Realiza una Búsqueda

Halloween Man Shot by Jesús del Pozo

Esta fragancia de mediados del 2016 corresponde a una edición limitada que deriva de Halloween Man del 2012, apareciendo en compañía de una edición femenina y ambos siguiendo una temática nocturna donde la palabra Shot hace referencia a un juego de pool o billar desafiante entre un hombre y una mujer que juegan a ver quién es el ganador en un juego de seducción. El envase mantiene la forma de botella planteada por Halloween Man y que ha sido usada en ediciones posteriores como Rock On y Tattoo, consistente en un cilindro de vidrio con un borde superior de plástico que lleva grabada la palabra "Halloween" y sobre el cual va el spray, con el vidrio teniendo una tonalidad oscura casi negra y con la parte superior teniendo un acabado dorado brillante. En el sitio de Halloween Perfumes, dedicado a la línea de perfumes Halloween, destacan las siguientes notas básicas: salvia, cuero y liquidámbar.

En partida la fragancia presenta notas iniciales de violetas que incluyen un dejo de iris sobre un frescor acuático en desarrollo de limón, elevando a los 5 minutos las vetas verdes y mezclándolas con fondos de resina que se acercan a extractos de pimienta no picante, sumando a 10 minutos una nota de granos de tonka que se mezcla con un fondo de cuero ligero, teniendo el grano de tonka un incremento a los 15 minutos que lo deja como nota central, abriéndose a 20 minutos la base verde hacia ásperos de vetiver. En fase media a los 30 minutos el perfume sostiene una nota central de tonka de aspecto más turbio al mezclarse con aportes de violetas, teniendo el aroma desvíos hacia lavanda con regaliz y ámbar gris, manteniendo un desarrollo sobre granos de tonka donde las violetas se vuelven más polvosas y opacas sosteniendo la línea de lavanda y ampliándose a ámbar gris a 1 hora de aplicado, con parte de la nota de cuero siendo absorbida por resinas amaderadas al licor. A las 2 horas la fragancia incluye matices más amargos que pasan por cáscara de pomelo mezclada con un polvoso de cuero, sin alcanzar a llegar al nivel de un verde de salvia, persistiendo en paralelo un atalcado de violetas e iris más oscuro que incluyen un punto fresco de jazmín frío de perfumería masculina, con parte de la cáscara de pomelo proyectando tonos de naranja amarga, volviendo a las 3 horas un grano de tonka más licoroso y con trazas de acabado polvoso debido al aporte de mezclas de iris y cuero ligero que va a la baja con apariciones de naranja amarga en cáscara, aligerándose el aroma a las 4 horas con un desvío de las violetas hacia lavanda conservando una base más notoria de tonka al licor. Sobre las 6 horas el perfume vuelve a un matiz licoroso más amargo con influencia restringida de salvia que muestra una mayor cercanía con ámbar gris y cuero al pachulí, reapareciendo en el fondo un iris polvoso y con el grano de tonka aproximándose a vainilla, creando una versión más alimonada y licorosa de Dior Homme, surgiendo ocasionalmente a las 9 horas vetas verdes alimonadas que potencian el aporte de violetas y rebajan la impresión de licor del grano de tonka, inclinándose incluso a tonos de jazmín de perfumería masculina junto con vestigios de salvia y pomelo, pasando a las 12 horas a un aroma de iris más ligero y a la vez más volátil que va acompañado de tonos de cáscara de naranja y regaliz. En fase final a las 24 horas de aplicado la fragancia vuelve a aportar puntos controlados de salvia amarga sobre una base de granos de tonka tibios, colocando una base atalcada que concentra iris con violetas.

La fragancia usa una combinación de salvia con tintes de violetas e iris al regaliz que trae recuerdos de otras propuestas de perfumería masculina como Dior Homme y Lolita Lempicka Au Masculin, coincidiendo también en estas notas con otras fragancias más sencillas que se han apegado a esta tendencia y apuntan al segmento de desodorantes, calzando a nivel de diario como un atemporal de verano e invierno qué acepta actividades deportivas mesuradas con bajas aplicaciones. En oficina el perfume se hace notar en pasillos y en conversaciones con colegas siguiendo un perfil más bien personal e independiente que autoritario dentro de un segmento informal, logrando un efecto memoria bueno por una veta central de desarrollo lineal y una buena potencia a nivel ambiental. En la nocturno el perfume se muestra más extrovertido admitiendo sobreaplicaciones para destacar en ambientes contaminados como fiestas, llamando la atención en el segmento adolescente y actuando con más soltura bajo un vestuario pulcro dentro de lo informal en salida con amigos a pubs, llegando a niveles que pueden entenderse como intrusivos en ocasiones semiformales protocolares o de espacios íntimos, faltándole complejidad en el caso formal. A nivel romántico el aroma llama la atención en un público joven por las notas de violetas y el marco de licor combinando una base floral clásica con elementos llamativos más modernos, pero apegado a intenciones de conquistas a distancia en espacio contaminados como fiestas más que como un aroma de salidas con pareja conocida. Rango de edad entre 20 y 60 años.