blancas, cedro, naranja, peras y ambroxán.

El partida el perfume tiene un inicio en frutales rojos cercanos a fresas y frutillas, sin ir hacia ácidos de frambuesas y dejando ver un complemento dulce de vainilla que se sostiene por los primeros 5 minutos sin grandes variaciones, incluyendo a partir de este punto una oscilación que incluye capas verdes ásperas tipo tallos de flores no amaderados que se mezclan con tibios de crema, tomando esta capa verde una forma de flor silvestre que se define de mejor manera a los 10 minutos en fresias por unas apariciones de alimonados discretos, agregando a los 15 minutos una nueva nota dulce próxima a peras de pulpa delicada no áspera al mezclarse con capas de musk que aportan un acabado jabonoso, llegando a los 20 minutos a un retorno de frutales rojos menos pronunciados que van por peonías con lichís. En fase media sobre los 30 minutos la fragancia vuelve a presentar el tono vegetal que sale del rango floral y se aproxima a almendras amaderadas con un dulzor que insinúa cáscaras de naranja seca, aumentando en la base un tibio de vainilla levemente cremoso que se mezcla con el vegetal de almendras retornando a una flor silvestre de jardín tipo geranio o jacinto a 1 hora de aplicado. A las 2 horas la fragancia mantiene el matiz vegetal silvestre que no alcanza a llegar a un nivel de flor de azahar o lirios del valle, compensándola con dulces de vainilla que crean apreciaciones de madreselva como en la versión original de Anaïs Anaïs pero que se orientan rápido hacia fresias y peonías rosadas, teniendo una baja de intensidad a las 3 horas que reduce a un mínimo la vainilla y las peonías dejando un punto azucarado tenue donde la veta vegetal se afina en un jazmín frío de baja profundidad, volviendo las fresias con peonías rosadas a las 4 horas con una tibieza extra que se distancia de la vainilla y se acerca a ámbar. Al pasar de las 6 horas el perfume se enfoca en una característica dulce qué va más allá de la vainilla y que está matizada por tonos frutales más compactos y neutros, sintiéndose un amaderado cálido próximo al aroma de un café con leche simple con pachulí apagado, aumentando el aporte de crema a las 9 horas en un formato limpio no cremoso ni asociado a gardenias que retorna a fresias solapadas por musk que reducen la presencia de maderas y vainilla, sintiéndose a las 12 horas una variante de las peras con un ámbar diluido. En fase final después de 24 horas la fragancia deja atrás las referencias a flores y frutas en favor de un cálido que tiene puntos similares a un confitado de pachulí apegado a un formato limpio que bordea un chocolate blanco y graso, pero que luego se define hacia un ámbar tostado con aires de madera próximo a granos de tonka.

La fragancia guarda poca relación con la versión original de Anaïs Anaïs, entendiéndose como una propuesta juvenil equivalente al estilo floral de finales de la década del setenta donde se cambia la profundidad de las flores de jardín inocentes por un frutal rojo que da paso a vainilla discreta con fresias ligeras, manteniéndose a nivel de diario en un rango primaveral y veraniego lejano a actividades deportivas. En oficina el aroma presenta un punto brillante inicial que luego se vuelve discreto, con un matiz general femenino de bajo impacto que privilegia una limpieza no intrusiva con un aire dentro de un marco cotidiano de espacios limpios, afectando el efecto memoria que tiende a bajo por una corta proyección de notas destacadas o particulares que se sostengan en el tiempo. A nivel nocturno el perfume requiere de altas dosis para destacar en su fase inicial que se siente más viva y joven, pasando luego a un estilo que tiene mejor potencial en el día que en la noche. En lo romántico varios de los tintes principales el perfume se sienten generales o cotidianos, nuevamente sin proponer una estructura más elaborada que saque provecho de una intención de conquista o proyección de sensualidad, entendiéndose como una fragancia relajada y limpia para disfrutar de manera personal. Rango de edad entre 15 y 60 años.

1 Million Cologne by Paco Rabanne

Esta fragancia del 2015 surge como una variante ligera de 1 Million del año 2008, reduciendo los acabados frutales intensos de la versión original en favor de un aire marino más veraniego y apegándose a un formato tipo colonia de menor potencia aromática. El envase sigue el mismo perfil de botella de 1 Million, que representa un lingote de oro, eliminando la placa plástica dorada frontal y permitiendo ver en la parte inferior una botella de vidrio transparente, con el tono del frasco siendo más cercano a naranja que a dorado. En el sitio de Paco Rabanne destacan a grandes rasgos que las notas principales son: acordes marinos, cítricos, cuero y pachulí.

En partida la fragancia muestra un aspecto alimonado y fresco, sin referencias directas a la versión original de 1 Million, incluyendo aportes dulces que siguen dentro de un matiz alimonado no ácido que apuntan a cáscaras de naranja y en particular de mandarinas por un marco dulce discreto, con las cáscaras de cítricos tomando matices de la sección interna más áspera que contiene referencias no del todo directas a jengibre, precisando este último punto a los 10 minutos hacia una nuez moscada más notoria pero breve que termina siendo absorbido a los 15 minutos por aires de nerolí y lirios de valle polvosos, con apariciones esporádicas de jengibre asociado a cáscaras de mandarina a los 20 minutos. En fase media a los 30 minutos el aroma se vuelve más vivo y centrado de manera casi exclusiva en cáscaras de naranja y mandarina que contienen un punto amargo mínimo que se aleja de los tintes terrosos del jengibre, con brotes picantes tipo gas carbónico que comienzan a dar indicios de frutos rojos de aspecto maduro que no llegan al nivel de 1 Million, deteniéndose en una naranja roja ácida próxima a pomelo rosado y luego volviendo a reflotar el amargo de interior de cáscara de mandarina que incluye tonos tipo chicle de frutales rojos secundarios que se confunden con una mandarina concentrada, llegando a 1 hora con un aire más floral que está alineado con las mandarinas y que va por rosas y fresias suaves con vainilla y tallos al jengibre en un estilo de aromatizante de hogar o aromaterapia. A las 2 horas la fragancia se siente más suave, sosteniendo un aporte importante de mandarinas pero confundiéndose con mezclas de lirios del valle y flor de azahar donde una porción de frutales rojos se asocia con vainilla y picores especiados bajos menores a jengibre dando una impresión de una variante diluida y fresca de un producto de Lush, teniendo un alza del grupo especiado a las 3 horas con tintes más intensos que se apegan a jengibre y repiten la idea de puntos silvestres de Lush en extractos de limón al ámbar, gradualmente bajando en intensidad hacia una base verde tibia que reduce los alimonados a lirios del valle a las 4 horas. Sobre las 6 horas la fragancia incrementa el aporte de lirios del valle dejando una sensación tibia y polvosa con menos características alimonadas que rozan un carácter femenino al mezclarse con vainilla, desarrollando vetas verdes ligeras que demoran en ascender y lentamente retoman la idea de ámbar con limón de flor de azahar con un jengibre apagado, pasando a las 9 horas a una vainilla atalcada y dulce de aspecto unisex femenino que contiene jabonosos más florales tipo jazmín con flor de azahar, volviendo a sentirse a las 12 horas la idea de esencias verdes cálidas de Lush que provienen del tono plástico de la flor de azahar. En fase final a las 24 horas la fragancia baja en intensidad y proyección apegándose a un enfoque de musk que deriva de aportes de flor de azahar y lirios del valle que contienen un matiz de bergamota como una reducción de la mandarina, colocando en la base especiados mínimos e imprecisos donde el picor se confunde con cáscara de pomelo.

La fragancia se distancia de la versión original de 1 Million, caracterizada por tonos rojos potentes y propuesto como un aroma nocturno de fiestas, con la versión Cologne siguiendo un perfil de agua de cítricos que es complementada por especiados suaves y que hacia el final remata en grupos florales que bordean lo femenino, privilegiando a nivel de diario un uso de épocas veraniegas que en su primera mitad entrega una frescura funcional para actividades deportivas asociadas a transpiración. En oficina el perfume asume un perfil empático y grato de usar en equipos de trabajo que nuevamente difiere del carácter intrusivo de 1 Million, teniendo como consecuencia el lograr un efecto memoria que ronda lo mediano debido a una estela aromática mesurada y notas de mandarina que se confunden con aromatizantes o porciones de perfumes frescos de verano. En lo nocturno la potencia del perfume limita su uso en espacios contaminados, quedando relegado a actividades dinámicas informales al sentirse simple en el extremo formal y semiformal, dando también la idea de ser una fragancia de diario usada de manera tardía. A nivel romántico la fragancia presenta momentos cítricos punzantes esporádicos que se combinan con florales que suavizan el aroma, entendiéndose como una combinación aromática para disfrutar de manera personal más que para forzarla con intenciones de conquista.Rango de edad entre 20 y 60 años.

Ilía by Natura

Esta fragancia del año 2015, de la marca de cosméticos brasileña Natura, toma como inspiración la alegría y feminidad que caracteriza a la mujer latina siguiendo un perfil delicado con fondo sensual que tiene un inicio floral que caracteriza a la marca pero apegándose con el tiempo hacia líneas florales con vainilla más cálidas y tibias, dando la idea de ser un lanzamiento preferente para América Latina al no figurar en el sitio de Natura con sede en Brasil. El envase consiste en un cubo de vidrio transparente que posee una base curvada en sus caras laterales, repitiendo esta curvatura en el tapón pero considerando la cara frontal y posterior, con el líquido y el tapón apegándose a una tonalidad rosada. En los sitios latinos de Natura señalan en los textos descriptivos que las notas básicas del perfume son: frutas, flores, jazmín y vainilla.

En partida la fragancia muestra un tinte principal de frutos rojos brillantes pero combinados entre sí sin mostrar mucha independencia, con ideas de grosellas rojas levemente ácidas que no llegan a frambuesas y que a los 5 minutos incluyen un aire alimonado verde lejano a un limón y más próximo a una flor de azahar, volviendo a los 10 minutos a la línea principal de grosellas rojas con un aumento de la acidez que crea una impresión de naranjas rojas como en Amor Amor de Cacharel pero pasando pronto a magnolias con vainilla apagada, cambiando a 20 minutos los frutales por peonías. En fase media a 30 minutos el perfume maneja líneas paralelas de peonía frutal con vainilla, volviendo a presentar el alimonado combinado con magnolias con un cuerpo cremoso que queda a medio camino de una gardenia, resaltando mandarinas de la veta central de naranja roja, llegando a 1 hora con un acabado cremoso cítrico ácido a la magnolia con un dejo de madera de tallos de flores. En fase media a las 2 horas el perfume se siente más delicado, cambiando los frutales por crema floral de vainilla con gardenias y un ácido de magnolias que repite un punto oscilante de Amor Amor de Cacharel, inclinándose a maderas suaves que acompañan una reducción de la intensidad del perfume que se hace más notoria a las 3 horas, dominando una gardenia que tiende a musk por ligereza y con ácidos ligeros que se alejan de la magnolia en favor de neutros de fresias, sintiéndose al fondo una aproximación a pachulí dulce todavía incipiente, sosteniendo a las 4 horas la capa de crema pero con un aspecto ácido que vuelve a magnolia con grosellas rojas ácidas. Sobre las 6 horas el perfume retoma la líneas alimonadas iniciales de manera breve y uniéndose a la gardenia, incluyendo referencias a magnolia y duraznos con vainilla, favoreciendo a las 9 horas un dominio mayor de la vainilla que equipara la magnolia y reduce la potencia del perfume, llegando a las 12 horas a un estilo similar al de Amor Amor pero más dulce y tibio. En fase final a las 24 horas la fragancia mantiene el centro de frutos rojos de mediana acidez acompañados de una vainilla que se siente mucho más densa y dominante con una aproximación a resinas, dando brillos que por momentos recuerdan el tono central de Allure de Chanel en versión Eau de Toilette.

La fragancia guarda algunos puntos comunes con otros perfumes de la marca Natura, como Una del 2012 con el cual coincide en una estructura frutal dulce y ácida a la vez, distinguiéndose en una mayor proporción de vainilla ligera y reducciones de intensidad, apegándose a un uso de diario primaveral y veraniego con una imagen alegre pero más calmada a la vez que restringe parcialmente un uso deportivo. En oficina la fragancia lentamente se apega a un estilo correcto en la línea tibia de la vainilla, con el inicio frutal apelando a un estilo alegre y optimista que apunta a interacciones con colegas con una imagen medianamente pulcra, con un efecto memoria mediano debido a la potencia mesurada del perfume. En el caso nocturno el aroma tiende a apegarse a situaciones de espacios limpios entre lo informal y lo semiformal, sosteniéndose en fiestas juveniles pero teniendo más soltura de movimiento en reuniones con amigos y cenas, faltándole potencia para destacar en el extremo formal. A nivel romántico el perfume saca provecho de su proyección acotada para destacar la tibieza de la piel, consiguiendo una buena impresión sensual discreta que funciona a corta distancia. Rango de edad entre 20 y 60 años.